60 DÍAS DE PRUEBA
Hasta terminar la semana de FlexiSpot
GARANTÍA HASTA 10 AÑOS

5 motivos para comprar un convertidor de escritorio de pie

03 abril, 2023

Pasar mucho tiempo sentado puede traducirse en múltiples inconvenientes. De hecho, los problemas de columna son uno de los más comunes entre quienes tienen un trabajo de oficina, es decir, un empleo que suponga estar sentado frente al ordenador durante casi toda la jornada laboral. En este contexto, surgieron los escritorios elevables, de los que hemos hablado largo y tendido en todo este tiempo en FlexiSpot y, por cierto, que están disponibles en nuestro catálogo. Una de las alternativas más interesantes son los convertidores de escritorio de pie. ¿Has escuchado hablar alguna vez de ellos? En este post, te hablamos de qué son estos artículos y por qué deberías comprar uno para tu oficina en casa.

Los convertidores de escritorio de pie son accesorios que, situados sobre una mesa convencional, permiten que tu puesto de trabajo se eleve. De este modo, realizan una función similar a la de los escritorios elevables, haciendo posible que puedas trabajar tanto sentado como de pie. Usualmente incorporan una superficie en la que irá el ordenador portátil y, dependiendo del modelo, es posible que cuente también con espacios añadidos para dejar documentos, el lapicero, la agenda, etc.

Entre las características distintivas de los convertidores de escritorio de pie encontramos que son de carácter portátil, lo que significa que puedes llevártelos de aquí para allá con relativa facilidad. Suelen estar fabricados en materiales robustos y durables y equipados con pies con suela de goma antideslizante. Lo habitual es que la estructura de estos accesorios de oficina tenga forma de X para asegurarte de que el convertidor será lo suficientemente resistente como para aguantar una jornada laboral tras otra.

Después de ver qué es un convertidor de escritorio de pie, si aún necesitas más información, he aquí 5 razones por las que deberías comprar uno si trabajas en remoto.

1. Son más económicos que los escritorios elevables

Si la idea de alternar periodos de estar sentado con otros de estar de pie durante tu jornada laboral te atrae, pero un escritorio elevable exige una elevada inversión, prueba con un convertidor. Estos accesorios son ostensiblemente más baratos que las mesas elevables, por lo que puedes probar si te convence y, en caso afirmativo, quizás dar el salto en un futuro próximo a un escritorio elevable. Dependiendo del modelo, los convertidores de escritorio de pie arrancan desde los 60 €.

2. No ocupan espacio adicional

Si ya dispones de un escritorio, es comprensible que no te apetezca invertir en otro o, al menos, de momento. Puede suceder también que cuentes con poco espacio en tu home office o en la estancia en la que trabajas y no tengas hueco para un escritorio elevable. La respuesta, entonces, bien podría ser un convertidor de escritorio de pie, complemento que no ocupa espacio adicional especialmente porque va situado en la mesa que ya tengas por casa. Por este motivo, es una óptima solución para los hogares más pequeños.

3. Son ligeros y portátiles

¿Que hoy trabajas en casa, pero mañana te vas de vacaciones a tu apartamento de la playa y te apetece continuar con tu rutina de trabajar de pie? No hay problema porque los convertidores de escritorio de pie son ligeros y de carácter portátil. Solo tienes que plegarlos y prepararte para llevártelos donde más los necesites. Al plegar estos accesorios apenas ocupan espacio, por lo que podrás echarlos en tu equipaje para utilizarlos en tu nuevo destino.

4. Disponen de varios ajustes de altura

Hay ciertos modelos que pueden regularse para ajustarlos a la altura deseada en función del momento. Esto resulta de gran utilidad, sobre todo si son varias las personas las que echan mano de este dispositivo. Si, por ejemplo, hay niños por casa, quizás te convenga tener un convertidor de escritorio de pie con ajustes de altura regulables y así ellos también podrán usarlo para hacer sus tareas, manualidades, etc.

5. No poseen base

Los convertidores de escritorio de pie no son precisamente artículos nuevos. Lo que sí es cierto es que cada vez salen modelos más innovadores. Tradicionalmente, por ejemplo, estos complementos de oficina disponían de una base, si bien esta está siendo sustituida poco a poco por unos pies o rodillos de goma de base antideslizante. Estos detalles se traducen en un dispositivo mucho menos voluminoso y más portátil. Además, como las patas son antideslizantes, la estabilidad está más que garantizada.

En definitiva, los convertidores de escritorio de pie son artículos que pueden marcar la diferencia. Introdúcete en la rutina de trabajar de pie de la mano de estos accesorios. Consulta los modelos disponibles en el catálogo de FlexiSpot para hacerte enseguida con uno. La inversión es pequeña y, sin duda, merecerá la pena.