10 consejos para mejorar la productividad empresarial

Marzo 01, 2022

La vuelta a las oficinas empieza a ser una realidad tras superar la peor fase de la pandemia de COVID-19, a medida que se van retirando las restricciones sobre la movilidad de las personas que motivaron la adopción del teletrabajo y que el riesgo de transmisión del virus se va reduciendo.

Si bien muchas empresas van a continuar con un modelo híbrido entre trabajo presencial y teletrabajo durante un tiempo más, lo cual contribuye a mejorar la conciliación laboral de los trabajadores, lo cierto es que gran parte de ellas están volviendo ya al modelo de trabajo anterior a la pandemia.

La eficiencia es clave para mejorar el rendimiento de cualquier compañía y mantener su competitividad en esta nueva coyuntura económica, y es por eso que en este artículo vamos a mostrarle algunos consejos para mejorar la productividad empresarial que pueden servirle de ayuda para afrontar con éxito la vuelta a la oficina.

 

Aprovechar los desplazamientos

El viaje al trabajo no tiene por qué ser una desventaja, siempre y cuando no tenga que conducir por su cuenta, pues puede aprovechar ese tiempo para adelantar tareas como contestar a correos electrónicos, planificar el día o aprender nuevas habilidades.

Se trata sin duda de una forma de incrementar su productividad y de empezar el día con energía, sacando el máximo partido de un tiempo que de otro modo no se aprovecharía.

 

Contar con un espacio de trabajo óptimo

Convertir su espacio de trabajo en un lugar confortable y funcional es determinante para mantener la concentración durante la jornada laboral y no cansarse en exceso, lo que podría reducir su rendimiento.

Los escritorios elevables de FlexiSpot son una opción perfecta para crear un espacio de trabajo ergonómico, con buena iluminación, ordenado y que le ayude a mantener una buena postura, intercambiando entre estar sentado o de pie con facilidad.

Fijar metas realistas

Muchos de nosotros tenemos en mente diversos objetivos que queremos conseguir durante nuestra vida laboral, aunque muchas veces la clave está en disfrutar del trabajo, lo que a su vez facilita alcanzar esos objetivos.

Las metas deberían estar bien definidas y ser realistas, pero a su vez significativas y desafiantes, pues si fueran fáciles de lograr no nos motivarían lo suficiente. Una vez se haya fijado la meta adecuada, observará una mejora en su rendimiento laboral.

 

Planificar las tareas con antelación

Todos sabemos lo estresante que puede ser realizar las tareas en el último momento, además de que los resultados no suelen ser óptimos. Tomarse un tiempo para planificar las tareas es vital para luego no sentirse superado por la carga de trabajo.

Cuando tenga un plan concreto sobre el trabajo a realizar durante los próximos días, será más eficiente y eso le ayudará a no sentirse tan ocupado y disponer de más tiempo libre.

 

Descansar bien durante la noche

Un gran número de trabajadores admite sentir sueño durante el trabajo debido a no dormir lo suficiente, ya sea por levantarse muy pronto, tener largas jornadas laborales o no dar abasto con las responsabilidades familiares.

No descansar bien durante la noche tiene efectos negativos evidentes en la productividad, por lo que es muy importante que intente dormir siempre entre 7 y 9 horas, planificando las tareas para luego no sentirse tan cansado.

 

Medir el trabajo y establecer límites

Implementar un sistema de seguimiento para monitorear sus tareas y el tiempo que tarda en completarlas, puede ayudarle a comprender si está usando su tiempo de forma eficiente y las tareas en las que debe mejorar.

Actualmente, existen muchas herramientas para medir el trabajo que le permitirán conocer sus puntos fuertes y débiles. Del mismo modo, podrá fijar unos límites en los que detenerse y descansar durante un tiempo para mejorar su rendimiento laboral.