6 errores que debes evitar si trabajas desde casa

Marzo 21, 2022

La pandemia provocada por la COVID19 ha hecho que muchos trabajadores hayan empezado a trabajar desde casa, una modalidad que, hasta hace unos años, estaba desterrada solo a los pocos valientes que se decidían a empezar una aventura freelance.

Al principio, pensar en trabajar desde casa puede resultar fácil y suena demasiado bien, ya que piensas que todo son ventajas como trabajar desde la cama, en familia, sin desplazamientos, etc. Pero, no son pocos los que, cuando se adentran en la aventura del teletrabajo, descubren lo difícil que es ajustar su rutina de trabajo al ambiente de casas y se dan cuenta, tras unos días, que no era tan sencillo como parece.

Así que si eres de los que les toca trabajar desde casa y no sabes cómo hacerlo, a continuación te vamos a ofrecer algunos de los errores que deberías evitar, para así poder trabajar en casa de la forma más satisfactoria posible. ¡Anótalos y grábatelos para evitar estos errores y que no influyan negativamente en tu productividad!

Trabajar en pijama

Es el primer error que comete toda persona que empieza a trabajar desde casa. Es el error más fácil de cometer y el menos obvio. Aunque es una opción de atuendo muy cómodo pero sí que es cierto que trabajar en pijama te hará ser menos productivo y, además, te sentirás más cansado durante toda tu jornada laboral.

Lo importante es que te vistas como si fueses a salir de casa. Así tu cerebro entenderá que debes estar alerta y te ayudará a comenzar mejor tu día.

Tener mucha flexibilidad horaria

Aunque para muchos la flexibilidad en los horarios es el principal beneficio que tiene el teletrabajo, se puede convertir en un arma de doble filo. Seguro que alguna vez algún familiar o amigo te pedirá ayuda con algo durante tu jornada laboral e incluso te llamarán por teléfono. Pero esto será totalmente contraproducente.

Al no establecerte horarios, vas a obtener peores resultados y, además, acabarás trabajando más horas. Piensa que no tienes que establecerte una jornada laboral de 8 horas como tal. Puedes dividir tu jornada en bloques, pero siempre debes intentar respetarlos. Ten en cuenta que si al final interrumpes tu rutina de trabajo, acabarás trabajando hasta la madrugada.

Dejar de lado tu interacción social

Una de las grandes desventajas que presenta el trabajar desde casa es el no tener interacción social. Y es que en la oficina, siempre hay lugar a una pequeña charla con tus compañeros de trabajo, momentos que te permiten relajarte y liberal estrés.

Así que si teletrabajas, no dejes de lado tu vida social. Si no puedes salir de casa por algún motivo, puedes hacer una videollamada que no sea de temática laboral, para así tratar temas personales con conocidos tuyo. Además, puedes establecerte un tiempo a la semana para quedar y tomar algo con algún amigo. 

Llevar más de una tarea a la vez

Muchas veces, pensamos que teletrabajando, si estás haciendo, sobre todo, un trabajo estresante, que tu mente se disperse y acabes haciendo cualquier tarea del hogar o poniéndote una película de fondo. Esto es un grave error que deberías evitar, ya que el estrés no se reduce de esta forma, sino que lo que harás será alargar la agonía.

Por tanto, si una actividad de tu trabajo te resulta totalmente estresante, lo mejor es que te centres en ella y que la hagas lo más rápido posible para acabarla, centrando tu atención en ella, ya que no puedes estar en dos cosas a la vez.

Ser sedentario

Es muy común que, trabajando desde casa, te conviertas en una persona más sedentaria. Esto es algo que tienes que evitar totalmente ya que debes moverte y no ir de la cama al escritorio o de ahí a la mesa del comedor. Esto es algo que no resultará saludable. Por eso, es recomendable hacer pausas activas, hacer algunos estiramientos o practicar algo de deporte en casa, ya que, como has podido comprobar tras el confinamiento, es que en internet hay un sinfín de vídeos con ejercicios que practicar para ponerte en forma.

Trabajar sin parar

Muchas personas pueden trabajar en casa durante horas seguidas, pero esto es algo contraproducente ya que necesitas disfrutar tus pausas. Para lograr teletrabajar siendo productivo puedes poner en práctica algunas técnicas como la llamada Pomodoro. Pero, ¿en qué consiste? Se trata de trabajar durante 25 minutos y luego darte una pausa de 5 minutos. Cuando hayas hecho cuatro rondas, podrás tomarte una pausa más larga de 10-15 minutos.

También debes descubrir cuáles son tus períodos de máxima concentración y aprovecharte de ellos. Por eso, cuando sea tu momento de mayor concentración, debes hacer aquellas tareas más arduas mientras que cuando no estés concentrado al 100%, deberías llevar a cabo las tareas más livianas de tu trabajo.