60 DÍAS DE PRUEBA
ENVÍO GRATIS A ESPAÑA PENINSULAR Y PORTUGAL
GARANTÍA HASTA 10 AÑOS
Volver

Ideas para organizar de manera 100 % segura y cómoda la habitación de los niños

15 mar 2023
213 vistos

Los niños nos alegran la vida, pero también nos la revolucionan. Quienes más o quienes menos, son inquietos y traviesos, de ahí que tanto en la calle como en casa haya que tener todos los cabos bien atados. Como padres, sabréis bien acerca de los riesgos potenciales de un hogar para los peques, como, por ejemplo, los enchufes al aire, las esquinas de las mesas o los cables sueltos. En esta ocasión, vamos a darte una serie de ideas para organizar la habitación de los niños para que sea 100 % segura y cómoda.

Despejar el espacio central del dormitorio

Está claro que cualquier habitación por la que pasen los peques estará llena de trastos en mayor o menor medida. Para que puedan jugar y dar rienda suelta a sus travesuras, es conveniente dejar libre el espacio central del dormitorio. Lo ideal, además, es colocar la cama lejos de la ventana. Esta zona estará reservada al emplazamiento del escritorio, del que hablaremos más adelante, por contar con luz natural.

Elegir tonalidades claras

Para ofrecer una sensación de mayor espacio, nada mejor que escoger colores claros tanto para la pared como para el mobiliario. No solo quedará visualmente más agradable a la vista, sino que también hará que el peque se sienta muy cómodo. Otra buena idea es decorar con un vinilo con motivos infantiles las paredes.

Cuidar los detalles de seguridad

En una habitación infantil, la comodidad y la seguridad deben ir siempre juntas. Esto significa que hay que cuidar los detalles, como, por ejemplo, colocar protectores en los enchufes, seleccionar mobiliario con bordes redondeados, fijar los muebles a la pared y evitar los objetos decorativos que pueden caerse y romperse.

Escoger un escritorio infantil apropiado

Para un dormitorio infantil, no vale cualquier escritorio. Es recomendable optar por una mesa que haya sido diseñada específicamente para este público tan especial. Como sugerencia, te hablamos del escritorio para niños SD1 ajustable en altura (de 55 a 89 cm) para que el peque le saque el máximo partido tanto en posición sentada como de pie. La superficie de esta mesa de estudio elevable es impermeable y, muy importante, con bordes redondeados. Además, incorpora sensores anticolisión y detalles tan interesantes como ganchos laterales para colgar la mochila.

Instalar muebles funcionales

La habitación de los niños no es una estancia de museo, ni está hecha para resultar atractiva. Lo más importante de esta estancia es que sea funcional. Por ejemplo, elige mobiliario que sea útil como estanterías espaciosas para libros y apuntes, cestas y cajones de almacenaje, accesorios organizadores y un largo etcétera.

Situar una cama alta

Para aprovechar mejor el espacio del dormitorio infantil, una buena idea es decantarse por una cama alta. Los padres agradecerán mucho una cama elevada en altura, especialmente a la hora de cambiar las sábanas. Para acceder hasta ella, una curiosa idea es instalar una escalera en la que cada escalón sea un cajón. Asimismo, ya que es una cama alta, todos esos centímetros que la separan del suelo pueden llenarse de cajones y organizadores.

Eliminar los obstáculos

Un cuarto infantil debe ser un entorno divertido, confortable y, sobre todo, seguro. Para ello, lo más aconsejable es evitar los obstáculos. Por ejemplo, no se recomienda instalar lámparas de pie u otros objetos con los que los niños pudieran tropezarse. Para que los cables sueltos del ordenador y otros dispositivos no sean un estorbo, sería genial disponer de un accesorio de gestión de cables.

Distribuir por zonas

Si el dormitorio lo admite, una interesante idea es distribuirlo por zonas. Por ejemplo, si es compartida por dos hermanos, puede haber un área con las dos camas o bien con una litera separada de la zona de estudio. Esta puede estar en un lado y el espacio dedicado al juego en el medio, por ejemplo.

Optar por artículos textiles naturales

Anteriormente hablamos de la importancia de decorar en tonos neutros y pastel y huir, en lo posible, de los colores estridentes. Para la ropa de cama y las cortinas sería interesante apostar, en esta línea, por tejidos naturales como el algodón y el lino que pueden lavarse en cualquier momento y, de este modo, higienizar el dormitorio.

Permitir que agreguen su toque personal

¿Cómo hacer que se sientan cómodos en su habitación? Sin duda, estando en una estancia que les represente y en la que estén a gusto con la decoración. Por ello, es bueno que ellos elijan algún objeto decorativo, como una guirnalda de luces para su rincón de lectura, el cabecero de su cama, o decidir cómo colocar sus cuentos favoritos en la estantería.

¿Qué te han parecido estas ideas para organizar una habitación infantil? Consulta el catálogo de FlexiSpot donde encontrarás algunos artículos ideales para su dormitorio.