Los 8 estilos de liderazgo más habituales: ¿qué líder quieres ser tú?

Febrero 28, 2022

En busca de una definición acertada de liderazgo, nos topamos con la prestigiosa revista de negocios y finanzas Forbes, una publicación cuyos colaboradores han abordado en múltiples ocasiones qué es ser líder. Quizás una de las más acertadas sea esta: “el liderazgo es el proceso de influir en las personas suministrándoles un objetivo, una dirección y motivación para cumplir una misión determinada y mejorar la organización”. Esta es la base de lo que es ser un líder, pero lo cierto es que hay varios estilos de liderazgo. En esta ocasión, queremos hablarte de los más comunes.

Las 3C del líder

 

Antes de entrar en materia y explicar los estilos de liderazgo, es conveniente aproximarnos un poco más a la figura del líder. Son muchos los analistas que mencionan las tres características inseparables del mismo conocidas como las ‘3 C’. Nos estamos refiriendo a competencia, compromiso y carácter. Vamos a desgranarlas un poco más.

  • Competencia

Aunque pueda parecer una obviedad, un líder debe ser competente. Esto significa que un líder debe saber guiar al equipo hacia la dirección correcta. En otras palabras, debe saber qué hacer en todo momento. Tal y como señalamos anteriormente, son perfiles que proporcionan una meta, una dirección y motivación al equipo. Representan una fuente inagotable de conocimientos y, en el caso de que haya alguna área de la empresa que desconozcan, es indispensable que se rodeen de los mejores expertos.

  • Compromiso

En segundo lugar, encontramos que el líder debe estar comprometido al 100 % con su compañía. Es importante que crea en ella, pero también en su equipo para que el proceso resulte exitoso. La lealtad es, de igual modo, una característica innegociable del líder. Debe ser leal tanto en los tiempos de bonanza como en las épocas convulsas y de adversidades.

  • Carácter

Un líder se define por su carácter. Debe saber cómo hacerse respetar, pero también debe ser cercano y acompañante. Es muy importante, asimismo, que la ética y moralidad predominen en todas sus decisiones, pues es esencial que sea admirado por todos. Un líder se distingue por su integridad y coraje.

7 principales estilos de liderazgo

 

Ya conocemos un poco más cómo debe ser un buen líder. Eso sí, hay varias maneras de ejercer ese liderazgo. ¿Con cuál te identificas más? Después de examinar sus características detenidamente podrás contestar a esta pregunta.

1. Liderazgo autoritario

El liderazgo autoritario es absolutamente piramidal. En la cúspide se sitúa el líder que da órdenes a sus subordinados sin posibilidad de réplica. Se trata de un estilo de liderazgo unidireccional que, pese a que no tiene por qué ser necesariamente hostil, apaga la creatividad del equipo y lo somete a cierta tensión.

2. Liderazgo participativo o democrático

El liderazgo democrático es colaborativo, lo que significa que el equipo contribuye a la toma de decisiones. Al sentirse parte del grupo, se traduce en una mayor satisfacción para los miembros. El líder, entonces, es quien impulsa el diálogo y la participación, de manera que abre la puerta a todos a aportar. Está considerado uno de los estilos de liderazgo más eficaces.

3. Liderazgo transaccional 

La primera definición de liderazgo transaccional se suele atribuir al sociólogo alemán Max Weber. En esta tipología se da una de cal y otra de arena, es decir, se emplea un sistema de recompensas para motivar al equipo, pero también se usa el castigo.

4. Liderazgo transformacional

En cuanto al liderazgo transformacional, es lo opuesto al anterior. En este caso, el líder sabe cómo ganarse la confianza de los integrantes del equipo, pero además también conoce cómo motivarlos y alentarlos hacia la consecución de objetivos. Está basado en cuatro ideas: individuos, motivación, influencia y estimulación.

5. Liderazgo laissez-faire

Otro de los estilos de liderazgo más habituales es el denominado laissez-faire. Con este apellido francés, se refiere a una tipología en la que el líder es algo relajado y deja espacio a sus subordinados para que trabajen a su aire. En esta clase de liderazgo se valora la autonomía y la iniciativa. Sin embargo, si los miembros no son lo suficientemente cualificados o carecen de estas cualidades, es posible que no sea el liderazgo más apropiado.

6. Liderazgo orientado a las tareas

Nos acercamos al final, pero antes te hablamos del tipo de liderazgo orientado a los objetivos. En este planteamiento, los líderes son un poco autocráticos, aunque también son buenos para definir tareas. Sin embargo, no saben motivar lo suficiente a los empleados.

7. Liderazgo basado en las personas

En la otra cara de la moneda está el liderazgo basado en las personas que tiene en cuenta sus opiniones y su bienestar. Por lo tanto, es un tipo de liderazgo que sí favorece la creatividad de los integrantes.

Ahora que conoces un poco más sobre los diversos estilos de liderazgo, ¿cuál opinas que es el mejor? Desde Flexispot te brindamos soluciones para la oficina y, de este modo, puedas concentrarte en lo importante.