¿Qué es una alfombrilla antifatiga y para qué sirve?

Marzo 07, 2022

Pasar mucho tiempo de pie o, lo que es peor, parado en el mismo lugar se traduce en un enorme cansancio. Permanecer en una postura estática durante muchas horas tiene múltiples inconvenientes: desde padecer el síndrome de las piernas cansadas a sufrir una mala circulación sanguínea. En muchos casos, ni siquiera descansar puede aliviar el dolor de piernas. Si no puedes cambiar tu trabajo, es posible que te interese conocer una interesante solución. ¿Qué pensarías si te dijéramos que las alfombrillas antifatiga pueden aliviar ese horrible cansancio?

Hay trabajos que no contemplan el verbo ‘sentarse’ en absoluto. Por ejemplo, si trabajas en una fábrica o en una planta de producción, en la hostelería o en un establecimiento de cara al público quizás pases las ocho horas de tu jornada laboral (o incluso más) sin sentarte ni un momento. Incluso puede ocurrir que trabajes en remoto y hayas decidido optar por un escritorio de pie. En todas estas situaciones, una alfombrilla antifatiga se antoja como un regalo del cielo, pues es un accesorio especialmente diseñado para amortiguar la presión sobre el suelo mientras estás de pie.

¿Qué es exactamente una alfombrilla antifatiga?

A simple vista, las alfombrillas antifatiga no parecen ser muy diferentes de las convencionales. Sin embargo, la realidad es que son accesorios de oficina especialmente diseñados para brindar cierto bienestar a los profesionales que, a causa de su trabajo, deben permanecer varias horas de pie.

Las alfombrillas antifatiga están acolchadas, lo que significa que ya no tendrás que apoyarte sobre una superficie rígida, dura e incómoda. Son, por tanto, ergonómicas e ideadas para absorber los impactos. Hay una gran diferencia entre permanecer de pie sobre el suelo y sobre una de estas alfombrillas. Aunque no lo sientas, el material en el que están fabricadas hace que los pies permanezcan en movimiento, de manera que la circulación de la sangre se produce con absoluta normalidad.

Este leve balanceo apenas imperceptible hace que los músculos se encuentren activos y, por esta razón, las consecuencias de permanecer mucho tiempo de pie sean menores.

Estas suelen estar fabricadas en materiales resistentes y robustos como el PVC. Este no solo soporta bastante peso, sino que tiene propiedades aislantes y, además, no pasa nada si, por ejemplo, se te derrama un líquido.

¿Para qué sirve una alfombrilla antifatiga? 

Ya te hemos comentado por encima la función de las alfombrillas antifatiga, pero podemos darte más detalles. Estos accesorios absorben la presión fruto de permanecer de pie sobre una superficie dura como es el suelo y, en su lugar, brindan una superficie flexible y más suave. Los beneficios no tardarán en llegar, ya que, como su nombre indica, reducen ostensiblemente la fatiga del profesional.

El dolor de piernas y de espalda se verá reducido gracias a estos complementos. Pero, además, esas molestias y dolores pueden ocasionar una lesión o problema más grave, de ahí que estas alfombrillas aterricen para evitar males peores.

Ventajas de las alfombrillas antifatiga

Son varios los beneficios de las alfombrillas antifatiga para tantos trabajadores que pasan la mayor parte de su jornada laboral de pie. Vamos a verlos.

1. Reducen la sensación de cansancio

No te vamos a decir que estos complementos impiden que el cansancio se apodere de tu cuerpo, pero lo que sí es verdad es que esta sensación generalizada de malestar en tus piernas, pies y espalda descenderá notablemente.

2. Favorecen la productividad

Cuando uno está cansado o con fatiga, es imposible rendir como corresponde. Por ello, al disminuir el cansancio, la productividad será mayor. Es más, el profesional estará menos estresado y trabajará mucho más a gusto.

3. Reducen el absentismo laboral

Como señalamos anteriormente, el dolor de piernas puede ser la antesala de una dolencia más grave. Lo más seguro es que desemboque en una baja por enfermedad. Lo bueno es que esta clase de alfombrillas se encarga de minimizar el riesgo de sufrir un problema físico en la empresa.

4. Mejoran el bienestar del trabajador

Por último, utilizar una alfombrilla antifatiga es sinónimo de un mayor bienestar en el trabajo. El empleado tendrá la oportunidad de desempeñar sus tareas en un entorno cómodo y seguro.

En definitiva, el uso de estos artículos es clave para mejorar el día a día del profesional en su puesto de trabajo. Pero no solo es un plus en la oficina, sino también en casa. Puedes echar mano de una de estas alfombrillas antifatiga si teletrabajas y te gusta alternar la posición sentada con la de estar de pie. También resultan muy prácticas en otras áreas del hogar como en la cocina, estancia que a veces requiere que pasemos mucho tiempo quietos.

En el catálogo de Flexispot encontrarás este tipo de accesorios para hacerte la vida más fácil y agradable.