Elegir ordenador de sobremesa o portátil, el gran dilema para quienes trabajan desde casa

Marzo 21, 2022

El teletrabajo se ha impuesto y, cada vez, son más las personas que trabajan desde casa, bien de forma freelance o para alguna empresa. A la hora de montar la oficina en casa, una de las principales dudas que le surgen al trabajador es si optar por un ordenador de sobremesa o, por el contrario, por uno portátil para desempeñar sus tareas laborales.

Si estás en esa tesitura y no sabes por qué tipo de ordenador decantarte, a continuación te vamos a ofrecer todas las cosas en las que deberías fijarte. Con ello, desde Flexispot, te ayudaremos en esta elección para que así escojas la opción que más se adapte a tus necesidades o lo que estás buscando. ¡Toma nota de todos los consejos que te damos!

Tus necesidades

La primera cuestión a la que tendrás que enfrentarte, será el determinar cuáles son tus propias necesidades, para qué quieres el ordenador y el uso que le vayas a dar. ¿Buscas solo un ordenador que emplear de forma puntual para acceder a Internet y realizar algún trabajo esporádico? Entonces, con un ordenador de sobremesa más básico te será suficiente. Aunque si buscas una opción de ordenador que te puedas llevar contigo, a cualquier parte, en algún momento dado, tendrías que considerar la opción de adquirir un ordenador portátil.

Potencia

Otro aspecto que deberías tener en cuenta al comprar un ordenador para trabajar desde casa es la potencia. Los ordenadores con mayor potencia son los de sobremesa. Pero no debes descartar los portátiles, ya que, en los últimos tiempos, han aumentado su potencia y, por tanto, sus prestaciones.

Ten en cuenta que el factor que más hace que se ralentice el funcionamiento de un ordenador es el calor. Aunque este problema es fácil de solucionar en los ordenadores de sobremesa implantando un sistema de ventilación de forma muy sencilla, algo que resulta muy efectivo para sacarle el máximo rendimiento al equipo.

Movilidad

La principal diferencia entre los ordenadores de sobremesa y los portátiles es la movilidad. En este terreno ganan los equipos portátiles. La principal ventaja de estos ordenadores portátiles es que los puedes transportar fácilmente a cualquier sitio. Además, en los últimos años, las baterías de este tipo de equipos han mejorado bastante y ofrecen una mayor autonomía, más que aceptable para tu jornada laboral.

Es decir, si teletrabajas y algunos días tienes que acudir a la oficina, un ordenador portátil puede ser una muy buena opción a tener en cuenta, ya que transportar un ordenador de sobremesa es mucho más complicado, puesto que deberás mover diferentes periféricos como teclado, ratón, monitor y también los cables correspondientes.

Conectividad

Los equipos portátiles son los que suelen ganar en conectividad, ya que suelen presentar un alcance mucho mayor que el que tienen los ordenadores de sobremesa. Todos los portátiles cuentan con WiFi de serie y uno externo vía USB y también incorporan conexión Bluetooth, lo que te permitirá conectarle un dispositivo móvil sin cables.

Vida útil

Otro de los factores determinantes para decantarte por un ordenador de sobremesa o uno portátil es la vida útil. Los de sobremesa tienen una mayor vida y su mantenimiento es más fácil y económico. El menor desgaste en los ordenadores de sobremesa tiene que ver con el calor, ya que son equipos que lo disipan más fácil y eficazmente.

Presupuesto

Aunque en último lugar, pero no menos importante, el presupuesto que te hayas establecido, determinará la compra de un ordenador portátil o uno de sobremesa. Aunque, desde siempre, los ordenadores de sobremesa han sido siempre más baratos que los pórtatiles, hoy en día, la brecha económica se ha ido ajustando.

Deberías considerar, eso sí, que cuando compres un ordenador portátil, no necesitarás hacerte con un periférico externo. Aunque, para un ordenador de sobremesa, tendrás que adquirir otros periféricos como altavoces, ratón, teclado o un monitor, lo que podría incrementar el precio del dispositivo de forma considerable.

Lo que está claro es que el ordenador es el elemento indispensable para cualquier trabajador que realice sus tareas laborales desde casa. Elegir qué modelo incorporar en tu mesa de trabajo puede ser complicado, pero con estos consejos, seguro que comprar el mejor equipo con el que trabajar en tu hogar será mucho más fácil.

Piensa en todo lo que necesitas y establécete un presupuesto previo, para que así la compra de tu ordenador sea mucho más fácil y puedas ahorrarte quebraderos de cabeza, ya que en el mercado, la cantidad de modelos existentes es grande y la duda puede aparecer en cualquier momento de la compra.

Y tú, ¿te has tenido que enfrentar a la compra de un equipo informático para trabajar desde casa? ¿Cuáles son las cosas que has tenido en cuenta y que te hicieron decantarte, finalmente, por uno u otro tipo de ordenador?