60 DÍAS DE PRUEBA
Hasta terminar la semana de FlexiSpot
GARANTÍA HASTA 10 AÑOS

Teletrabajo y el COVID. Crear un espacio laboral en casa

11 febrero, 2022

Desde el 2020 el mundo enteró tuvo que modificar su forma de vivir. El teletrabajo es una de esas consecuencias. Se trata de trabajo a distancia en un formato online. Personas de todo el mundo utilizan un ordenador o equipos móviles para trabajar desde casa mientras aún siguen en ropa para dormir.

Por supuesto, esta modalidad de trabajo tiene un impacto tanto en nuestro estilo de vida como la apariencia de nuestro hogar. A continuación, hablaremos de qué es el teletrabajo, qué tipos existen y qué impacto tiene este formato de trabajo en el diseño de hogares.

¿Qué es el teletrabajo?

El teletrabajo es, en pocas palabras, trabajo a distancia. Consiste en una modalidad de trabajo donde las personas se conectan de forma remota para cumplir roles profesionales que pueden ser completados a través de algún dispositivo electrónico.

Este trabajador no necesita asistir de manera presencial a su espacio de trabajo porque algunas (o todas) sus responsabilidades pueden cumplirse a distancia.

El teletrabajo online implica, también, contar con una serie de equipos básicos para un rol de trabajo. Por ejemplo, tener con un ordenador, un dispositivo que realice video llamadas, conexión a internet estable y un mobiliario que le permita trabajar cómodamente.

Se ha popularizado esta modalidad de trabajo a raíz de la pandemia COVID-19. De modo que se evite un gran número de contagios, se exhorta a que los trabajadores cumplan sus funciones en casa.

Sin embargo, en algunos países y empresas, estas prácticas ya se daban antes de la pandemia. En países como Estados Unidos existía el home office. Básicamente, se otorgaba uno o dos días a la semana para que el trabajador cumpliera sus funciones en el ámbito doméstico. Se pensaron estas estrategias para estimular la motivación del empleado y aumentar la productividad.

Tipos de teletrabajo

Igualmente, existen distintos tipos de trabajos a distancia y empleo remoto desde casa. Se pueden clasificar entre los siguientes:

  • Teletrabajo: es un tipo de trabajo que se hace completamente a domicilio. También pueden existir otras modalidades híbridas, donde el trabajador atienda a la oficina una vez a la semana y la otra trabaje desde casa.
  • Home office: es otra modalidad de trabajo a distancia. A diferencia de la primera que puede existir un trabajo enteramente remoto, este funciona como recompensa o motivante laboral. Solo ocurre un par de días a la semana.
  • Trabajo en telecentro: son trabajos donde hay que concurrir a un espacio de trabajo, pero no a las oficinas centrales de una empresa. Incluso, se puede hacer completamente desde casa siempre que se cuente con los equipos de trabajo necesarios.
  • Trabajo móvil: otra modalidad híbrida donde algunas tareas se realizan presencialmente en una oficina y otras desde casa.
  • Freelance: es otro tipo de trabajo remoto. El trabajador decide dónde trabajar y cómo hacerlo. La diferencia radica en que este trabajador no está contratado por ninguna empresa. Puede realizar tareas técnicas en un ordenador o trabajar en otros tipos de áreas productivas.

¿Cómo organizar tu vida con el teletrabajo?

Uno de los grandes problemas que ha suscitado el teletrabajo es cómo balancear la vida profesional-laboral y la vida personal-doméstica.

Al llevar el trabajo a casa nos permite estar a gusto con nuestros seres queridos. Pero, en muchos casos, crea desbalances entre el trabajo y la vida personal. Por tanto, es importante organizar nuestras jornadas laborales y, al mismo tiempo, acondicionar nuestro sector de trabajo.

Primeramente, debemos tener un horario. Si en las empresas donde trabajamos respetan el mismo horario de oficina, no habrá mayores inconvenientes. Sin embargo, si trabajamos por objetivos y cumplimiento de tareas, algunas veces se torna complicado crear orden y disciplina en nuestras responsabilidades laborales.

Otro consejo es tener un espacio de trabajo separado de la casa. Si cuentas con el espacio suficiente, prepara una esquina de tu casa, una habitación o un sector en específico como área de trabajo. Esto te ayudará a diferenciar qué es estrictamente laboral y qué corresponde a tu vida en casa.

¿Cómo acondicionar tu casa con teletrabajo?

Adicionalmente, te ofrecemos algunos consejos útiles que te pueden ayudar a amueblar tu casa de la mejor manera para realizar teletrabajo:

  • Compra muebles ergonómicos para trabajar: esto es lo primero que debes hacer. Adquiere unos muebles, escritorio y silla ergonómicos. Ellos harán las jornadas laborales más placenteras y cómodas.
  • Incluye buena iluminación en tu área de trabajo: el área de trabajo debe estar bien iluminada, ya sea con una ventana o con una lámpara. Así, sufrirás de menor cansancio y menos desgaste de la vista.
  • Crea un espacio único para trabajar: no trabajes en la sala del comedor, en la cocina ni tu habitación personal. Si cuentas con el espacio suficiente, habilita un lugar (así sea pequeño) para trabajar.
  • No mezcles las áreas comunes del hogar con el trabajo: este punto se conecta con el anterior. No dejes archivos, documentos, instrumentos de trabajo en áreas donde conviven otros miembros de tu familia o donde tú descansas. De lo contrario, nunca te desconectarás del trabajo.

Consideraciones finales sobre el teletrabajo y tu hogar

El teletrabajo en tiempos de pandemia ha implicado que, todos, en mayor o menor medida, modifiquen la forma como trabajan y conviven en el hogar. A casi todos les ha ocurrido que algún miembro de su familia estudia de forma remota, hace teletrabajo o tiene un rol híbrido. El COVID-19, directa o indirectamente, ha afectado la forma como trabajamos y convivimos con otros.

El teletrabajo en pandemia no debe ser algo necesariamente negativo. Podemos sacar provecho de esta modalidad de jornada laboral. Nos permite pasar más tiempo en casa, desgastar menos el cuerpo e, incluso, ahorrar dinero.

Por tanto, recomendamos adquirir el mobiliario adecuado para el trabajo online o a distancia. Compra un escritorio profesional y ergonómico. Incorpora una que se ajuste a tu cuerpo y no te agote. También, incluye algunas decoraciones como cuadros, retratos o lámparas para hacer de tu jornada una experiencia más placentera. Sí se puede hacer teletrabajo en tiempos de pandemia de forma cómoda y gratificante.