60 DÍAS DE PRUEBA
VIVA ESPAÑA 10%DTO EN TODO: ES2024
GARANTÍA HASTA 10 AÑOS

Los 8 errores más comunes al decorar un despacho

07 junio, 2023

Llegó el momento que estabas esperando durante tanto tiempo. Por fin disponer de un despacho propio se ha convertido en realidad. Si trabajas en remoto, sin duda, es un escenario que tarde o temprano tendrás que considerar. Se acabó lo de trabajar en la mesa de la cocina, pues lo cierto es que necesitas un espacio propio y más profesional para afrontar tus obligaciones laborales en el día a día. Si ya has conseguido un despacho, llegó la hora de adecentarlo a tu gusto. Eso sí, intenta evitar estos 8 errores comunes al decorar una oficina. Te contamos cuáles son y también te proponemos cómo solventarlos.

En tu despacho vas a pasar varias horas al día y, además, previsiblemente en ocasiones tendrás visitas de clientes, proveedores, etc. Esto significa que, en primer lugar, necesitas un espacio cómodo que se adecue a tus necesidades del trabajo y, en segunda instancia, que sea un lugar estéticamente agradable y denote profesionalidad. Estos son los errores a evitar en la decoración.

1. No tener en cuenta la iluminación

Puedes tener la oficina de tus sueños delante de ti, pero si no recibe la suficiente luz natural, te aseguramos que se convertirá en la oficina de tus pesadillas. Lo ideal es que tu despacho reciba una adecuada luz solar, aunque, si no es así, debes saber cómo complementarla con una potente iluminación artificial.

2. Recargar tu oficina demasiado

Tu oficina no es un mausoleo, de ahí que no tenga demasiado sentido recargarla con demasiada decoración o muebles muy grandes. Echa mano de accesorios verdaderamente útiles como, por ejemplo, una cajonera de ruedas, que apenas ocupa espacio y puedes instalar debajo de tu escritorio, o un tablero perforado para la pared, que vendrá bien para colgar notas y pequeñas herramientas de trabajo. Recuerda: incluye solo muebles y accesorios que cumplan una función clara.

3. Elegir una silla solo por su estética

En el mercado encontrarás cientos de modelos de sillas de oficina que llaman la atención por su estética. Sin embargo, a la hora de la verdad puede que no sean demasiado cómodas. Ahora piensa que tienes que pasar sentado en tu silla en torno a ocho horas al día. ¿En serio no deberías priorizar el confort? Lo mejor de las sillas disponibles en FlexiSpot es que son ergonómicas y, en función del modelo, incluyen elementos como refuerzos lumbares, reposacabezas abatible, etc.

4. No disponer de espacio de almacenamiento

Otro de los errores que no deberías cometer al decorar tu despacho es no pensar en los espacios de almacenamiento. Y es que si no ¿dónde vas a guardar los documentos e informes, así como todos aquellos pequeños útiles de oficina que te servirán en tu día a día? Lo ideal, entonces, es disponer de accesorios tan funcionales como cajones, estantes, etc.

 

5. No tener en cuenta que los cables deben quedar ocultos

¡No querrás arruinar la decoración de tu despacho con decenas de cables sueltos a la vista! No es cuestión de estética, sino también de seguridad, pues corréis el riesgo tú o tus visitantes de que os enrolléis y os tropecéis con el cable de la impresora o del ordenador. Entonces, te sugerimos considerar adquirir un accesorio de gestión de cables, que evitará que estos queden a la vista.

6. No aportar tu toque personal

Seguro que en múltiples ocasiones has entrado en oficinas y, a pesar de ser estéticamente agradables, has pensado que les falta personalidad. No cometas el mismo error y asegúrate de que tu sello personal está impreso. Esto no quiere decir que recurras a la ostentación o a la decoración demasiado recargada, sino que te cerciores de que tu despacho es original a tu manera. Por ejemplo, puedes incluir tus colores corporativos como elementos diferenciadores.

7. Apostar todo al blanco

Es cierto que el blanco transmite paz y un ambiente relajado, lo que puede ser idóneo si buscas concentración y armonía en tu oficina. Aunque es el color más apropiado para estancias de pequeño tamaño, la realidad es que es poco original y no deja apenas espacio a la creatividad. Lo recomendable es que combines el blanco con otras tonalidades que contribuyan a favorecer la tranquilidad, como el verde o el azul.

8. No elegir la mesa de trabajo apropiada

Entre los errores más grandes que puedes cometer al decorar un despacho está equivocarte en la elección de tu escritorio. Hay mesas ciertamente bonitas, pero que quizás no ofrezcan la comodidad que necesitas. En todo caso, la regla general es que el espacio libre para las piernas sea por lo menos de 70-75 cm. Desde FlexiSpot, asimismo, te recomendamos sopesar la instalación de un escritorio elevable, por la versatilidad y confort que ofrecen.