Ansiedad laboral: cómo detectar y prevenir el agotamiento de los empleados

Marzo 28, 2022

Llega un momento en el que el cuerpo dice basta. Convivir con el estrés y ansiedad diarios tiene un límite y un buen día sientes que no puedes más. Se podía haber evitado, eso seguro. Los buenos líderes y jefes de equipo deben saber detectar a tiempo estos inconvenientes en los empleados. No olvides que los trabajadores son el activo más valioso de la compañía. Si están felices y motivados, serán productivos. Si no lo están, la empresa tiene un problema. En el post de hoy te hablamos de la ansiedad laboral y cuáles son las señales de alarma.

Toda organización ansía encontrar empleados comprometidos al 100 %. Sin embargo, esto es también un arma de doble filo, pues este alto nivel de compromiso podría ser insostenible para el propio trabajador y volverse en su contra. Nos estamos refiriendo a que aquello de dejarse la piel por la empresa podría ser directamente proporcional a su nivel de agotamiento. De acuerdo con un estudio de la Universidad de Cambridge realizado hace algunos años, las empresas corren el riesgo de perder a algunos de sus mejores trabajadores por el estrés y la ansiedad laboral. Sería una lástima contar con un equipo de alto rendimiento y perderlo por no saber cuidarlo, ¿no te parece?

Señales de alarma para detectar agotamiento en el trabajador

Un buen jefe no solo debe saber de liderazgo, sino que también debe conocer al dedillo las necesidades de su equipo. Hay señales que no dejan lugar a dudas, de ahí que una de sus funciones sea identificar posibles episodios de agotamiento en los empleados.

  • Baja productividad. Se trata de una de las primeras señales de alarma. Si un trabajador antes era brillante y ahora no, conviene indagar qué está ocurriendo.
  • Descuidos y errores. Especialmente si últimamente las equivocaciones y descuidos son muy tontos, la luz de alarma debería encenderse.
  • Absentismo laboral. Si cada vez las bajas laborales son más frecuentes, cabría preguntarse qué está sucediendo.
  • Agotamiento. Aunque las nuevas formas de trabajar nos hagan tener contacto, en ocasiones, únicamente a través de una pantalla, el agotamiento es fácil de identificar.
  • Irritabilidad. Estar irascible, irritable y más sensible que habitualmente puede ser consecuencia de un agotamiento físico y mental.
  • Depresión. Si la ansiedad y el estrés no se tratan a tiempo, puede conducir al empleado a sumirse en una depresión.

Cómo prevenir la ansiedad laboral en los empleados

Ya sabes lo que dicen: Más vale prevenir que curar. Las señales de alarma anteriormente descritas sirven para que el jefe de equipo sepa que es momento de actuar ante un episodio de ansiedad laboral en uno o varios empleados. No obstante, la idea es no llegar a este punto. He aquí algunas recomendaciones para prevenir el agotamiento del equipo de trabajo.

1. Sé justo con las asignaciones de trabajo

En múltiples ocasiones, la ansiedad laboral se cuela en nuestra vida porque no podemos asumir la carga de trabajo asignada. En este tema, el primer responsable es nuestro superior inmediato. Esta tendencia a sobrecargar de trabajo a los empleados más brillantes puede volverse en contra de la empresa, por lo que lo recomendable sería asignar cargas de trabajo equilibradas.

2. Fomenta prácticas y hábitos que favorezcan el bienestar

Inculca al equipo la importancia de hacer ciertos descansos a lo largo de la jornada laboral. Subraya la idea de almorzar lejos del ordenador y de los dispositivos electrónicos para que la desconexión sea total. Todo ello contribuirá a lidiar mejor con el estrés.

3. Brinda la formación apropiada

Hay veces que el estrés llega porque no se sabe bien cómo manejar cierto proyecto. Cuando no se tiene toda la información, llegan los quebraderos de cabeza y la frustración. En este sentido, cobra gran relevancia que el equipo esté siempre formado para asumir las tareas. De este modo, su responsabilidad estará alineada con sus conocimientos y habilidades.

4. Genera confianza

En un equipo es indispensable que exista reciprocidad y feedback. Construye lazos de confianza con tus empleados para que estos se sientan cómodos para contarte cómo se sienten o qué problemas están atravesando en el desarrollo de la tarea en cuestión. Un jefe debe ser líder, pero también colaborador.

5. Favorece la conciliación laboral

Por último, es importante tener un empleo que favorezca las prácticas de conciliación laboral. Sentir que vivimos para trabajar no hará sino empeorar la situación. Por ello, es importante que el trabajador sepa que se encuentra en una empresa que valora el tiempo libre, las vacaciones y el descanso de sus empleados.

Y tú, ¿has sufrido algún episodio de ansiedad laboral? En Flexispot defendemos el bienestar de los trabajadores. Por ello, te ofrecemos las mejores soluciones de mobiliario de oficina desde el punto de vista de la ergonomía.