Las Fallas de Valencia regresan en 2022

Marzo 15, 2022

Tras el estallido de la pandemia de COVID-19, que hizo que las Fallas del año 2020 no se celebraran y que las de 2021 tuvieran lugar de forma reducida, este 2022 las Fallas de Valencia regresan a la máxima esplendor. En este artículo repasamos los orígenes de esta tradición y los detalles sobre sus elementos principales.

Las Fallas de Valencia son unas fiestas muy populares en España que se celebran entre el 15 y el 19 de marzo. Se trata de una tradición que generalmente consiste en plantar cientos de fallas grandes y pequeñas para luego quemarlas y ver como desaparecen consumidas por las llamas.

Otras características de las Fallas de Valencia son las “mascletaes” que se disparan cada día en la plaza del Ayuntamiento, la Nit del Foc del 18 de marzo con sus castillos de fuegos artificiales y la música interpretada por las bandas que acompañan a todos los actos falleros.

La celebración empieza la noche del 15 de marzo con el acto de la Crida y la colocación de dos o tres figuras gigantescas, que pueden alcanzar los treinta metros de altura, además de muchas otras fallas más pequeñas, en un acto que se conoce como Plantà. Estas fallas arderán posteriormente en la Cremà del último día, la festividad de San José, que es la culminación de las Fallas de Valencia.

También destaca la Ofrenda de Flores a la Virgen de los Desamparados, un acto de gran importancia según la tradición, que consiste en una ceremonia celebrada los días 17 y 18 de marzo en honor a la Virgen, patrona de Valencia, durante la cual las falleras visten trajes de colores y depositan ramos de flores en el suelo hasta formar hermosos tapices, que sirven como adorno durante los días siguientes.

Las Fallas de Valencia se han convertido en un atractivo turístico muy importante para el país, que atrae a viajeros de todo el mundo y que está catalogado como fiesta de Interés Turístico Internacional por la Unesco. Además, en 2016 estas fiestas fueron inscritas en la Lista Representativa del Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad por este mismo organismo.

 

Orígenes de las Fallas de Valencia

El origen de esta festividad se remonta a la antigua tradición de los carpinteros de Valencia, que quemaban los trastos inutilizables de sus talleres, junto con las herramientas de madera que empleaban para elevar los candiles e iluminarse mientras trabajaban durante los meses de invierno, los cuales ya no necesitaban.

Solían hacerlo en vísperas de la fiesta de su patrón, San José, en las calles y plazas públicas, así como frente a sus talleres. Esta práctica recibe el nombre de “cremà” y las hogueras de fuego se consideraban purificadoras, ya que se hacía limpieza de los talleres antes de la primavera.

Cuenta la historia que posteriormente este arcaico ritual fue evolucionando hasta dar forma a las herramientas de madera, que se utilizaban para representar a personas y otros elementos, además de añadir otros actos a su alrededor a lo largo de los años.

Uno de los actos más populares que se añadió a las Fallas de Valencia fueron los galardones, en los que se clasifican las fallas por secciones, siendo la más importante la sección Especial desde el año 1942, que agrupa las fallas más elaboradas para elegir la ganadora al premio a la mejor falla.

Sin embargo, existe controversia entre diferentes autores, pues algunos defienden que se trata de una tradición más antigua, como ocurre con otras festividades que también se basan en el culto al fuego, entre las que destacan San Antón, San Miguel y las hogueras de San Juan.

Las fiestas empezaron en la ciudad de Valencia, pero se fueron expandiendo a muchos municipios de la Comunidad Valenciana y en la actualidad existen una gran cantidad de ellos que celebran estas fiestas, aunque de un modo más reducido respecto a las de Valencia, que son las más espectaculares.

 

Elementos de las Fallas de Valencia

En primer lugar, cabe destacar la Junta Central Fallera, que es el organismo que regula y organiza las diferentes celebraciones en la Comunidad de Valencia. Se encarga de elegir las mejores fallas de todas las categorías, así como la Fallera Mayor de Valencia, y tiene su sede en el edificio adjunto al museo Fallero, frente a la Ciudad de las Artes y las Ciencias.

Otro elemento imprescindible son los Artistas falleros, que hacen trabajos muy diversos como fabricar las fallas o elaborar carrozas y otras decoraciones que los comercios les suelen encargar. Se agrupan en el Gremio artesano de Artistas Falleros.

Por otro lado, las comisiones falleras están formadas por grupos de personas de cada barrio o calle de la ciudad, que tienen el objetivo de gestionar el presupuesto necesario para poder elaborar su propio monumento y participar en las Fallas de Valencia.

Como no podría ser de otra forma, las fallas más grandes suelen ser las protagonistas y habitualmente tienen un carácter satírico sobre temas de actualidad, pero también existen fallas infantiles creadas por niños con cajas de cartón y muñecos, como manda la tradición.

Finalmente, los espectáculos pirotécnicos también son una parte esencial de esta festividad, muy ligada a la pólvora y la pirotecnia, así como la indumentaria tradicional que se viste para la ocasión y la música que acompaña a la fiesta, con más de 300 bandas de música contratadas en todos los actos.