60 DÍAS DE PRUEBA
Hasta terminar la semana de FlexiSpot
GARANTÍA HASTA 10 AÑOS

¿Cuál es la mejor postura para dormir?

14 septiembre, 2022

Tener un sueño de calidad depende de muchos factores. Por ejemplo, se descansa mejor en una estancia que reúna ciertas condiciones, como una baja luminosidad y escaso nivel de ruido. Eso sí, también influyen otros aspectos como nuestra actividad cerebral, si tenemos preocupaciones, etc. Pero ¿qué hay de la posición a la hora de conciliar el sueño? ¿Cuál es la mejor postura para dormir? En las siguientes líneas, trataremos de despejar esta duda.

La mejor postura para dormir es aquella que nos hace sentirnos más cómodos en la cama. Esto puede parecer una obviedad, pero en realidad es así. No en vano, a cada persona le va mejor una posición en la cama u otra, de ahí que no haya una verdad absoluta. Lo que sí es una certeza es la necesidad de evitar malas posturas, aquellas que al día siguiente nos van a hacer levantarnos con cansancio y molestias musculares.

Por supuesto, hay posturas mejores y otras peores desde el punto de vista del confort que ofrecen o de las consecuencias que tienen en nuestro descanso. Vamos a repasar cuáles son las posiciones al dormir más comunes y qué características y ventajas tiene cada una.

1. Dormir en posición fetal

Empezamos la lista con la postura para dormir más habitual. No en vano, es la que utiliza el 40 % de las personas. Esta postura implica tumbarse de lado, pero también encorvarse, de ahí el apellido de “fetal”, dado que se asemeja a la posición de un feto dentro del vientre materno. La posición fetal, de acuerdo con algunos estudios, podría reducir el riesgo de padecer enfermedades cerebrales. Es también la posición óptima para las mujeres embarazadas, dado que favorece la circulación tanto de ellas como del bebé. Como inconveniente, parece que al dormir encorvado tienes más posibilidades de levantarte a la mañana siguiente con dolores musculares o agarrotamiento.

2. Dormir de lado

Aproximadamente el 15 % de la población duerme de lado. ¿En qué consiste exactamente esta posición? Dormir de lado supone tumbarse de costado y con las piernas rectas. Esta postura tiene varios beneficios. Por ejemplo, mantiene la columna vertebral recta durante toda la noche, lo que se traduce en un menor riesgo de sufrir dolor en la columna y en las cervicales. Pero, además, es la postura más recomendada para minimizar los síntomas de la apnea del sueño. Para atajar este inconveniente, asimismo, hay otras soluciones de la que te hablaremos más adelante. De igual modo, dormir de lado disminuye los ronquidos. ¿Existe algún inconveniente? Al acostarte de costado, quizás estés presionando la cadera inferior. Esto puede solucionarse colocando una almohada entre las piernas.

3. Dormir boca abajo

Apenas el 7 % de la población duerme boca abajo. Para muchos, no es la más cómoda del mundo y, además, en opinión de los expertos, parece que entraña bastantes riesgos. En primer lugar, la espalda y cuello podrían resentirse al mantenerse en una posición poco natural, pero además esta postura presiona las articulaciones, huesos y músculos, por lo que a la mañana siguiente quizás te levantes con dolor. De acuerdo con los especialistas, esta es la peor postura para dormir, aunque si no hay más remedio puede mejorarse un poco, por ejemplo, evitando girar la cara a un lado y, en su lugar, mantenerla hacia abajo.

4. Dormir boca arriba

A pesar de que dormir boca arriba no es lo más frecuente, sí que hay un pequeño porcentaje de la población que duerme de este modo. Entre sus ventajas, encontramos que es una posición 10 para la columna vertebral y el cuello, dado que ambos permanecen totalmente rectos. Asimismo, es una posición que mima las articulaciones, pues no ejerce presión sobre ellas. Para mejorar esta postura, puedes colocar una almohada bajo las rodillas y así mantener alineada la espalda. Como desventaja, esta posición aumenta el riesgo de roncar y, además, dificulta la respiración normal.

En conclusión

Entonces, ¿cuál es la mejor postura para dormir? Teniendo en cuenta las posibilidades y características de cada una, parece que la postura recomendada por los expertos es de costado, pues favorece la respiración y evita el riesgo de ronquidos. Se aconseja sobre el lado izquierdo y con la cabeza ligeramente elevada para velar por la salud de la columna vertebral.

Además de dormir en la postura adecuada, es importante hacerlo en una cama óptima. En FlexiSpot te invitamos a considerar las camas articuladas. Estas han sido diseñadas para mejorar el descanso y la experiencia de sueño. Como su nombre indica, son camas que se regulan en altura y gozan de somieres indicados para aliviar el dolor de espalda, reducir los ronquidos y también la apnea del sueño. Si estás pensando en cambiar tu cama, valora hacerlo por una de este tipo.