60 DÍAS DE PRUEBA
Hasta terminar la semana de FlexiSpot
GARANTÍA HASTA 10 AÑOS

Sencillos consejos para sobrellevar el estrés en el lugar de trabajo

29 enero, 2023

Aunque todos sabemos que el estrés es una parte normal de la vida humana, puede sorprender lo frecuente que es experimentarlo, especialmente entre la fuerza laboral. Los últimos datos de la Encuesta de población activa han informado que los niveles de estrés laboral informados entre la población activa del Reino Unido están en su punto más alto. Durante 2020/2021, 822.000 trabajadores informaron que sufrieron estrés, depresión o ansiedad relacionados con el trabajo.

Esta tendencia ya existía antes del estallido de la pandemia de coronavirus, pero se disparó aún más significativamente debido a las nuevas incertidumbres y los cambios repentinos provocados por la crisis. Las estadísticas más recientes han llevado el número de casos informados de estrés, depresión y ansiedad a una tasa de incidencia de 1360 por 100.000, casi el triple de la tasa de cáncer. De hecho, el estrés, la ansiedad y la depresión representaron el 50% de todos los problemas de salud relacionados con el trabajo en 2020 y 2021.

Siendo tan frecuente, es importante que nosotros, como sociedad, tomemos medidas para normalizar la conversación sobre el estrés y la ansiedad en el lugar de trabajo, y tomemos medidas activamente para prevenir sus efectos dañinos. A continuación enumeramos cinco pasos simples que puedes tomar cuando sientas que el estrés comienza a afectarte.

1. Ponte en contacto con un amigo

Los verdaderos amigos no solo están ahí para los buenos momentos, también están ahí para los tiempos difíciles. Cuando te des cuenta de que te sientes deprimido, no tengas miedo de acercarte a quienes te rodean en busca de un oído dispuesto a escuchar o un hombro para llorar. A veces, simplemente expresar tus miedos o ansiedades a otra persona es suficiente para poner tus pensamientos en orden y sentirte más capacitado para enfrentar lo que sea que se encuentre frente a ti. Una voz tranquilizadora de confianza puede hacer maravillas en momentos de intenso estrés o frustración.

2. Escríbelo

Muchas veces, el estrés y la ansiedad son producto de sentirnos abrumados por nuestra situación actual. Cuando tenemos que gestionar muchas cosas a la vez, es muy fácil dejarse atrapar por un patrón de pensamientos negativos en espiral que nos hacen perder de vista la realidad. Escribir una lista de todo lo que te está causando dolor puede ser un paso útil para desglosar la ansiedad que sientes en sus causas individuales. Una vez que hayas dividido tus tensiones en partes más manejables, puedes comenzar a trabajar en soluciones para cada una sin sentirte abrumado por el panorama general aparentemente inmanejable.

3. Practica la atención plena

La atención plena es la práctica meditativa de simplemente existir en el momento. Esto significa tomarte un segundo aparte de los cambios de la vida diaria para reconocer tu entorno. Los pasos fáciles hacia la atención plena incluyen:

● Concéntrate en tus sensaciones corporales

● Fíjate en los detalles del entorno que te rodea

● Respira conscientemente

● Permite que los pensamientos entren y salgan de tu mente

Además, los ejercicios como el yoga y el pilates a menudo te animan a olvidarte de los arrepentimientos del pasado y las preocupaciones futuras y simplemente existir en el momento dentro de tu propio cuerpo. La práctica de la atención plena ha demostrado ser una potente herramienta contra la ansiedad para muchos, y en los últimos años se ha disparado en popularidad como respuesta a episodios de angustia mental y emocional.

4. Practica la gratitud

De todos los remedios que existen para la ansiedad, la gratitud es sin duda uno de los más poderosos. En los momentos en los que estamos verdaderamente agradecidos por lo que tenemos, es mucho más difícil dejar que los miedos y las ansiedades infundados se apoderen de nosotros. Cuando comiences a sentirte abrumado por las tareas que tienes por delante, o te sientas deprimido debido a circunstancias que están fuera de tu control, haz un esfuerzo por alejar tu mente de esos pensamientos negativos y, en su lugar, concéntrate en los aspectos positivos que te rodean. Escribe una lista de diez cosas por las que estás agradecido, o habla con un ser querido y dile que lo aprecias. Acciones simples como estas pueden ser suficientes para alejar el curso de la mente de una espiral de negatividad y, en cambio, cambiar a una mentalidad más positiva y orientada a la solución.

5. Autocuidado

No hace falta decir que cuando nuestros cuerpos se sienten mal, es mucho más difícil para nuestras mentes sentirse bien. Las personas que sufren de ansiedad conocerán bien el consejo de que cuidar la salud física puede tener un gran impacto en el bienestar mental. Hacer ejercicio regularmente es fundamental para empoderar el cuerpo y también estimula la producción de dopamina y serotonina en el cerebro, esencialmente los ingredientes químicos de la felicidad. Mantener una dieta saludable ayuda a mantener los niveles de energía y la presión arterial estables y bajo control, lo que minimiza el riesgo de que tu estado de ánimo decaiga repentinamente y abra las compuertas para que la ansiedad se filtre.

El estrés en el lugar de trabajo no es nada de lo que avergonzarse: la mayoría de nosotros lo enfrentaremos en un momento u otro. Cuando surja, concéntrate en dar pasos pequeños y simples para abordar la raíz del problema, y nunca tengas miedo de buscar ayuda.