60 DÍAS DE PRUEBA
VIVA ESPAÑA 10%DTO EN TODO: ES2024
GARANTÍA HASTA 10 AÑOS

Descubre cómo una cama articulada es compatible con tu somier

18 octubre, 2022

En ocasiones, no queremos añadir muebles nuevos al hogar porque esto supondría deshacerse de los antiguos. Entendemos perfectamente este punto de vista, pues es posible que te apetezca renovar el mobiliario, pero sin desprenderte del anterior. Aunque siendo sinceros, ¿cómo vas a tener dos artículos que cumplen idéntica función? Si estás valorando la idea de adquirir una cama articulada, pero estás en este escenario que acabamos de describir, tenemos que darte una buena noticia. ¿Sabías que las camas articuladas disponibles en FlexiSpot son compatibles con tu somier? ¡Esto significa que no tendrás que desprenderte de él!

Empecemos por el principio. ¿Qué es una cama articulada? Las camas articuladas son aquellas que no son estáticas, sino que admiten diferentes inclinaciones. El ajuste del cabezal contempla desde 0 a 60º, lo que significa que no solo puedes disfrutar de una posición 100 % horizontal como en el caso de una cama tradicional, sino también de una posición semitumbada, ligeramente inclinada, etc. De este modo, la cama no es un mueble exclusivamente diseñado para dormir, sino que admitirá más usos cotidianos, como el placer de leer un libro con la inclinación adecuada, de ver la televisión, etc.

Vale, esto suena excelente, pero ¿qué hago con mi antiguo somier si me decido por una cama articulada? Absolutamente nada. No tienes que desprenderte de él si no quieres, dado que ambos productos son compatibles.

En este escenario, tienes dos opciones. Por un lado, puedes utilizar la cama articulada como soporte independiente. Por ejemplo, si a tu vieja cama le ha llegado la hora de jubilarse, una cama articulada es la mejor sustituta posible.

Por otra parte, es posible que desees mantener tu somier existente, pero al mismo tiempo aprovechar las bondades de las camas articuladas. No hay ningún problema, dado que estos artículos de dormitorio (o al menos el que figura en el catálogo de FlexiSpot) pueden encajar a la perfección en un somier de tamaño estándar sin lamas.

La clave es disponer de un somier sin lamas

He aquí el quid de la cuestión. Si quieres mantener tu somier, pero también hacerte con una cama articulada, es indispensable que el somier sea sin lamas. Esto suena a obviedad, pero por si acaso te lo recordamos, dado que es la única manera para que la cama articulada encaje en tu somier.

La buena noticia es que en la mayoría de los casos podrás quitar las lamas de tu somier sin dificultad, igual que harías si, por ejemplo, se rompe una y necesitas sustituirla por otra nueva. Entonces, basta con que sueltes cada una de las lamas de tu somier para encajar la cama articulada. La idea es que mantengas únicamente la estructura de tu cama anterior.

¿Cómo es posible garantizar que tanto la cama articulada como mi somier van a ser compatibles? Muy sencillo, pues esta clase de camas son regulables en altura. En concreto, es posible optar entre 8, 15 y 23 cm de altura, de manera que se adapte a los diferentes marcos de cama existentes.

El hecho de que la altura de las camas articuladas sea ajustable ofrece una ventaja añadida, pues especialmente si seleccionas la altura máxima (de 23 cm), dispondrás de un espacio de almacenaje extra bajo la cama. Interesante, ¿no te parece?

Ventajas de las camas articuladas

No podemos despedirnos en este artículo sin hablarte de las ventajas que supone adquirir una cama articulada en FlexiSpot.

  • Compatibilidad. Como acabamos de mencionar, una cama articulada es compatible con tu somier al regularse en altura.
  • Extra de almacenamiento. Elegir la altura máxima supondrá contar con un espacio organizador bajo la cama que te permitirá almacenar desde zapatos hasta cajas con toallas, sábanas, etc. En definitiva, lo que se te ocurra.
  • Inclinación regulable. Hablamos de esta característica al inicio del artículo. El hecho de que estas camas sean regulables en altura permite disponer de una posición más cómoda para hacer otras actividades como leer o ver la televisión.
  • Estabilidad y resistencia. Las camas articuladas son superestables, por lo que no tendrás que preocuparte por este asunto. En cuanto a la resistencia, pueden soportar hasta 272 kg de peso.
  • Silenciosas. A pesar de que son articuladas, este proceso no te quitará el sueño. Es más, el nivel de ruido no llega a 50 dB.
  • Ergonomía y salud por encima de todo. No solo resultan muy cómodas y favorecen el descanso, sino que son camas saludables al reducir patologías como la apnea del sueño o los ronquidos.

¿Necesitas más razones para terminar de convencerte? En conclusión, las camas articuladas son perfectamente compatibles con tu somier, así que ¡no hay más que hablar! Desde FlexiSpot te invitamos a examinar nuestro catálogo.