60 DÍAS DE PRUEBA
Hasta terminar la semana de FlexiSpot
GARANTÍA HASTA 10 AÑOS

Qué es una silla de confidente y qué considerar al elegir una

13 junio, 2023

En FlexiSpot hemos hablado largo y tendido acerca de las sillas ergonómicas para que estés cómodo en tu día a día en el trabajo. Como sabes, en nuestro catálogo disponemos de un sinfín de opciones para que encuentres la apropiada para tus necesidades. En el artículo de hoy, queremos hablarte de un mueble menos común, aunque igualmente importante como es la silla de confidente. Te contamos qué es y cómo elegir la mejor para tu oficina.

Qué es una silla de confidente

En una oficina debe haber varios tipos de sillas, incluso si trabajas tú solo en un despacho. Por un lado, la tuya, aquella que usarás para sentarte frente al ordenador, para rellenar documentos e informes, para responder llamadas, etc. En definitiva, tu silla de oficina. Pero también es importante que dispongas de una (o varias) silla de confidente, especialmente si recibes a veces visitas de proveedores, de clientes…

Seguro que ya sabes por dónde vamos. Las sillas de confidente son precisamente eso, los asientos en los que recibirás a tus visitas, sean del tipo que sean. En el caso de que tengas un despacho con una única sala, normalmente se disponen al otro lado de tu mesa para que los visitantes se sienten justo enfrente de ti. Si tu local o espacio de trabajo cuenta con una sala adicional, sala de espera o similar, habrá sillas de confidente en dicha sala, pero también en tu despacho para que se sienten cuando les hagas pasar.

Tipos de silla de confidente

Hay muchos estilos de sillas de confidente, pero no hay una regla marcada de cuál es la mejor. Hay quienes las eligen en función de su ergonomía, pero también hay quienes priorizan la estética, dado que en la mayor parte de los casos los clientes o visitas no estarán sentados mucho rato.

Por ejemplo, encontramos sillas de confidente minimalistas, pero también otros modelos más sofisticados, como aquellos que tienen reposabrazos y asiento de piel. Entre los materiales más populares, encontramos el plástico (esta sería la opción más económica), pero también hay sillas de confidente con respaldo de tela y de cuero. La estructura suele ser de aluminio u otro material metálico que garantice una óptima resistencia y robustez del conjunto.

Existen sillas de confidente acolchadas y otras de diseño escandinavo con patas de madera. Decide si prefieres un modelo con reposabrazos o sin ellos. También hay sillas para visitantes con respaldo de malla que puede recordar en cierto modo a las sillas de oficina. Hay modelos tapizados y también sillas giratorias para asegurar al visitante la máxima movilidad durante vuestra reunión.

En lo que respecta a los colores y diseños, el abanico de posibilidades es amplio. Siempre puedes optar por los tradicionales negro, blanco o gris o preferir una silla de confidente que aporte una nota de color a tu oficina.

Cómo elegir una silla de confidente

Después de adquirir tu silla de oficina, escritorio y demás mobiliario indispensable, toca pensar en los asientos para las visitas. A continuación, te ofrecemos una serie de aspectos a considerar para elegir una silla de confidente con acierto.

1. Presupuesto

Lo primero en lo que debes fijarte es, cómo no, en el presupuesto de que dispones. Realiza los cálculos convenientes y decide si vas a adquirir una, dos o más sillas de confidente, en función de tus necesidades.

3. Estilo

Para escoger una silla de confidente, es importante que tengas en cuenta el estilo de tu oficina. Hay modelos minimalistas, vanguardistas, de estilo nórdico, sencillos, de diseño, apilables, tapizados, etc. Decide qué estilo encaja mejor con lo que estás buscando, así como el material del asiento y respaldo.

4. Color

Al hilo de lo anterior, es esencial que consideres el color que buscas para tu silla para visitas. Si deseas algo sencillo, no te resultará difícil encontrar un modelo adecuado. Si estás buscando un color o estampado vivo, entonces, deberás examinar bien todas las opciones disponibles en el mercado.

5. Con reposabrazos o no

Los reposabrazos añaden confort a cualquier silla. Y si estos son acolchados o están hechos en algún material mullido, mucho más. Eso sí, debes saber que es un elemento que puede encarecer el precio final.

6. Apilables o no

En el caso de que no dispongas de mucho espacio en tu despacho, puede convenirte optar por sillas de confidente apilables. De este modo, solo tendrás que usarlas cuando venga una visita, sin tenerlas siempre por medio.

7. Extras

Si tu presupuesto te lo permite, puedes escoger un modelo con tapicería resistente al fuego, una característica que puede ser muy interesante. También hay sillas giratorias y con ruedas.

¿Necesitas una silla de confidente para tu oficina? Ten en cuenta estos tips para una elección acertada.