60 DÍAS DE PRUEBA
Hasta terminar la semana de FlexiSpot
GARANTÍA HASTA 10 AÑOS

Tipos de sofá para una habitación grande o pequeña

07 febrero, 2022

Todos estamos acostumbrados a ver un sofá en una salón, habitación y cuarto. Por lo general los identificamos como muebles de dos o tres plazas. Se utilizan para descansar, ver televisión, leer un libro, jugar videojuegos, conversar o simplemente como decoración. Sin embargo, existen tipos de sofá diferentes y cada uno de ellos tienen características únicas.

En esta breve reseña te explicaremos cuáles tipos de sofá existen, cómo se compone cada uno de ellos y cuáles son sus tipos de usos.

Sofá tradicional

Se trata de modelo de sofá más común. Es un sillón de dos a tres plazas que se utiliza para las razones que hemos explicado previamente: sentarse, ver televisión, reuniones, etc. Por lo general tienen una contextura acolchada, reposabrazos y, en ciertos casos, cojines y almohadas. Se usan en ambientes domésticos y áreas comunes.

Dichos sofás no tienen diseños demasiado llamativos. Son sobrios, sus construcciones son sencillas y sirven para vestir cualquier tipo de habitación. Durante los años, los sofás tradicionales han cambiado poco en su composición.

 

Sofá tipo cama

Otro modelo que ha tenido gran recepción durante los años. En apariencia funcionan como un sofá tradicional. Su función principal es exactamente la misma. Visualmente se presentan como sofás para uso doméstico sin mayores variaciones. Pero, lo interesante es que tienen un mecanismo que los vuelve también una cama.

Ellos pueden ser modificados para que su construcción cambie y se vuelvan una cama de una o dos plazas. La mayoría de los sofás cama integran un colchón delgado y plegable para que se pueda usar a gusto de cada quien.

Algunos sofá-camas más viejos tienen un compartimiento, a modo de gaveta, que permite sacar una cama pequeña desde la parte inferior. Sin embargo, esto le reduce calidad estética. Por ello, muchos diseñadores prefieren el diseño de colchón delgado escondido y plegable.

Sofá tipo chester

Suelen ser muy parecidos a los sofás tradicionales. La diferencia radica en que su construcción es casi artesanal. Su diseño se reconoce por tener incrustaciones de botones a lo largo de todo su diseño en un orden organizado y homogéneo. Suelen ser muebles de culto para casas y oficinas con toques antiguos.

Este tipo de sofá suele tener un precio elevado ya que su diseño tiene un trabajo manual importante y su presentación tiene acabados demasiado precisos.

Sofá cama tipo futón

Un futón es un tipo de mueble de origen japonés. Básicamente, se trata de un colchón muy delgado que se coloca en el piso a modo de cama. Estos diseños han ganado muchísima popularidad internacional, pero no precisamente como camas.

En la creación de muebles más contemporáneos se presentan diseños de sofá cama tipo futón. ¿En qué consisten? Se trata de muebles bastante sencillos, generalmente sin reposabrazos y de dimensiones pequeñas. Por supuesto, el centro del atractivo de estos muebles es que su acolchado está hecho con la contextura de un futón.

Son muebles bastante cómodos, suaves al tacto y perfectos tanto para dormir como sentarse. Asimismo, en su modelo de sofá cama, se pueden plegar tal como un sofá-cama común. En pocas palabras, es un mueble versátil y práctico para diferentes tipos de usos.

Chaise longue

Estos muebles son conocidos por ser diseños alargados. Se trata de un sofá grande que sirve para diferentes funciones. Muchos estudios, empresas o salones con mucho espacio los incluyen.

Se trata de muebles que tienen muchas plazas (unas cuatro o cinco), perfectos para eventos o familias numerosas. También, en esta categoría entran ciertos tipos de divanes, los cuales son muebles para una sola persona, pero con un asiento alargado.

Sofás y muebles modernos

Existen tipos de sofás modernos, aunque este es un concepto sumamente amplio y difícil de definir. Por moderno se entiende todo tipo de mueble que tiene diseños ergonómicos, generalmente minimalistas y con acabados de diseñadores profesionales.

En el caso concreto de los sofás modernos, ¿cómo se reconoce un mueble con esta categoría? Es fácil. Primeramente, se trata de diseño con una apariencia apacible y sencilla. Consisten en sofás para vestir ambientes interiores. Los materiales que los componen son de excelente calidad y se ajustan a mobiliarios igualmente modernos y rupturistas.

Entre otros aspectos que los hacen sumamente interesantes están los nuevos diseños que incluyen. Por ejemplo, muebles en forma de L (parecidos a los chaise longue), con reposa pies en lugar de reposabrazos y muebles en forma oblicua. Incluso, han surgido muebles de salón con más de cuatro plazas que ocupan casi la totalidad de una habitación.

Otros tipos de sofá

Existen muchísimos tipos de sofá. Por ejemplo, podríamos mencionar sillones de descanso, los cuales son muy comunes. También, son muy populares los pufs, se caracterizan por ser muebles pequeños para relajación.

También están los divanes, que tienen un diseño rígido y sirven exclusivamente para una sola persona. Estos son perfectos para estudios y consultorios.

Igualmente, existen otros tipos de sofá como los pufs modulares y los divanes reversibles. Se trata de muebles con una apariencia rupturista y con un diseño cambiante y modificable.