La importancia del feedback en el trabajo y cómo pedirlo

Marzo 22, 2022

Es posible que seas relativamente nuevo en el trabajo y te preguntes cómo vas en tu puesto. ¿Estás cumpliendo tus objetivos? ¿Tus jefes están contentos con tu rendimiento? Estás buscando feedback, uno que sea profesional y beneficioso para tu trabajo, pero no sabes cómo pedirlo.

No te estreses demasiado. Es común pedir feedback a tu superior y tampoco tiene por qué ser algo difícil de solicitar.

Pedir feedback en realidad te puede beneficiar. Muestra que estás preocupado por la empresa y el trabajo al que has estado contribuyendo. Demuestra que eres proactivo y que estás comprometido a hacerlo lo mejor posible en el trabajo para que puedas ser un empleado confiable para tu equipo y poder mejorar tus habilidades. También muestra la dedicación que deseas para tener éxito en el lugar de trabajo y ser excelente en lo que haces.

Necesitarías feedback para saber qué áreas debes mejorar y qué habilidades debes mantener. Necesitas una evaluación honesta de tu contribución laboral para que puedas reconocer tus puntos fuertes y trabajar en tus debilidades. Descubres más sobre ti mismo cuando tienes el valor y la iniciativa para pedir feedback. También recibirás el asesoramiento y la tutoría de los gerentes a los que admiras.

Además, puedes entablar relaciones profesionales que son honestas y te proporcionarán orientación para navegar a través de tu carrera.

Crear una cultura de comunicación abierta y transparente en el lugar de trabajo es beneficioso para todos. Es mucho más fácil trabajar juntos para cumplir tus objetivos como equipo y poder superar los obstáculos en el lugar de trabajo. Ten en cuenta que puede ser destructivo para tu productividad cuando hay opiniones y pensamientos que se ocultan y suprimen.

¿Cuáles son los beneficios de recibir feedback en el lugar de trabajo?

Para crecer profesionalmente, el feedback regular ayudará tanto al empleado como al jefe. A continuación se presentan algunos de los beneficios:

El feedback ayudará a mejorar tu rendimiento laboral

Probablemente podrías basarte en un período de tiempo específico o una tarea real en la que puedas obtener una evaluación honesta de un superior o un compañero. Ten claro cuál es tu objetivo al pedir feedback, reconoce lo bueno y acepta lo malo, y haz preguntas de seguimiento.

Sugerencia: para ser eficiente en el trabajo, considera usar https://www.flexispot.es/escritorios-elevable.html o https://www.flexispot.es/standing-desk-converters, de modo que puedas mejorar tu enfoque en cualquier momento del día cambiando de una posición sentada a una de pie y viceversa.

El feedback cultivará una cultura abierta y de transparencia

Cuando pidas feedback, podrás construir relaciones profesionales basadas en la honestidad y la voluntad de mejorar y avanzar en tu carrera.

Solicitar feedback regularmente te ayudará a ser un candidato para el ascenso

Pedir feedback demuestra que eres proactivo, dedicado y comprometido con tu trabajo. Aumentas tus posibilidades de ser ascendido cuando muestras tu voluntad y deseo de crecer.

El feedback te permitirá trabajar en tus errores lo antes posible

Es posible que no notes algunas cosas que no se te dan bien cuando no solicitas feedback de tus compañeros. Podrás corregir tus errores de inmediato cuando indiquen lo que podrías haber hecho diferente o mejor.

El feedback te abrirá la puerta para aprender de tus superiores

Tu jefe tiene una gran cantidad de conocimientos y sabiduría por haber trabajado en la industria antes que tú. Cuando pides feedback, pueden compartir contigo trucos que funcionan y también pueden guiarte en términos de cómo haces tu trabajo específicamente. Incluso pueden proporcionarte una imagen más amplia de cómo funciona la empresa para que tengas una idea de cómo navegar a través de ella.

 

Entonces, ¿cómo pedir feedback?

1. Fija un horario que sea adecuado para pedirlo

Elige un buen momento para pedirle a tu jefe o compañero una reunión de feedback. Este tiempo depende de la situación en tu lugar de trabajo. No es buena idea pedir feedback cuando se acerca una fecha límite o te estás preparando para un evento.

Indeed.com sugiere que un buen momento para preguntar es cuando acabas de recibir un nuevo rol o aprendiste una nueva habilidad en el trabajo. De esta manera, podrás saber fácilmente qué necesitas desarrollar y mejorar.

Ten en cuenta también no pedir feedback cuando tu jefe está ocupado con algo. Si están preocupados, lo más normal es que no puedan darte la opinión clara y honesta que estás buscando obtener. Saca a colación el tema de recibir feedback en un momento de bajo trabajo.

También es recomendable que les des tiempo para que te preparen una evaluación. No pidas feedback de inmediato porque no sería tan detallado como te gustaría que fuera.

2. Elige qué forma de feedback deseas y prográmalo

Hay muchas maneras de dar feedback. Solicita específicamente si deseas que sea en persona durante una reunión cara a cara o mediante un correo electrónico. Incluso hay otras empresas que usan páginas web y software para dar feedback a sus empleados.

Cuando hayas elegido qué forma deseas, programa un horario que sea conveniente para tu jefe o compañero que te dará el feedback. Pregúntales la fecha y hora en que están disponibles.

3. Prepara preguntas para que las responda tu evaluador

Maximiza la reunión teniendo una serie de preguntas que te gustaría saber. Para obtener respuestas claras y directas, también sé claro con tus preguntas. Puedes preguntar cómo puedes apoyar mejor a tu equipo si hay problemas con la gestión del tiempo, qué habilidades se necesitan para tu puesto, qué habilidades de comunicación necesitas desarrollar y cómo puedes prepararte para futuros proyectos del equipo.

Cada situación es única y también lo es cada empleado, así que asegúrate de hacer preguntas que ayuden a tu rendimiento en el trabajo. Obtendrás las mejores respuestas si puedes hacer las preguntas correctas.

Durante la reunión, también puedes preguntar sobre situaciones y problemas específicos que estás encontrando para que puedas abordar los que surjan en el futuro. Esta es tu oportunidad de maximizarlo.

4. Toma notas

Prepárate para la reunión llevando un cuaderno y un bolígrafo. Escribe lo que más te impacte del diálogo. Al tomar notas, le demuestras a tu jefe que valoras la información y los comentarios. Puedes evaluar tu propio rendimiento en el futuro cuando revises estas notas.

5. Aplica el feedback a tu rendimiento laboral

El feedback solo será útil si lo aplicas. Reflexiona sobre lo que hablaste y prioriza lo más importante de la lista para que puedas trabajarlo de forma consciente.

Desarrolla un plan y estrategias sobre cómo puedes mejorar. Escribe los objetivos después de la reunión y divídelos en pasos de acción pequeños y manejables.

6. No olvides dar las gracias

Da formalmente las gracias por los comentarios. Muestra tu aprecio de cualquier manera que puedas, en persona y probablemente también por correo electrónico. Esto los hará más abiertos a otra reunión en el futuro. Pedir feedback una vez al mes es más o menos la cantidad correcta.