60 DÍAS DE PRUEBA
VIVA ESPAÑA 10%DTO EN TODO: ES2024
GARANTÍA HASTA 10 AÑOS

¡Es primavera!: ritual para resetear cuerpo, mente y hogar

13 marzo, 2024

¿Estás preparado de verdad para dar la bienvenida a la primavera? Los cambios de estación son el momento perfecto para poner el contador a cero. Da la bienvenida a la temporada más alegre y fructífera del año con la mejor de las actitudes. Para empezar de cero y realizar esta “limpieza de primavera”, es conveniente resetear todos los aspectos que rodean nuestra existencia, lo que incluye el cuerpo, la mente y, por supuesto, el hogar. Sigue leyendo y te contamos cómo hacerlo.

Nuestro cuerpo, mente y hogar están conectados, es decir, son uno. Al hablar de organización y planificación en casa, por ejemplo, tiene mucho que ver con nuestra forma de pensar y nuestras emociones, pero también con cómo nuestro cuerpo se relaciona con el entorno. Por ello, te proponemos seguir unos sencillos pasos para sentirte mejor en casa, pero también para liberar tu mente y ponerla a punto para recibir la nueva estación.

1. Elabora un plan de acción

Para que todo salga perfecto, es importante que te sientes a reflexionar y diseñes un plan. Por ejemplo, deberás decidir qué quieres conseguir, qué estancias de tu casa precisan una mayor atención, etc. En cuanto tengas tu plan de acción hecho, ¡podrás ponerte manos a la obra!

2. Fuera lo que no necesitas

Lo primero es deshacerte de todo aquello que no vas a necesitar. En definitiva, de abordar el desorden. Empieza habitación por habitación y ten a mano una bolsa grande para ir echando la ropa, accesorios y objetos que ya no te hacen falta. Este ejercicio no solo despejará tu hogar de lo innecesario, sino, en cierto modo, también tu mente, pues es un acto de liberación.

3. Pon orden

Ahora que ya está fuera de casa todo lo que has decidido que no es importante para ti y para tu bienestar, es el momento de poner orden en lo que se queda contigo. De nuevo, ve poco a poco, habitación por habitación. ¡Seguro que hay armarios que hace mucho que no ordenas! ¿Hace cuánto no organizas la alacena o el armario bajo el fregadero? ¿Y aquel cajón lleno de papeles? No pospongas más ese momento y ponte en marcha. Te recomendamos tener cerca otra bolsa o caja porque quizás salgan más cosas que no necesitarás.

4. Prepara la limpieza

¿Hace cuánto que no llevas a cabo una limpieza profunda del hogar? ¿Recuerdas cuándo fue la última vez que limpiaste las ventanas o los estantes de la cocina? Esta fase se acerca, pero antes conviene que confecciones una lista de todos los productos que vas a necesitar. De este modo, ya no tendrás que comprar este tipo de útiles durante un tiempo.

5. ¡A limpiar!

Este paso del ritual puede sonar aburrido, pero te vas a dar cuenta de lo gratificante que es ver que tu casa reluce después de tanto tiempo. Ya no habrá ni una mota en el mueble del salón y podrás coger un libro de la estantería sin temor a mancharte de polvo. Por supuesto, la limpieza requiere tiempo para hacerse bien. Sobre todo teniendo en cuenta que quizás pasen meses hasta que vuelvas a efectuar una limpieza profunda.

6. Haz el cambio de armario

Suben las temperaturas, así que ya no te harán falta los jerséis de punto y las bufandas. Pon lavadoras y coloca en un espacio más accesible las prendas que vayas a utilizar a partir de ahora. Es posible que vuelvas a necesitar otra bolsa para deshacerte de prendas que ya no te vas a poner.

7. Lava todos los textiles

¡Renueva la atmósfera de tu hogar! Toca poner otra lavadora, pero esta vez para la funda del nórdico, de los cojines, manteles, cortinas, etc. Ahora que llega el buen tiempo, tiende fuera si tienes la oportunidad para que queden impecables.

8. Añade un toque de verde

Las flores son alegría para la mente y la casa. Situarlas en bonitos jarrones hará que tu hogar exhiba un toque primaveral muy interesante. ¡Di sí a un aire más fresco!

9. Aromatiza tu hogar

También puedes conseguir que tu hogar huela a primavera con aromatizadores. Tú decides qué formato prefieres. Por ejemplo, puedes hacerte con un difusor de aceites esenciales, unas barritas que se queman o un ambientador de enchufe de los de toda la vida. Lo importante es escoger un aroma primaveral: lavanda o jazmín son buenas ideas.

10. Cambia la decoración

¡Y llegó el último paso del ritual para resetear cuerpo, mente y hogar de cara a primavera! El cambio de estación es una buena oportunidad para cambiar ligeramente la decoración de tu hogar por una más fresca. Por ejemplo, puedes colgar cuadros más vivos, añadir fundas de cojín más alegres o renovar las alfombras por otras de tejidos más ligeros.

¡La primavera ya está aquí! Recíbela como se merece!