60 DÍAS DE PRUEBA
10% Dto en Todo: BD10
GARANTÍA HASTA 10 AÑOS

Mejores infusiones para dormir bien

09 agosto, 2022

Por muy cansados que nos encontremos al final del día, es posible que el estrés o las preocupaciones afecten a nuestro sueño y tengamos dificultades para conciliarlo, ya que al meternos en la cama damos rienda suelta a nuestros pensamientos, y, si estos son negativos, pueden impedir la relajación necesaria para tener un descanso de calidad.

Estas dificultades se pueden solventar con algún entrenamiento, con una cama y un colchón adecuadas y con diferentes técnicas de relajación.

Además de este tipo de herramientas, podemos apoyarnos en el consumo de alguna infusión natural, que podemos encontrar en cualquier herbolario, y son una buena solución para mejorar el descanso nocturno. 

Este tipo de infusiones disponen de características sedantes y calmantes que ayudan a conciliar el sueño. Son remedios naturales presentes en la vida de los seres humanos a lo largo de su historia. Al ser simplemente agua caliente con hierbas y plantas, se trata de un remedio totalmente sano y natural, que es preferible antes de tener que recurrir a un tratamiento farmacológico.

Vamos a conocer algunas de ellas.

Tila

Es una de las infusiones más conocidas y populares que se utiliza sobre todo por sus propiedades relajantes, que ayudan a disminuir los niveles de estrés y ansiedad. Por dichas propiedades también puede servir para combatir el insomnio.

Otras de sus muchas propiedades son diuréticas, depurativas, analgésicas y antiinflamatorias.

Lavanda

La lavanda es una planta que actúa como ansiolítico natural, ya que tiene propiedades sedantes. Además, es una gran opción para mejorar la digestión, y evitar problemas gastrointestinales como cólicos o hinchazón intestinal. Por tanto, si somos propensos a tener cualquier tipo de problema de salud relacionado con el aparato digestivo, al consumir lavanda y aliviar sus síntomas, podremos dormir mucho mejor.

Manzanilla

La manzanilla es un remedio habitual que se suele tener en los hogares para aliviar dolores estomacales, fortalecer nuestro sistema inmunológico ante virus como resfriados y gripes y para disminuir los dolores relacionados con la menstruación. Además de ayudarnos a descansar aliviando estos síntomas, la manzanilla o camomila también tiene una acción sedante.

Valeriana

La valeriana, por sus propiedades sedantes, gracias al lúpulo que contiene, está indicada especialmente para personas que sufran de ansiedad o de dificultades para dormir que tengan un origen nervioso.

Toronjil

Esta planta, más conocida como melissa, favorece la conciliación del sueño profundo. Tiene un característico aroma cítrico y se suele utilizar en aromaterapia por sus propiedades calmantes.

Menta

La menta es una planta con propiedades sedantes y antiinflamatorias que se consume bastante por su sabor suave, y porque ayuda a relajar el cuerpo e inducir el sueño.

Magnolia

La magnolia, a pesar de no ser muy conocida, tiene grandes propiedades, tanto capacidad para ayudar a perder peso, como poder antiinflamatorio y antitérmico. Se suele usar para tratar situaciones de estrés, ansiedad y depresión, por lo que puede contribuir a mejorar el sueño.

Espino blanco

Esta infusión se utiliza principalmente para regular la tensión arterial, aunque, como también favorece la relajación y ayuda a conciliar el sueño, se utiliza para combatir el insomnio.

Passiflora

Esta planta es originaria de México. Tiene propiedades ansiolíticas y tranquilizantes, por lo que se utiliza para calmarse en momentos de irritabilidad, estrés, intranquilidad e inquietud, así que también puede ayudar a conciliar el sueño.

Amapola de California

Se trata de una planta muy beneficiosa para mejorar la calidad del sueño tanto en su fase de conciliación como en la de sueño profundo, sirviendo también como un ansiolítico para reducir el estrés y el nerviosismo.

Cómo preparar una infusión

Todas las infusiones se preparan de una forma similar muy fácil.

Primero, hay que poner agua a calentar, unos 250 milímetros, que corresponden a la capacidad de un vaso o taza, y esperar a que el agua hierva. Una vez lista el agua, hay que agregar, frescas o secas, las plantas o hierbas que quieras consumir.

Después, mantenlas en el fuego durante unos diez minutos. Luego deja reposar y listo. Puedes añadir un poco de miel, azúcar o leche para endulzar la infusión.

Se recomienda consumirlas poco tiempo antes de irse a la cama y a pequeños sorbos.

Inconvenientes del consumo de infusiones

Aunque las infusiones sean remedios naturales, esto no significa que no pueda tener algún riesgo su consumo o efecto no deseado.

Debes consultar a tu médico antes de tomar una infusión si te encuentras en alguna condición especial, por ejemplo, si estás embarazada, si sufres alguna enfermedad o trastorno crónicos, si tienes alguna alergia o si estás siguiendo un tratamiento farmacológico.

Por último, recuerda que, aunque algunas sustancias activas de las plantas pueden favorecer la relajación y ayudar a dormir, no son medicamentos ni curas definitivas, por lo que si tienes algún trastorno del sueño, debes buscar otro tipo de ayuda, aunque las utilices como remedio temporal.