Cómo ha cambiado la tecnología para las personas que trabajan desde casa

Junio 15, 2021

Ya sea buscando una nueva habilidad para aprender o buscando la información o guía que necesita en línea, la tecnología ha mejorado inmensamente y ha hecho las cosas mucho más fáciles para todos nosotros.

 

Incluso en nuestros trabajos, dependemos del poder de la tecnología. ¿Quién iba a pensar que los tiempos cambiarían y nos permitirían la oportunidad de llevar nuestro trabajo a casa? Antes, el trabajo se realizaba únicamente en la oficina porque no todos los empleados tienen acceso a una conexión a Internet estable y no todos tienen una computadora o computadora portátil que puedan usar.

 

La tecnología es parte integral de esta normalidad actual, que puede alterar las definiciones del lugar de trabajo tanto de forma remota como en el sitio de trabajo.

 

En este artículo, hablaremos de cómo la tecnología ha sido parte de nuestra vida profesional. Es un hecho dado que en cualquier cosa que planeemos hacer puede ser para entretenimiento o trabajo; la tecnología ha arraigado su impacto en nuestras vidas.

 

Los constantes avances tecnológicos allanaron el camino para la FMH

Hoy en día hay más personas trabajando de forma remota que nunca antes, y la mayoría de ellas quieren seguir trabajando en un paradigma híbrido de trabajo remoto y presencial. Además, los últimos planes de los empleadores están en línea con las nuevas aspiraciones de los trabajadores.

 

Las empresas han redirigido las inversiones de espacios de oficinas más grandes y soporte en el sitio a soluciones técnicas innovadoras para permitir entornos de trabajo resilientes, seguros y eficientes para prepararse para la nueva normalidad. Los organismos gubernamentales también deben reorientar sus esfuerzos. En un estudio de agosto, más del 55% de los trabajadores federales dijeron que operan desde casa.

 

La computadora, más que cualquier otra pieza de tecnología, ha cambiado fundamentalmente no solo la forma en que las personas viven, sino también la forma en que se establecen las empresas. El trabajo ya no es un lugar que implique un viaje estresante más ocho horas en el lugar de trabajo. La tecnología ayuda a las empresas a operar de manera más efectiva y competir en una economía global, pero también desdibuja la distinción entre nuestras relaciones privadas y profesionales.

 

La transición a causa de la pandemia ha alterado la esencia de las inversiones de las empresas y ha aumentado significativamente el ritmo de transformación digital de la fuerza laboral.

 

Ha requerido mayores inversiones en equipos y servicios tecnológicos, así como en ciberseguridad y capacitación de los empleados, así como la implementación de nuevas tecnologías tecnológicas, incluidas las teleconferencias, los programas informáticos de comunicación, las herramientas que mejoran la productividad y las herramientas de supervisión del trabajo remoto.

 

Cambios tecnológicos drásticos Mejora de los procesos y la experiencia en el lugar de trabajo

El desarrollo de la tecnología ha resuelto cualquier obstáculo que existía anteriormente, como las barreras de comunicación, las barreras de realización de tareas, las barreras de gestión o las barreras de externalización. Internet, así como numerosos software y aplicaciones, han permitido a las empresas mantenerse centradas en sus objetivos con poca o ninguna interrupción de las operaciones diarias.

 

Los constantes cambios de la tecnología han hecho posible muchas cosas. Los procesos de trabajo se  han transformado para facilitar cada movimiento

 

Hay varios beneficios que todos hemos derivado de los avances tecnológicos. Todos sabemos cómo hizo nuestras vidas más convenientes, pero también mejoró la forma en que realizamos las tareas de trabajo.

 

Procesos acelerados

Los trabajadores de hoy son más creativos que nunca. El efecto de la tecnología en el trabajo ha aumentado exponencialmente el ritmo de producción y la velocidad a la que se realiza el negocio, tanto en la fabricación como en la comunicación.

 

Los trabajadores han sido más productivos que nunca gracias a los avances tecnológicos en el lugar de trabajo. Lo que solía llevar horas ahora se puede completar en minutos. Los mensajes pueden ser enviados a amigos o clientes de todo el mundo en tiempo real. Los pagos y planes se pueden enviar casi al instante.

 

Mejor organización

La tecnología ayuda en la organización de la empresa. El software de gestión de proyectos ayuda en el desarrollo, delegación, análisis y evaluación de tareas. Los empleadores y administradores pueden monitorear fácilmente las operaciones de la organización, asegurándose de que todo se mantenga en el buen camino. Establece la transparencia, la productividad y la finalización oportuna de las tareas asignadas a los individuos.

 

Muchos productos creativos y software ahora están disponibles en el lugar de trabajo moderno para mejorar el flujo de trabajo y el rendimiento. El software de gestión de proyectos ayuda a mejorar la calidad y la cantidad de trabajo, así como la evaluación de riesgos al levantar una señal de alerta si un trabajo se desvía del plan, lo que puede resultar en el fracaso del proyecto.

 

Acceso más fácil para todos

Nunca ha sido tan fácil coordinar un equipo. La tecnología nos permite trabajar más juntos en ciertos aspectos, incluso a través de que trabajamos de forma remota, gracias a las herramientas de comunicación en línea. La colaboración es aún más fácil de lograr,    especialmente aunque los compañeros de trabajo no están físicamente presentes:

 

Con el software de intercambio de archivos basado en la nube como Google Drive, los equipos pueden celebrar reuniones de forma remota y trabajar en los mismos documentos compartidos al mismo tiempo.\

 

Aumento de la productividad

Hoy en día, las empresas confían en un sólido software de productividad, que ofrece una variedad de recursos para ayudarles a resolver las complejidades de la implementación de la estrategia diaria. Permite a los gerentes monitorear el progreso más fácilmente durante el proceso de finalización de la meta y proporcionar refuerzo inmediato o entrenamiento para mantener los resultados y los plazos en el buen camino.

 

Este es otro ejemplo de cómo la tecnología puede ayudar a las empresas a mejorar su eficiencia y sus resultados. El acceso a las nuevas tecnologías ha permitido a los trabajadores completar las tareas de forma más rápida y precisa, así como reducir las interrupciones de la organización, lo que resulta en un aumento de la productividad.

 

Trabajar en cualquier lugar en el que estés

El efecto más significativo de la tecnología en el lugar de trabajo parece estar en el entorno del lugar de trabajo. Trabajar de forma remota nunca ha sido tan fácil gracias a los avances en tecnología y recursos que permiten a los equipos conectarse y colaborar de forma más eficaz en línea. La misma tecnología ha alterado donde los buscadores de trabajo buscan para los trabajos así como donde los encargados que emplean buscan a aspirantes cualificados.

 

Ya no está restringido a buscar trabajo en sus inmediaciones. Puede encontrar trabajos remotos o puestos abiertos a freelancers desde cualquier lugar mediante el uso de Internet y una variedad de sitios web de búsqueda de empleo.

 

conclusión

Las organizaciones se han remodelado completamente como resultado de los avances tecnológicos que han hecho que sus procesos de negocio sean más integrados y racionalizados. Esto es especialmente cierto en el caso de las pequeñas y medianas empresas. Las pequeñas empresas, que suelen estar dirigidas por unos pocos individuos, necesitan tecnología más que cualquier otra cosa. Los avances tecnológicos han hecho que sea más fácil para estas empresas operar sus operaciones de manera fluida y eficiente que nunca antes.

 

Como resultado, la nueva normalidad sigue evolucionando. No obstante, es innegable que ha llegado para quedarse, al igual que las últimas soluciones tecnológicas que lo permiten. Y después de que la pandemia haya pasado, el uso de estas tecnologías continuará extendiéndose más allá de la respuesta a la pandemia, si acaso, volviéndose aún más común.