60 DÍAS DE PRUEBA
ENVÍO GRATIS A ESPAÑA PENINSULAR Y PORTUGAL
GARANTÍA HASTA 10 AÑOS
Volver

¿Es mejor trabajar desde casa o en un coworking?

14 oct 2022
179 vistos

Si trabajas en remoto, es posible que te hayas hecho esta pregunta antes. El home working es una modalidad que tiene múltiples ventajas, dado que estás trabajando en tu propia casa, en tu zona de confort. Para ser justos, hemos de decir que también ofrece algún que otro inconveniente. En la otra cara de la moneda nos encontramos con una fórmula también muy alabada y cada vez en alza de teletrabajo en remoto: los espacios coworking. Ambas posibilidades tienen sus luces y sus sombras, algo que vamos a analizar en el artículo de hoy.

Ventajas e inconvenientes de trabajar desde casa

Vamos al grano directamente. La pandemia de la COVID-19 ha “empujado” a muchos trabajadores que tradicionalmente iban a la oficina cada día a afrontar sus obligaciones desde casa. En un principio, esta decisión de las empresas tuvo muy buena acogida, pues ¿a quién no le apetece librarse de los atascos diarios y tener el puesto de trabajo a 30 segundos andando desde el dormitorio? Analicemos esta opción.

Pros del ‘home working’

  • Trabajar desde casa supone un considerable ahorro en gasolina o en transporte público, dado que no tienes que desplazarte a ningún lugar.
  • Ganas en tiempo por la misma razón que antes, pues no necesitas invertir ni un minuto en acudir al espacio de coworking (por muy a mano que lo tengas).
  • Puedes disfrutar del silencio o bien poner tu música favorita mientras trabajas sin temor a molestar a alguien.
  • Es una fórmula muy cómoda, ya que tienes tu propia comida a mano, tu cuarto de baño… y no tienes que compartir estos aspectos con nadie.
  • Puedes trabajar en pijama si algún día no te apetece vestirte.

Contras del ‘home working’

  • Corres el riesgo de que te acomodes y dejes de vestirte y asearte por las mañanas, cuando esto no solo es recomendable, sino que también es muy necesario, según apuntan los expertos.
  • Puedes sufrir de soledad y aislamiento, dado que las únicas conexiones son a través de una pantalla de ordenador.
  • Eres más propenso a las distracciones. Al trabajar en nuestra zona de confort, es muy fácil distraerse o procrastinar, lo que podría traducirse en una menor eficiencia o productividad.
  • Debes asegurarte de invertir en una silla de oficina y mesa de escritorio en condiciones si no quieres poner en riesgo tu salud (afortunadamente desde FlexiSpot podemos ayudarte).
  • Puedes perderte eventos y contactos en el mundo empresarial por estar encerrado entre las cuatro paredes de tu salón.

Ventajas e inconvenientes de trabajar en un espacio de coworking

Los beneficios de trabajar en un espacio de coworking son muchos, como veremos a continuación. ¡Por algo es una fórmula que ha atrapado a tantos autónomos y empleados que trabajan a distancia! Sin embargo, puede que no sea para todos por algunas razones que también tenemos que darte.

Pros del coworking

  • Es una excelente manera de “obligarte” a vestirte y a adecentarte para ir a trabajar, con la ventaja de que puedes escoger un coworking que esté cerca de casa y al que puedas acceder caminando.
  • El coworking es una fórmula totalmente personalizable. Pagas solo por el tiempo que vas a usarlo o por el tipo de espacio que prefieres.
  • Se acabó la soledad. Trabajando desde un coworking, te relacionarás con otros profesionales con los que, quién sabe, puedes construir lazos empresariales en un futuro. Al menos, estos contactos te servirán de inspiración.
  • Las oficinas de coworking son modernas, cómodas y están dotadas de las últimas tecnologías.
  • Estos espacios son una puerta abierta a las sesiones de networking y demás eventos para que estés siempre conectado con el mundo empresarial.

Contras del coworking

  • Obviamente, requiere de una cierta inversión, es decir, no es completamente gratis como es el caso de trabajar desde casa.
  • Precisa de un desplazamiento, aunque sea mínimo.
  • Puede ocurrir que el resto de usuarios del coworking no tengan nada que ver con tu negocio, por lo que las relaciones podrían no ser nada fructíferas.
  • Aunque suelen ser espacios silenciosos, es habitual que haya algo de ruido que podría distraerte de tus obligaciones.

En conclusión

En definitiva, debes ser tú quien valore qué tipo de espacio de trabajo es mejor para ti en función de tus necesidades. Trabajar desde casa podría ser mejor para aquellas personas que necesitan estar muy concentradas en su trabajo y que no se distraen con facilidad, así como para quienes prefieren trabajar solos. Por su parte, optar por una oficina coworking es la mejor opción para quienes no llevan bien trabajar en soledad, son propensos a las distracciones y valoran mucho las posibilidades de conexión con otros.

Sea cual sea la modalidad que elijas, en FlexiSpot siempre te acompañamos.