Cómo lidiar con la soledad al trabajar en remoto

Febrero 21, 2022

El ser humano es un animal social y antes de la llegada de la pandemia de la COVID-19 todo estaba articulado para favorecer esa idea de socializarnos con otros. Durante el trabajo, teníamos una extensa jornada laboral para relacionarnos. Después de la oficina, tomábamos algo con nuestros compañeros de trabajo para comentar el día. Luego íbamos al gimnasio o a clases de baile o de guitarra. Finalmente, volvíamos a casa y nos reencontrábamos con nuestra pareja o familia. No obstante, parece que el trabajo en remoto ha mandado al traste todas estas costumbres. Tras meses de teletrabajo, surgen los fantasmas: aislamiento, encierro, etc. Por eso, en esta ocasión queremos darte algunas recomendaciones para lidiar con la soledad al trabajar en remoto.

El teletrabajo y otros hábitos surgidos a raíz de la emergencia sanitaria podrían ocasionar sentimientos de soledad, aislamiento o ansiedad, según recuerda el Colegio Oficial de Psicología de Andalucía Oriental (COPAO). Estos datos son preocupantes al recordar que en España el 80 % de las empresas ha favorecido el teletrabajo en detrimento de la presencialidad. Para muchos, puede ser una gran noticia. Otros, quizás, no se sientan del todo bien con la idea de trabajar en remoto.

Las ventajas del teletrabajo son múltiples, pero también es cierto que, por razones obvias, se ha traducido en una falta de interacción física (total en algunos casos, parcial en otros) con los compañeros de trabajo. Así, las conversaciones en el pasillo o junto a la máquina de café o a la fotocopiadora han sido sustituidas por mensajes electrónicos.

Ideas para combatir la soledad al trabajar desde casa

 

Afortunadamente, ¡no todo está perdido! He aquí una lista de ideas y sugerencias para que la soledad no se instale en tu oficina-hogar.

1. Separa estancias

Uno de los mejores consejos que podemos darte para lidiar con la soledad al trabajar en remoto es que, en la medida de lo posible, separes ambientes. Esto significa que si puedes no trabajar en el dormitorio, mucho mejor. Recuerda que esta es la estancia que deberíamos vincular con el descanso y la relajación. Si trabajas ahí, probablemente te costará más trabajo desconectar. Lo idóneo sería que dispongas de un despacho y cierres la puerta hasta el día siguiente una vez hayas finalizado la jornada laboral.

2. Sal a la calle al menos una vez cada día 

Aunque estés practicando el teletrabajo, recuerda que no estás confinado. No te acomodes y oblígate a salir al menos una vez cada día. No importa si es a comprar el pan o a dar un paseo. Que no te entre la pereza, porque en cuanto sientas el aire fresco en la cara lo vas a agradecer.

3. Sé disciplinado

 Seamos sinceros, especialmente al principio puede costar concentrarse al trabajar en remoto. Al fin y al cabo, estás trabajando en casa, lo que significa que tienes al alcance de tu mano múltiples distracciones: la nevera, la televisión… Si te distraes con facilidad, alargarás mucho más la jornada laboral y, al final, el día será interminable. Como consejo, céntrate en tus obligaciones, aparca el Whatsapp y así terminarás de trabajar a tu hora y serás libre.

4. Evita el aislamiento 

Trabajar en remoto no es sinónimo de estar aislado del mundo. Es posible que estés varias horas al día sin poder comunicarte como acostumbras con el resto de los mortales, pero una vez has completado tu trabajo puedes volver a ser el de antes. Prefiere, entonces, las conversaciones en persona que vía mensajería y trata de quedar alguna vez por semana con un amigo aunque sea para tomar un café. También puedes apuntarte al gimnasio o a cualquier actividad que requiera socializar e interactuar con otros.

5. Evita trabajar en pijama

Es fácil caer en la tentación de trabajar en pijama al estar en casa, pero estarás más motivado si actúas como si estuvieras en tu oficina. Dúchate y vístete como harías si tu trabajo fuera presencial. Aunque no lo creas, este pequeño acto te conecta un poco más con tu empleo.

6. Participa en actividades de team building

En estos tiempos en los que el teletrabajo se impone hay que seguir ligado a la empresa y continuar estableciendo conexiones. Por ello, propón y, sobre todo, participa en las actividades de team building, pues te ayudarán a sentirte parte del grupo. Sin duda, es una de las claves para lidiar con la soledad del teletrabajo.

7. Apuesta por los modelos híbridos 

Si sientes que la soledad está al acecho y en tu empresa te brindan la posibilidad de compatibilizar la presencialidad con el trabajo en remoto, ¡di sí! Te vendrá bien alternar ambas fórmulas.

¿Estás teletrabajando? En el catálogo de Flexispot tienes a tu disposición un amplio repertorio de soluciones para montar la oficina de tus sueños en casa.