Cómo gestionar el cansancio en el trabajo

Marzo 22, 2022

En el entorno laboral acelerado y estresante de hoy en día, no es raro que los empleados se sientan cansados. Para muchas personas, el cansancio es una molestia menor que puede remediarse fácilmente con una buena noche de descanso. Sin embargo, el cansancio puede ser un obstáculo importante para el éxito de algunas personas. Puede llevar a una disminución de la productividad, a tomar malas decisiones e incluso provocar accidentes. Pero no tiene por qué ser así. Al aprender a gestionar el cansancio, puedes mantenerte productivo y seguro. Sigue leyendo para obtener un desglose completo de las formas de gestionar el cansancio en el lugar de trabajo.

¿Cómo pueden los empleados gestionar el cansancio en el trabajo?

Hay cosas que los empleados pueden hacer para controlar el cansancio en el trabajo, que incluyen:

Identifica las causas de tu cansancio

Para reducir la cantidad de cansancio que experimentas a lo largo del día, es esencial identificar los factores que pueden estar afectando cómo te sientes. Intenta llevar un diario durante unos días en el que documentes todo, desde cuánto dormiste anoche hasta si la vida ha sido particularmente estresante últimamente. Identificar los factores contribuyentes puede ayudarte a ti y a tu médico a desarrollar un plan que funcione para reducir el cansancio.

Establece un horario de descanso

Hay algunas cosas clave a tener en cuenta para poder dormir bien y evitar el cansancio en el lugar de trabajo:

Primero, asegúrate de dormir lo suficiente todas las noches: la mayoría de las personas necesitan alrededor de 7 a 8 horas de sueño cada noche.

Evita la cafeína y el alcohol antes de acostarte; la cafeína puede mantenerte despierto durante horas después de beberla, y el alcohol puede interrumpir tu ciclo REM, provocando un sueño de mala calidad.

Trata de apegarte a un horario de sueño regular tanto como sea posible: acostarte y levantarte a la misma hora todos los días ayudará a regular el ritmo de sueño natural de tu cuerpo.

Mantén tu dormitorio fresco, oscuro y silencioso. Crea un ambiente propicio para dormir.

Evita trabajar o usar dispositivos electrónicos en la cama. La luz de las pantallas puede interferir con la producción de melatonina, la hormona que ayuda a regular los ciclos del sueño.

Crea una rutina relajante a la hora de dormir que te ayude a relajarte antes de acostarte. Darse un baño caliente, leer un libro o escuchar música relajante puede ayudar.

Practica algunas técnicas de relajación antes de acostarte, como ejercicios de respiración profunda o visualización.

Come alimentos saludables y mantente hidratado

Come alimentos saludables que te den energía continua durante todo el día, como proteínas magras, carbohidratos complejos y grasas saludables. Elige alimentos que te sacien y proporcionen energía, como frutas y verduras, tostadas integrales, yogur bajo en grasa o nueces y semillas. Esto ayudará a mantener estables los niveles de azúcar en la sangre y a evitar bajones de energía. Asegúrate de evitar las bebidas azucaradas y bocadillos procesados, que harán que tus niveles de azúcar en la sangre se disparen y luego se desplomen unas horas más tarde.

También es fundamental mantenerse hidratado; por lo tanto, bebe mucha agua. Esto también ayuda al cuerpo a mantenerse fresco y renovado.

Haz ejercicio regularmente

Sin duda el ejercicio regular es una de las mejores formas de combatir el cansancio laboral. El ejercicio libera endorfinas, ayudando a mejorar el estado de ánimo y los niveles de energía. También ayuda a aumentar la circulación sanguínea, que a su vez lleva más oxígeno y nutrientes al cerebro y otras partes del cuerpo. Finalmente, el ejercicio ayuda a liberar la tensión y el estrés, los cuales pueden contribuir al cansancio.

Sin embargo, es importante no exagerar. Demasiado ejercicio puede tener el efecto contrario, causando cansancio y fatiga. La clave es encontrar un equilibrio entre suficiente ejercicio para sentirte con energías y renovado, pero no tanto como para terminar sintiéndote exhausto. Comienza poco a poco y aumenta gradualmente.

Haz descansos de recuperación regulares

Hacer descansos es una forma crucial de evitar el cansancio en el trabajo, pero también es importante asegurarte de que tus descansos sean significativos y productivos. Aquí tienes algunos consejos para hacer descansos efectivos:

Asegúrate de hacer un descanso cada hora más o menos. Si esperas demasiado, comenzarás a sentirte agotado.

Haz un descanso fuera de tu zona de trabajo. Esto te ayudará a refrescar la mente y volver recargado.

Usa tu descanso para hacer algo divertido o relajante. Esto te ayudará a recargar energías y mantenerte concentrado cuando vuelvas al trabajo.

Algunos de los tipos más comunes de descansos incluyen: caminar alrededor de la manzana, sentarse en la naturaleza, leer o escribir algo por diversión, pasar tiempo con compañeros de trabajo, escuchar música, meditar o practicar mindfulness, hacer estiramientos ligeros o posturas de yoga y comer aperitivos sanos.

Gestión del estrés

Gestionar el estrés es crucial para evitar el cansancio laboral. Cuando estamos estresados, nuestro cuerpo libera cortisol, una hormona que puede hacer que nos sintamos cansados y abrumados. Es importante dedicar un tiempo todos los días para relajarse y desestresarse, ya sea dando una clase de yoga, leyendo un libro o paseando al aire libre. También puedes considerar usar aceites esenciales para aliviar el estrés, como lavanda, jazmín, ylang-ylang, bergamota, rosa o incienso en un difusor de aromaterapia. Además, acude a consulta con tu terapeuta cada 2 o 3 meses para una evaluación continua de tu salud mental. Pero, hagas lo que hagas, asegúrate de reservar algo de tiempo cada día solo para ti para que puedas recargar energías y rejuvenecer.

Pasos adicionales para la gestión del cansancio

Hay otras cosas adicionales que los empleados pueden hacer para reducir el riesgo de sufrir cansancio en el trabajo, que incluyen:

Implementa un sistema de compañeros: trabajar con un compañero puede ayudar a reducir el cansancio al proporcionar breves descansos y oportunidades para conversar.

Informa sobre cualquier evento relacionado con el cansancio: cuando los empleados se sientan cansados o experimenten un accidente o algo similar en el trabajo, deben informarlo lo antes posible. Esto ayuda a los jefes a realizar un seguimiento de los síntomas y la incidencia del cansancio en el lugar de trabajo.

Crea un plan de bienestar (busca activamente asesoramiento o controla el bienestar mental)

Solicita un día libre para asuntos personales (dentro de los términos de tu contrato) cuando las cosas empiecen a resultar difíciles.

Organízate con tu trabajo. La mayoría de los factores de riesgo de la fatiga surgen de la prisa por cumplir los plazos. Cuando te asignen una tarea, asegúrate de dedicarle suficiente tiempo para permitir una ejecución más fácil (menos estresante).

 

Cómo los jefes pueden ayudar a los empleados a gestionar el cansancio

Cuando se trata del cansancio en el trabajo, los jefes deben tomar la iniciativa en la gestión de sus efectos. Aunque los empleados corren el riesgo de experimentar cansancio de varias maneras, existen algunas pautas generales que los jefes pueden seguir para ayudar a crear un entorno de trabajo más productivo y saludable.

Algunas formas en que los jefes pueden hacer que la oficina sea más propicia para ayudar a reducir el cansancio en el trabajo incluyen:

Usar elementos ergonómicos

Proporciona muebles ergonómicos que sean ajustables y ayuden a promover una buena postura. Algunas sugerencias incluyen:

https://www.flexispot.es/sillas.html : tener sillas ergonómicas en la oficina puede ayudar a reducir el cansancio al proporcionar un buen apoyo cómodo mientras que los empleados están sentados. Esto les permitirá sentarse en la postura correcta durante más tiempo sin tener que hacer ajustes y ayudará a reducir el cansancio y la tensión muscular.

https://www.flexispot.es/escritorios-elevable.html : los escritorios de pie también pueden ayudar a reducir el cansancio al animar a los empleados a mantenerse físicamente activos durante el día. Al ponerse de pie, los empleados pueden estirar los músculos y hacer que la sangre fluya más, lo que puede ayudar a disminuir la sensación de cansancio.

https://www.flexispot.es/escritorio-bicicleta.html : las bicicletas bajo el escritorio son una excelente manera para que los empleados incluyan más movimiento y ejercicio durante el día sin salir de sus escritorios.

Regular la temperatura de la oficina

La temperatura ideal para una oficina,según la normativa de la OSHA, es de 20 a 24 grados. Si la oficina está demasiado caliente o demasiado fría, los empleados se volverán aletargados e incómodos. Por lo tanto, el jefe debe equipar la oficina con un sistema de aire acondicionado de calidad y un sistema de ventilación adecuado para garantizar una ambiente de trabajo cómodo.

Reducción del ruido

Las zonas particularmente ruidosas de la oficina pueden ser perturbadoras y causar cansancio. Los jefes pueden tratar de reducir los niveles de ruido mediante varios medios, tales como:

Instalación de insonorización.

Asegurar que las zonas ruidosas de la oficina estén separadas.

Proporcionar a los empleados equipo de protección para los oídos si es necesario.

Asegurar que todo el equipo de oficina esté en buenas condiciones de funcionamiento y no sea demasiado ruidoso.

Herramientas para la gestión del estrés

A continuación se muestra un desglose de cosas que los empleados pueden hacer para controlar el estrés:

Clases de reducción del estrés: ofrecer clases de reducción del estrés puede ayudar a los empleados a aprender cómo gestionar sus niveles de estrés y enseñarles cómo afrontar mejor situaciones estresantes.

Asesoramiento: proporcionar asesoramiento a los empleados puede ayudarlos a enfrentarse a cualquier problema personal o profesional que les cause estrés.

Salas de siesta: ofrecer un lugar para que los empleados duerman la siesta puede ayudarlos a recargar sus baterías y reducir la cantidad de cansancio que sienten.

Sala de descanso: una sala de descanso con https://www.flexispot.es/sillas.html , bocadillos y bebidas puede proporcionar a los empleados un lugar para relajarse y reponer energías durante sus descansos.

Gestión de los turnos

La gestión de los turnos es fundamental para cualquier negocio que opere 24/7. Un turno mal planificado o ejecutado puede llevar a una menor productividad, insatisfacción del cliente e incluso riesgos de seguridad. Además, el jefe también puede gestionar los cambios de turno para que los trabajadores no trabajen más de 12 horas seguidas.

Estos son algunos consejos para una gestión eficaz de los turnos:

Los cambios de horario se hacen con mucha anticipación y se les debe notificar a todos los empleados lo antes posible.

Establece expectativas claras para cada turno y asegúrate de que todos los empleados estén familiarizados con ellas.

Comunícate con los empleados durante todo el turno y aborda cualquier problema o dificultad a medida que surja.

Realiza un seguimiento de las horas de los empleados y las horas extra, y asegúrate de que los empleados estén haciendo los descansos adecuados.

Implementa políticas que limiten las horas de trabajo y las horas extras siempre que sea posible.

Educa/capacita a los supervisores sobre los signos y síntomas de cansancio y cómo intervenir.

Alterna a los miembros del personal en diferentes turnos siempre que sea posible para que todos tengan la oportunidad de experimentar diferentes horas.

Consejos adicionales para los jefes en la gestión del cansancio

Proporcionar una iluminación adecuada. Muchas personas se sienten fatigadas cuando trabajan en un ambiente oscuro.

Asegúrate de que la oficina esté adecuadamente ventilada. Una oficina congestionada y húmeda puede provocar una sensación de cansancio.

Los jefes pueden ayudar a reducir el cansancio en el trabajo asegurándose de que los empleados tengan un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida personal, un amplio tiempo de descanso y oportunidades para realizar actividad física.

Organiza actividades de trabajo en equipo fuera de la oficina para que los empleados puedan tomar aire fresco y hacer ejercicio.

Promover un estilo de vida saludable entre los empleados proporcionando programas de bienestar y financiando opciones de alimentos saludables.

Desarrolla procesos para relevar a los trabajadores de sus deberes si están demasiado cansados para trabajar de manera segura.

Permite que el personal tenga tiempo suficiente para organizar sus obligaciones fuera del trabajo y descansar y recuperarse lo suficiente.

Los jefes también pueden ayudar a reducir el cansancio en el trabajo promoviendo un ambiente de trabajo positivo, de apoyo y alentador. Los empleados que se sienten apreciados y valorados tienen menos probabilidades de experimentar cansancio en el trabajo.

Los jefes también pueden ayudar a reducir el cansancio en el trabajo implementando políticas de trabajo flexibles que permitan a los empleados trabajar desde casa o tomarse un tiempo libre cuando sea necesario.

Identifica a las personas en riesgo de experimentar fatiga (por ejemplo, las que trabajan muchas horas o tienen varios trabajos) y proporciona intervenciones específicas (tales como asesoramiento, educación, etc.).

Conclusión

El cansancio puede ser un problema importante en el lugar de trabajo. Puede conducir a una disminución de la productividad, errores e incluso accidentes. Hay muchas cosas que los jefes y los empleados pueden hacer para tratar de combatir el cansancio en el trabajo. Hacer descansos, dormir lo suficiente y usar equipo ergonómico son buenas maneras de combatirlo. Los jefes también deben considerar su entorno de trabajo y cómo este influye en el cansancio de los empleados. Crear un espacio de trabajo cómodo y bien iluminado puede ayudar a reducir el cansancio. Los empleados también deben ser conscientes de los signos de cansancio y saber cuándo es el momento de hacer un descanso. Con un poco de esfuerzo por parte de todos, el cansancio puede reducirse o eliminarse por completo. Esperamos que alguna de estas sugerencias pueda ayudar a crear un espacio de trabajo más saludable para ti y tus compañeros.