60 DÍAS DE PRUEBA
VIVA ESPAÑA 10%DTO EN TODO: ES2024
GARANTÍA HASTA 10 AÑOS

Técnica Pomodoro: el secreto para ser más eficiente

01 abril, 2024

La productividad está reñida con la procrastinación. Ya sabes, el arte de perder el tiempo haciendo nada. En el mundo empresarial hay un sinfín de métodos para ayudar a concentrarse y a llevar una mejor gestión del tiempo. Entre ellos, uno de los más populares es la técnica Pomodoro, de la que hablaremos en el artículo de hoy. Te contamos en qué consiste y cómo puede ayudarte si realizas teletrabajo.

Estarás de acuerdo en que si trabajas desde casa, es mucho más difícil concentrarse. Piénsalo. Estás solo en tu home office, con un sinfín de distracciones a tu alrededor y sin un jefe físico que te esté vigilando. Mientras tecleas en tu ordenador, casi sin darte cuenta, te sorprendes revisando tus redes sociales o leyendo noticias que no tienen relación con tu trabajo. ¡Estás procrastinando!

Es posible que te sientas reflejado con esta situación cotidiana que acabamos de describir. Pero no te preocupes porque tenemos una fórmula casi mágica que te ayudará a prestar más atención a tus obligaciones y a no distraerte tanto. Es cuestión de organización.

En qué consiste la Técnica Pomodoro

La técnica Pomodoro es un método de gestión del tiempo que supone enfocarse en periodos de 25 minutos y, posteriormente, realizar un descanso de 5 minutos. Esta fórmula es efectiva porque el tiempo de trabajo (los 25 minutos) es integral, es decir, que debes estar absolutamente centrado en tus tareas sin ninguna distracción. Pasado ese tiempo, tu“recompensa”será un descanso de unos 5 minutos. Tras la pausa, deberás volver a la carga durante otros 25 minutos sin interrupciones y así sucesivamente.

Esos tiempos de trabajo reciben el nombre de“pomodoros”.Para que la técnica resulte efectiva, deberás encadenar al menos cuatro (con sus correspondientes pausas, por supuesto) y, entonces, el próximo descanso puede ser más largo: de entre 15 y 30 minutos.

En definitiva, el método es el siguiente, paso a paso:

1. Enfócate en una tarea durante 25 minutos

2. Haz una pausa de 5 minutos

3. Repite la secuencia anterior cuatro veces

4. La última pausa se prolongará de 15 a 30 minutos

¿Cómo poner en práctica el método Pomodoro?

Ahora que sabes la teoría, quizás te estarás preguntando cómo poner en práctica esta solución para ser más productivo. Para ello, deberás hacerte con un temporizador. No en vano, la idea surgió gracias al típico temporizador de cocina con forma de tomate (de ahí el nombre de este método). ¡Puedes ser fiel a sus orígenes o hacerte con otro tipo de contador del tiempo!

Si no te apetece hacerte con un temporizador físico, siempre puedes recurrir a Internet. Por ejemplo, en este enlace dispones de un práctico temporizador en el que, además, puedes añadir la lista de tareas en las que vas a enfocarte en cada sesión.

Dado que una de las mayores fuentes de distracciones es el teléfono móvil, existen numerosas aplicaciones que incorporan este temporizador. Además, durante el intervalo de trabajo, se silencian todas las notificaciones para que no te moleste ningún mensaje de Whatsapp o de cualquier red social.

Incluso, puedes descargar en tu ordenador una app (si bien hay sistemas operativos que incluyen una fórmula similar) para que anule cualquier página web que no sea la de tu trabajo y así evites caer en la tentación durante el periodo de concentración.

¿Cuándo usar la técnica Pomodoro?

Hay quienes consideran muy eficaz este método y, por ello, lo usan todo el tiempo. No obstante, es especialmente recomendable en ciertos escenarios. Estos son algunos de ellos:

● Si estás inmerso en un proyecto o tarea que requiere toda tu atención. Por ejemplo, a la hora de hacer cálculos o revisar fórmulas en una tabla. Puede suceder que, al distraerte, tengas que empezar de nuevo el conteo.

● Si te enfrentas a una tarea algo repetitiva. Es muy fácil caer en la procrastinación cuando la tarea que tenemos entre manos nos aburre. Para este tipo de ocupaciones, no olvides echar mano de Pomodoro.

● Si trabajas en un entorno con muchas distracciones. Es posible que tu oficina o espacio de trabajo sea un continuo ir y venir de gente y te despistes fácilmente. En casos así, será muy útil recurrir a esta fórmula.

Como ves, la técnica Pomodoro es una excelente manera de gestionar tu tiempo si trabajas en remoto. En una home office, es muy fácil distraerse, de ahí que si te sientes tentado de procrastinar, esta sea una solución a considerar. Para facilitarte el proceso, no olvides planificar cada tarea, de manera que no estés saltando de una a otra. En cada intervalo de tiempo, concéntrate solo en una obligación para que el resultado sea satisfactorio. ¡Te deseamos mucha suerte en tu cometido!