Riesgos del teletrabajo: ¿cuáles son las dolencias más frecuentes?

Febrero 16, 2022

La pandemia de la COVID-19 puso sobre la mesa una forma de trabajar hasta entonces exclusiva de ciertas profesiones. El confinamiento se acompañó de la necesidad de teletrabajar en todas aquellas empresas en las que así era posible. Si en el año 2019 apenas el 5 % trabajaba desde casa en España, en 2020 este porcentaje aumentó hasta el 34 %. Son indiscutibles las ventajas del teletrabajo, pero también se han apreciado en los últimos meses ciertos riesgos. Te contamos cuáles son las dolencias y enfermedades más frecuentes asociadas al teletrabajo.

La productividad ha aumentado con la irrupción del home office, según las estadísticas. Es más, cerca del 68 % de los españoles confiesa sentirse más productivo trabajando en remoto que en la oficina. El teletrabajo es una fórmula que favorece la conciliación familiar y, además, permite optimizar los tiempos, dado que, por ejemplo, no tienes que perder ni un minuto en desplazamientos o atascos.

Eso sí, por lo que parece, no todo son ventajas en el teletrabajo. Hay ciertas dolencias que parecen haber experimentado un ascenso desde que el home office está en expansión. ¿Te sientes identificado con alguna?

1. Síndrome del túnel carpiano

 

El túnel carpiano está situado en la cara anterior de la muñeca. Este canal puede llegar a inflamarse y a resentirse en el caso de que pasemos mucho tiempo tecleando en el ordenador y no dispongamos de un buen equipo de trabajo. El síndrome del túnel carpiano tiene síntomas muy claros: adormecimiento o calambres en los dedos. En esta situación, conviene que pares lo que estás haciendo y hagas estiramientos para aliviar esta desagradable sensación.

El síndrome del túnel carpiano aparece por posturas incorrectas y, sobre todo, por no contar con un buen teclado. Esta dolencia podría evitarse si tienes en tu poder una bandeja para teclado o similar, pues este tipo de accesorios están diseñados para favorecer una postura más cómoda de las muñecas durante el trabajo.

2. Síndrome del manguito rotador

 

¿Has escuchado hablar alguna vez del manguito rotador? Se denomina de este modo al conjunto de músculos y tendones localizados alrededor de la articulación del horno. Podrás imaginarte, entonces, a qué nos estamos refiriéndonos con este síndrome. Esta lesión es bastante dolorosa y suele aumentar con la edad del trabajador. Nos encontramos ante otra dolencia derivada del teletrabajo, pues está relacionada con tener una posición estática durante un tiempo prolongado. Para minimizar el riesgo de sufrir este síndrome, es muy importante trabajar en un entorno 100 % ergonómico y ser muy meticuloso al elegir una silla de trabajo.

3. Lumbago y dolor de espalda

 

Muy frecuente es experimentar episodios de lumbago y dolor de espalda causados por las malas posturas frente al ordenador. La lumbalgia es un dolor del área inferior de la espalda que puede ser tan intenso que incluso tengas complicaciones para caminar. Para evitar esta situación, los expertos recomiendan trabajar siempre con la espalda recta. Lo ideal es que esté apoyada por completo en el respaldo de la silla, de manera que sea más sencillo mantener esta posición.

4. Dolor de codo

 

¿Sabías que otro riesgo del teletrabajo es padecer dolor en el codo? Esto suele ocurrir de igual modo por las malas posturas  durante el manejo del ordenador. Está muy relacionado, asimismo, con el síndrome del túnel carpiano, dado que también puede presentarse lo que se denomina el codo de ratón, una dolencia y hormigueo que se extiende desde la mano al antebrazo y al codo.

5. Falta de concentración y desgana

 

Aunque no son dolencias o enfermedades como tal, hay ciertos riesgos psicológicos del teletrabajo que hemos estimado conveniente incluir. A pesar de trabajar en un entorno amigable como es nuestra casa, el home office puede traducirse en una dificultad para concentrarse y también en desgana. Pasada la emoción inicial de trabajar en remoto, es posible que muchos no sean capaces de enfocarse al 100 % en su trabajo, dado que precisan de una atmósfera más motivadora que su propio salón.

6. Sedentarismo

 

Por último, hemos de hablarte del sedentarismo como riesgo asociado al teletrabajo. En los casos más extremos, el sedentarismo puede acarrear enfermedades como la obesidad o la hipertensión si no se gestiona bien. Trabajar en remoto puede reducir la necesidad de salir a la calle y de desplazarse, de ahí que, si te descuidas, te pases las semanas sentado y sin moverte. Es importante, por tanto, incluir actividades deportivas tras la jornada laboral.

Hasta aquí los riesgos del teletrabajo. Desde Flexispot queremos hacer hincapié en la necesidad de contar con un mobiliario de oficina óptimo para reducir el riesgo de sufrir dolores y molestias en las articulaciones. Echa un vistazo a nuestro catálogo sin compromiso.