60 DÍAS DE PRUEBA
10% Dto en Todo: BD10
GARANTÍA HASTA 10 AÑOS

Cómo aprovechar al máximo un espacio pequeño de oficina

19 enero, 2023

Si trabajas en una oficina pequeña, puedes sentir que constantemente te estás quedando sin espacio. Suponiendo que no tengas el lujo de poder acceder a un espacio de oficina más grande, todavía hay formas de aprovechar al máximo tu pequeña oficina.

La clave es ser estratégico sobre cómo usas el espacio y tener en cuenta la forma en que está configurada tu oficina. No dejes que un pequeño espacio te impida ser productivo. Con un poco de creatividad, puedes aprovechar al máximo tu mini dominio.

Estos son algunos consejos para aprovechar al máximo un espacio de oficina pequeño.

1. Mantenlo limpio y organizado

Un espacio de oficina limpio y organizado te ayudará a ser más productivo. Ya sea que mantengas todo limpio y ordenado en los cajones de tu escritorio o uses un archivador y un sistema de archivo, tener una oficina organizada te ayudará a estar al tanto de tus tareas laborales y domésticas.

Con solo una cantidad limitada de espacio, es importante cumplir con tus necesidades básicas de almacenamiento para que evites perder espacio y tiempo en elementos que no se utilizan. ¿Realmente necesitas un archivador separado? ¿Podrías guardar todos tus suministros de oficina en el mismo cajón? Considera reutilizar artículos como cajas y contenedores para almacenar cosas como archivos y artículos de papelería que necesitarás con frecuencia.

Cuando tienes una oficina pequeña, es importante ser consciente de tus límites. No intentes incluir en tu oficina más de lo que puedes manejar. Si tienes dificultades para encontrar un lugar para archivos o equipos y suministros adicionales, puede ser el momento de volver a evaluar cómo estás utilizando el espacio. O bien, identifica y elimina los elementos que no se utilizan con regularidad para que no ocupen un espacio valioso en el escritorio.

2. Aprovecha el espacio vertical

Cuando tienes un espacio de oficina pequeño, necesitas hacer uso de todo el espacio que tienes. Esto significa utilizar el espacio vertical para almacenar cosas como libros y archivos. Considera instalar soluciones de almacenamiento listas para usar para aprovechar al máximo el espacio vertical. Esto podría significar instalar estanterías al lado de tu escritorio o colocar un archivador montado en la pared.

Las estanterías y los tableros de anuncios pueden ayudarte a aprovechar el espacio de la pared que de otro modo estaría vacío. Y es una excelente manera de mantener tu escritorio despejado. Si no tienes mucho espacio en la pared, sé creativo. Usa cestas y contenedores para almacenar artículos debajo de tu escritorio, si no hay espacio para una cajonera. O usa un revistero para mantener tus archivos organizados.

3. Mezcla tus muebles

Si estás en una oficina pequeña, aprovecha todos los elementos que tienes a tu disposición. Esto podría significar utilizar diferentes opciones de espacio de trabajo para mantener tu lugar de trabajo interesante y cómodo, independientemente de cuánto espacio tengas. Si estás trabajando solo, considera un convertidor de escritorio de pie para liberar espacio. Incluso si no recorres los ocho metros completos y obtienes un escritorio de cinta de correr, incluso la pequeña cantidad de espacio adicional puede ayudarte a hacer más en tu día.

Cuando tienes un espacio de oficina pequeño, debes tener en cuenta los muebles que seleccionas. Elige muebles que se puedan usar para más de un propósito, como un escritorio de altura ajustable, ya que esto puede ayudarte a ahorrar tiempo y hacer un uso eficiente de tu pequeña oficina.

4. Divide el espacio de tu oficina en diferentes zonas

Para trabajadores individuales o equipos pequeños, divide el espacio de tu oficina en diferentes zonas para que puedas separar fácilmente diferentes tipos de trabajo. Usa una zona de la oficina para reuniones y otra como un lugar tranquilo donde puedas hacer un trabajo profundo sin distraerte.

Si tu oficina tiene una sala de conferencias, considera convertirla en un área donde puedas almacenar elementos adicionales. Tu sala de conferencias debe estar equipada con asientos cómodos, una pizarra y mucho espacio de almacenamiento para permitirte aprovechar el espacio adicional.

Si tu oficina no tiene una sala de conferencias, puedes establecer un espacio de trabajo temporal en el comedor o la cocina. Alternativamente, considera pasar más días trabajando desde una ubicación alternativa, como tu oficina en casa, si es apropiado.

5. Utiliza soluciones de iluminación creativas

Coloca tu escritorio cerca de una ventana para aprovechar la luz natural. Las ventanas grandes pueden dar la ilusión de tener más espacio y facilitar el trabajo en un espacio abierto. Mantén tu oficina cálida con una lámpara que también funcione como lámpara de escritorio, o puedes comprar soluciones de iluminación personalizadas para darle a tu espacio de oficina el aspecto que más te convenga.

Si las ventanas grandes no son una opción en tu pequeña oficina, añade lámparas de mesa o lámparas colgantes para iluminar tu espacio de trabajo.

Cuando hayas tomado en cuenta todos los consejos anteriores, estarás listo para maximizar el espacio de tu pequeña oficina. Un espacio de trabajo flexible y bien diseñado puede hacer que los empleados se sientan más cómodos, más productivos y más felices en su trabajo. Aunque puede ser difícil acomodar todo en un espacio de oficina pequeño, siguiendo estos sencillos pasos, puedes aprovechar al máximo tu pequeño espacio de oficina.