60 DÍAS DE PRUEBA
Hasta terminar la semana de FlexiSpot
GARANTÍA HASTA 10 AÑOS

Cómo saber si el sedentarismo laboral está afectando a tu salud

15 febrero, 2023

De acuerdo con las estadísticas oficiales, más del 35 % de los españoles es sedentario en su tiempo libre. Esto significa que en sus momentos de ocio quizás prefiera estar sentado viendo la televisión a practicar algún deporte o realizar un plan más activo. Esto se suma, por supuesto, al hecho de que muchos trabajos son por definición sedentarios, lo que supone pasar en torno al 2/3 del día sentado. ¿Qué implicaciones tiene esto para la salud? En este artículo te contamos cómo detectar si el sedentarismo laboral podría estar pasándote factura.

El sedentarismo o inactividad física es un factor de riesgo de mortalidad, según recuerda la Organización Mundial de la Salud (OMS). Desde la perspectiva de esta organización, quienes no realizan la suficiente actividad física presentan un riesgo de muerte de entre un 20 y 30 % más que quienes sí practican ejercicio con cierta regularidad.

Aunque el teletrabajo tiene notables ventajas para los empleados, posee un enorme inconveniente. Si no tenemos cuidado, trabajar en remoto favorece el sedentarismo. Ya no necesitamos desplazarnos para ir a nuestro lugar de trabajo y, si tenemos la compra hecha, no hace falta ni que salgamos de casa. Descansar en el sofá está muy bien y es necesario en ciertos momentos, pero sucumbir a la tentación de quedarnos tumbados en casa después de una jornada laboral de 8 horas en la que apenas nos hemos levantado de la silla es una temeridad.

5 señales de que el sedentarismo nos está pasando factura

Pero el sedentarismo laboral nos puede pasar resentir la salud tarde o temprano. Si últimamente te sientes un poco raro, realiza este chequeo para saber si deberías tomar medidas cuanto antes.

  • Sufres constantes contracturas. En condiciones normales, a no ser que hayas hecho algún mal gesto o postura, no deberías tener contracturas o dolores musculares. No obstante, si en los últimos tiempos notas que te levantas con contracturas y sientes molestia en el cuello y espalda, empieza a pensar que el sedentarismo laboral podría ser la causa.
  • Padeces problemas de circulación. Los inconvenientes circulatorios no son exclusivos de la tercera edad y también pueden aparecer aunque seas joven si estás teniendo malos hábitos. Los problemas de circulación, de hecho, surgen cuando hay escasez de movimiento, esto es, por permanecer mucho tiempo sentado y podrían ocasionar inflamación en tus extremidades inferiores.
  • Obesidad y sobrepeso. La OMS recomienda realizar de 150 a 300 minutos de actividad física moderada a la semana. Si no llegas al mínimo, es muy posible que comiences a subir de peso.
  • Falta de energía. Hacer poco ejercicio te sumergirá en una espiral de cansancio y pereza en la que cada vez te apetecerá moverte menos. Si notas que te falta energía, es posible que sea causa del sedentarismo laboral.
  • Apatía. La suma de todos los inconvenientes anteriores puede afectar a tu carácter. Si últimamente te sientes apático y malhumorado la mayor parte del tiempo, es el momento de tomar medidas.

3 ideas fáciles para combatir el sedentarismo laboral

Enfrentarse al sedentarismo laboral no es difícil ni mucho menos. Desde FlexiSpot te sugerimos algunas ideas que están al alcance de tu mano.

1. Mantente activo cambiando rutinas

No necesitas apuntarte al gimnasio o salir a correr todos los días para combatir el sedentarismo laboral. Solo tienes que cambiar algunos hábitos. Por ejemplo, puedes subir a tu casa por las escaleras en lugar de por el ascensor o bajarte una parada de autobús antes de llegar a tu trabajo. Si teletrabajas, por ejemplo, estaría bien que cada día dediques al menos 30 minutos a dar un paseo de intensidad moderada.

2. Realiza pausas activas en el trabajo

Si trabajas sentado en la oficina es importante que al menos una vez por hora te levantes de la silla y realices estiramientos o bien camines un poco. Puedes ir a la máquina del café o visitar a un compañero. En casa, aprovecha para ir al frigorífico a por un vaso de agua o simplemente anda por el pasillo.

3. Cambia la forma de trabajar

El último tip que nos gustaría ofrecerte es que pruebes las soluciones de escritorios elevables de FlexiSpot. Este tipo de mesas evitará que pases las ocho horas de tu jornada laboral sentado, pues su mayor virtud es que permite combinar periodos de mantenerse sentado en la silla con otros de estar de pie. Esta alternancia, sin duda, mejorará tu salud.

Y a ti, ¿se te ocurre alguna idea para mantenerte activo en tu día a día? Como ves, no necesitas grandes cambios para lograr tu objetivo. En muchas ocasiones, es suficiente con modificar ciertas rutinas para conseguir tu propósito. En FlexiSpot te ayudamos a perseguir tus metas de salud y bienestar.