60 DÍAS DE PRUEBA
VIVA ESPAÑA 10%DTO EN TODO: ES2024
GARANTÍA HASTA 10 AÑOS

7 formas sorprendentes de mantenerte sano

15 agosto, 2022

Llevar una vida saludable suena fácil, ¿verdad? Comer bien y hacer ejercicio; eso es todo.

La verdad es que a muchos nos resulta difícil encontrar tiempo para hacer ejercicio con regularidad y eliminar por completo la comida basura de nuestra dieta.

Hemos reunido algunos consejos sorprendentes que quizás no hayas escuchado anteriormente y que pueden ayudarte a mantenerte en óptimas condiciones.

1. Prioriza el sueño

Dormir lo suficiente trae un montón de beneficios para la salud, como la pérdida de peso, una mejor salud mental y una mejor concentración durante el día. Las personas que duermen bien la mayor parte del tiempo no solo incluyen el sueño en su rutina como algo secundario, sino que lo priorizan activamente.

Cuanto más consistente sea tu patrón de sueño, mejor será tu descanso, ya que sincronizarás el reloj biológico natural de tu cuerpo: el ritmo circadiano.

Si roncas o sufres apnea del sueño y esto afecta la calidad de tu sueño, considera invertir en una cama ajustable. De esa manera, puedes ajustar el ángulo de inclinación de la cabecera y aumentar el flujo de oxígeno a las vías respiratorias, lo que reduce la posibilidad de roncar o de sufrir apnea del sueño.

2. Muévete naturalmente

Pasar horas en el gimnasio por las tardes, pero pasar el resto de la semana sentado en un escritorio no es la mejor manera de mantenerse en forma. Las culturas de todo el mundo que han vivido más tiempo dicen que el secreto de su longevidad es el movimiento natural.

Pero, ¿qué significa eso exactamente?

El movimiento natural es el ejercicio que ocurre naturalmente, en el sentido de que no estás haciendo la acción con la única intención de hacer ejercicio. Los ejemplos incluyen subir las escaleras en vez del ascensor, ir en bicicleta al trabajo o llevar las bolsas de la compra a casa.

Puede valer la pena invertir en un escritorio de pie para evitar los riesgos para la salud que acompañan a un estilo de vida sedentario.

3. Bebe tés de hierbas

Muchos tés de hierbas contienen poderosos antioxidantes y polifenoles, que combaten el estrés oxidativo de las células.

Se ha demostrado que el té verde, el té matcha, el rooibos y otros tés de hierbas tienen una variedad de beneficios para la salud. Se ha demostrado que el té verde, en particular, aumenta las tasas metabólicas, lo que puede contribuir a la pérdida de peso.

Muchos tés de hierbas no contienen cafeína, por lo que son perfectos para las personas sensibles a los efectos de la cafeína. Además, un té de hierbas sin cafeína es un excelente sustituto de las bebidas con cafeína, como el café de la tarde. Reducir tu consumo de cafeína por la tarde puede conducir a un mejor sueño por la noche.

4. Cuida tu salud mental

Muchas personas se enfocan en su salud física a expensas de cuidar su salud mental.

Para reducir la ansiedad y mejorar tu estado de ánimo, considera actividades conscientes como el yoga y la meditación. También es importante reservar tiempo para el cuidado personal y comunicarse con amigos o un profesional cuando experimentamos estrés y problemas de salud mental.

Volverse saludable a veces requiere decir no. En ocasiones, puede ser necesario optar por no participar en una agenda social desbordada, para evitar el agotamiento, establecer límites y reducir el estrés.

5. Compra dispositivos de seguimiento de la salud

Hoy en día, el mercado de la tecnología está en auge con dispositivos que pueden rastrear tus pasos, cuántas calorías quemas, cuánto tiempo duermes y mucho más.

Los dispositivos de seguimiento de la salud, como los relojes deportivos, te permiten controlar fácilmente tus niveles de ejercicio y la calidad del sueño. Algunos modelos de relojes deportivos incluso cuentan con monitores de glucosa en sangre o niveles de oxígeno, lo que te ofrece una visión general integral de los marcadores de salud clave.

Los relojes deportivos pueden ayudarte a priorizar tu salud llamando la atención sobre los marcadores de salud, como los pasos diarios a los que anteriormente no habías prestado atención. Si conviertes tu conteo de pasos en un desafío, notarás que tus pasos aumentan rápidamente. ¡Puntos de bonificación si compites con un amigo!

6. Toma vitamina D

En muchos países, especialmente en el hemisferio norte, no se recibe suficiente luz solar. La luz del sol es nuestra principal fuente de vitamina D, una vitamina que mantiene los dientes, los huesos y los músculos sanos.

Muy poca vitamina D puede tener graves consecuencias para la salud, por lo que es vital comer alimentos fortificados con vitamina D o tomar suplementos de vitamina D.

7. Levantar pesas

Muchas personas conocen los beneficios para la salud del ejercicio cardiovascular, pero subestiman enormemente los beneficios para la salud del entrenamiento de fuerza. El entrenamiento de fuerza puede mejorar la condición cardiovascular de la misma manera que correr, andar en bicicleta o nadar.

Desarrollar músculo puede aumentar tu tasa metabólica basal, lo que significa que quemas más calorías en reposo de lo que lo harías con menos músculos. Los músculos fuertes también mejoran la densidad ósea, lo que reduce el riesgo de osteoporosis en la vejez.

La línea final

Aparte de los consejos obvios de comer saludablemente y hacer ejercicio con regularidad, hay algunos consejos y trucos menos conocidos que puedes implementar para mantenerte saludable sin importar tu edad.

Desde priorizar el sueño hasta incorporar el movimiento natural al día, incluso los pequeños cambios pueden tener un impacto considerable.