Por qué tener una agenda en papel: ventajas de anotar a la antigua usanza

Enero 30, 2022

En la era de Internet, cada vez son más los que optan por las alternativas digitales y dejan a un lado las herramientas físicas de toda la vida. Continúan vigente los debates sobre la prensa en papel versus la prensa digital y lo mismo ocurre con los libros. Muchos jamás reemplazarían la sensación de pasar las páginas por unos toquecitos en la pantalla. ¿Tú de qué equipo eres? En esta ocasión, nos vamos a centrar en las ventajas de tener una agenda en papel. ¡Conócelas!

Normalmente el apego a las agendas comienza en el colegio. En un primer momento, son recursos muy prácticos para apuntar los deberes y las tareas diarias. Después, llega el salto a la Universidad y las libretas de notas continúan siendo muy útiles para apuntar las fechas de exámenes, de los trabajos a entregar o un número de teléfono, incluso. Y así llegamos a la etapa laboral. En ella, las obligaciones son tantas que parece que fueran necesarias muchas más páginas que un solo espacio de la agenda. Muchas personas se ponen del lado de la tecnología y apuestan por las agendas digitales, mientras otras continúan valorando esos pequeños gestos a la antigua usanza: de abrir la agenda, tomar el bolígrafo y apuntar algo importante.

Ventajas de las agendas de papel para el trabajo 

Más allá de la diversidad de agendas en el mercado (¡a cuál más original!), nos queremos centrar en las ventajas de tipo práctico de utilizar las agendas en papel en tu día a día. Te aseguramos que te terminarás por convencer.

1. Son compactas y fáciles de transportar

 Sí, sabemos lo que van a decir los defensores de las agendas digitales: estas no es que sean compactas, es que son omnipresentes y están allí donde haya conexión a Internet. Pero es que las agendas en papel ofrecen mucho más del espacio que ocupan. Las notas permanecen allí, sin riesgo de que se borren accidentalmente y sin precisar de acceso a Internet. Al tener formato compacto, cualquier agenda cabe en una esquinita del maletín del ordenador portátil. ¡Llévala siempre contigo!

2. Permiten recuperar viejos hábitos

 El hábito de escribir nunca debería haberse perdido. Las agendas en papel nos conectan con esta hermosa costumbre de nuevo, aquella que parecía haber desaparecido de nuestras vidas tras la irrupción de los ordenadores. Tómate tu tiempo y apunta con calma; consigue que tu caligrafía permanezca intacta con el paso de los años al practicar la escritura a diario.

3. Ejercitan nuestra memoria

 Escribir sobre un papel toma más tiempo que hacerlo a través de las teclas del ordenador. Esto quiere decir que nuestro cerebro procesará la información mejor que ante esa velocidad propia del teclado. De este modo, recordaremos mucho mejor todo lo que hemos apuntado. Está claro que la agenda existe precisamente para no necesitar recordar nada de memoria, pero siempre ayuda saber que se acerca una cita importante o que hay que realizar una tarea que no se nos puede olvidar.

4. Tienes todo lo importante en un mismo lugar

 La reunión con un cliente, la cita con el médico o la comida familiar. Una agenda en papel aglutina todos y cada uno de los aspectos de tu vida y los recoge para que no los olvides. No necesitas tener varias aplicaciones móviles porque todo está a mano y accesible. Además, de un rápido vistazo puedes mirar lo que te deparan los próximos días o semanas.

5. Manejas mejor tu tiempo

La agenda es una herramienta muy visual que te permitirá gestionar tu tiempo de manera más eficiente y, por ende, ser más productivo. Al anotar todas las tareas y obligaciones, recibes la motivación que necesitas para completarlas con éxito. ¿Puede haber una sensación más placentera que tachar las labores finalizadas? Lo cierto es que no.

6. Es tu pequeño diario personal

Quien tiene una agenda en papel tiene un tesoro. Especialmente porque, después de un año, las anotaciones serán infinitas. Puedes releerlas un tiempo después y así recordar esos pequeños momentos vividos. Además, garantiza tu privacidad al máximo, pues no todo el mundo tiene por qué entender tu letra. Solo tú comprendes a qué se refieren esas abreviaturas y esas anécdotas que parecen estar escritas en clave.

7. Favorecen la concentración

Por último, prescindir de las tecnologías a veces permitirá que te concentres en tu trabajo. Si accedes a Internet en busca de tu agenda semanal, por el camino es posible que pierdas tiempo consultando tus redes sociales o viendo un vídeo en YouTube. La agenda en papel supone cero distracciones.

¡La agenda en papel es el accesorio idóneo para afrontar el día a día! Ya solo necesitas disponer de un espacio de trabajo cómodo y ordenado para ser más productivo. Echa un vistazo a la selección de artículos de oficina de Flexispot.