60 DÍAS DE PRUEBA
ENVÍO GRATIS A ESPAÑA PENINSULAR Y PORTUGAL
GARANTÍA HASTA 10 AÑOS
Volver

9 señales de que necesitas una cama más cómoda

07 nov 2022
188 vistos

Cuando tienes problemas para conciliar el sueño o permanecer dormido, es posible que tu colchón y tu cama no sean lo primero que consideres. Es posible que tu cuerpo te diga que es hora de cambiar de colchón antes que tus ojos. Los colchones y las camas deben repararse o cambiarse por diversas razones. A continuación se enumeran seis indicadores de que tu sueño no es tan reparador como lo era antes.

1. Despertar dolorido

Necesitas un colchón nuevo si experimentas molestias y dolores matutinos. El dolor en el cuello, los hombros, la parte inferior de la espalda y las caderas son síntomas posibles de dormir en un colchón obsoleto. Los colchones se desgastan con el tiempo y dejan de ofrecer un soporte adecuado, provocando estos dolores. El contorno físico de las impresiones corporales también se puede ver en las láminas.

La función prevista de un colchón de apoyo es volver a su forma original. Cuando tu colchón se aplana, deja de adaptarse al contorno de tu columna vertebral. Esto ejerce una presión adicional sobre tu cuerpo cuando descansas. Es de esperar un lento deterioro de tu colchón. Es por eso que puedes sentirte un poco engarrotado o dolorido en todo el cuerpo. Es posible que todo no se deba a tu cama. Puede ser el primer indicio de que es hora de comenzar a buscar un nuevo trabajo, especialmente si no hay otra explicación para tu dolor.

2. Cambios de peso visibles

Pueden pasar muchas cosas durante la década que puede durar un buen colchón. El nivel de soporte que ofrece un colchón puede cambiar dependiendo de si ganas o pierdes peso. Si hay pérdida o aumento de peso, la sensación de enfriamiento y el nivel de comodidad de tu nuevo colchón pueden disminuir.

3. Tus hábitos de sueño han cambiado considerablemente

Las interrupciones del sueño ocurren con frecuencia en la vida cotidiana. El insomnio puede ser causado por la ansiedad acerca de un próximo evento o por el entusiasmo por el evento en sí. Si no obtienes el sueño reparador que necesitas todas las noches, si tienes problemas para conciliar el sueño o si estás dando vueltas toda la noche, podría ser el momento de actualizarte.

4. Signos visibles de desgaste

Debes reemplazar tu colchón de inmediato cuando comience a mostrar signos de desgaste. Algunos ejemplos de desgaste son:

· agujeros

· manchas

· flacidez

· rasguños

· rasgaduras visibles

· otros daños‌

Además de estos, algunos indicios más de advertencia de un colchón dañado son:

· depresiones desiguales o profundas

· desintegración o movimiento de espuma alrededor de resortes afilados

· sentir el suelo debajo

5. Aumento de la temperatura

Puede ser necesario reemplazar el colchón si se sobrecalienta con frecuencia durante el sueño o al despertar. Si tu colchón está perdiendo su capacidad para mantenerte a una temperatura agradable y no tuviste este problema cuando lo compraste, probablemente esté en sus últimas. Tener un colchón durante mucho tiempo puede hacer que los materiales de la superficie se rompan y reduzcan la ventilación. Mantener tu dormitorio a una temperatura extrema (caliente o fría) podría acortar la vida útil de tu colchón. Las personas que duermen en colchones de espuma son particularmente vulnerables debido a este problema.

6. Desarrollar alergias

Tu colchón puede ser el culpable si has visto que tus alergias empeoran fuera de las horas pico de alergias. Los materiales de desecho excretados por los ácaros del polvo pueden causar muchas alergias. Los ácaros del polvo son un problema común en los colchones viejos y pueden propagarse rápidamente.

Un colchón viejo puede albergar más que simples ácaros del polvo, a pesar de que estos diminutos insectos son los más numerosos en los muebles de una casa en comparación con otros tipos de desechos. También podría esconder:

· moho

· bacterias

· heces de ácaros del polvo

· otros alérgenos

7. Problemas para dormir

El insomnio es la última señal de advertencia de que es hora de comprar un colchón nuevo. Si tienes problemas para dormir y no crees que se deba a la incomodidad (o simplemente lo tienes asumido), es posible que debas fijarte en tu colchón. Una prueba sencilla es intentar pasar una noche en una cama diferente. Si descubres que estás durmiendo mucho mejor, puede ser hora de comprar una cama nueva. Se sabe que el insomnio (falta de sueño) contribuye al agotamiento mental y físico. Si no duermes lo suficiente, puedes experimentar los siguientes síntomas:

· estado de ánimo deprimido

· perder el sentido de valía y confianza en general

· disminución de la velocidad de pensamiento y sentimiento

Hay algunas señales reveladoras de que es hora de empezar a comprar una cama nueva. La calidad del sueño de una persona, o la falta del mismo, puede tener efectos de largo alcance en su funcionamiento diario.

8. Tu hamaca en el colchón

Tu cama puede comenzar a parecer una hamaca si pierde su soporte. El dolor de espalda puede ser el resultado de despertarse en el centro de la cama, envuelto por el colchón. El dolor de espalda y el insomnio pueden ser el resultado de una columna vertebral que no está bien apoyada al dormir.

9. Un colchón de más de 8 años

Los colchones pueden tener una vida útil variable según el tipo. La longevidad de la base de cama de Flexispot es la más alta, oscilando entre 12 y 15 años. La vida útil típica de un colchón de látex o espuma de gel es de entre 10 y 15 años. Si se rota regularmente, la vida útil de un colchón de espuma viscoelástica es de ocho a diez años. La vida útil promedio de un colchón de resortes internos es de ocho años. El cuidado y el mantenimiento son las claves de un colchón duradero.

Invertir en un colchón de alta calidad es crucial debido a la relación entre durabilidad y beneficios para la salud. Como regla general, se debe comprar un colchón nuevo cada seis u ocho años. Se debe buscar un colchón nuevo en cuanto el viejo ya no sea cómodo. Tendrás que cambiar a una nueva forma de soporte estructural a medida que envejeces y tu cuerpo se adapte. Si no estás durmiendo bien en tu colchón actual, puede ser el momento de actualizarlo mucho antes de su fecha de vencimiento de ocho años.

Cuándo comprar un somier nuevo

Las interrupciones del sueño ocurren con frecuencia en la vida cotidiana. La falta de sueño puede deberse a la ansiedad por un próximo evento o al entusiasmo por el evento en sí. Si no obtienes el sueño reparador que necesitas todas las noches, si tienes problemas para conciliar el sueño o si te pasas la noche dando vueltas, podría ser el momento de actualizarte. En este sentido, visitar Flexispot es una gran idea donde conseguir los mejores somieres.