Consejos para conducir con ciática

Febrero 24, 2022

El término ciática se refiere al dolor, entumecimiento u hormigueo que recorre el trayecto del nervio ciático, comenzando en el sacro, atraviesa los glúteos y baja por la pierna y los dedos de los pies. Se estima que el 40% de los estadounidenses experimentarán dolor en este nervio, lo que provoca angustia y, en ocasiones, la pérdida del funcionamiento.

Uno de los factores que agravan el dolor ciático es estar sentado durante largos períodos de tiempo, lo que hace que el dolor de ciática al conducir sea algo común. Estos son algunos consejos para conducir con ciática:

Heat It Up/Cool It Down

Calentar/enfriar

Si vas en coche, lleva una bolsa de hielo o una almohadilla térmica para ayudar a controlar los síntomas hasta que llegues a tu destino. Según Spine-Health, la terapia de calor y frío es útil para reducir el dolor, especialmente antes de que la afección se vuelva crónica. Aplica calor o frío durante 20 minutos, luego haz un descanso. También puedes alternar la terapia de frío y calor si vas a hacer un viaje largo por carretera.

La medicación puede ayudar

Muchos médicos recomiendan que las personas que sufren de ciática reduzcan la inflamación tomando medicamentos sin receta, como ibuprofeno y naproxeno. Estos medicamentos son en su mayoría seguros, pero hay personas que no deben tomarlos, así que asegúrate de consultar con el médico si pueden interferir con otros medicamentos que te hayan recetado. Toma la dosis recomendada como se indica en el envase.

Regular Stretching

Estiramientos regulares

Uno de los consejos más importantes para conducir con ciática es desarrollar una buena rutina regular de estiramiento. El Servicio Nacional de Salud del Reino Unido ha publicado una lista de estiramientos, completa con imágenes e instrucciones detalladas que son beneficiosas para aliviar la tensión que a veces puede causar dolor ciático. Cuando estires, respira hondo, evita los impactos y detente si comienzas a sentir dolores agudos.

Puede ser útil estirar antes de subir al coche y, si es posible, estirar un poco después de llegar al destino, o hacer descansos regulares para estirar.

Perfecciona tu postura

La Escuela de Medicina de Harvard recomienda que las personas con dolor del nervio ciático practiquen una buena postura para ayudar a controlar la afección. Mueve los hombros hacia atrás, mantén las caderas alineadas con los hombros y asegúrate de que la columna esté bien alineada. Cuando estés conduciendo, asegúrate de estar en una posición ergonómica, con la columna vertebral en una posición cómoda antes de pisar el acelerador.

Además, animan a las personas a fortalecer los músculos abdominales para mejorar la fuerza central y proporcionar apoyo adicional a la parte inferior de la espalda.

Use a Supportive Cushion

Usa un cojín de apoyo

Para proporcionar más apoyo a la columna vertebral, las piernas y el nervio ciático, puedes explorar una variedad de cojines de apoyo que te ayudarán a reducir el dolor de ciática mientras conduces. Usar un cojín de apoyo reporta muchos beneficios, ya que ayudan a mantener la postura, distribuyen la presión por igual y pueden fomentar una buena circulación sanguínea. Un cojín en el coche puede hacer que tus viajes sean mucho más cómodos.

Según la Clínica Mayo, la ciática es un síntoma de que algo va mal en la columna vertebral, generalmente como resultado de un pinzamiento de un nervio, ya sea por estenosis espinal, una hernia de disco, un espolón óseo o, en raras ocasiones, un tumor. Si tu dolor ciático no mejora después de cuatro a seis semanas de estas intervenciones leves, estiramientos, analgésicos antiinflamatorios y descanso, entonces debes consultar al médico para una investigación más exhaustiva sobre la causa de este dolor. Es posible que se necesite una intervención quirúrgica para resolver el problema, aunque para la mayoría de los pacientes (de tres a cuatro, según la Escuela de Medicina de Harvard) la ciática se resuelve por sí sola.