¿Por qué deberías utilizar dos monitores a la hora de trabajar?

Marzo 15, 2022

Cada vez es más normal que en las oficinas se empleen dos monitores. Te contamos todas las ventajas y por qué deberías aplicar esta práctica en tu trabajo diario

 

Hasta hace poco, conectar dos monitores a la CPU del ordenador parecía algo inherente solo a algunas profesiones, sobre todo era algo que se veía fundamentalmente en informáticos. Aunque, es cierto que, hoy en día, trabajar con dos monitores a la vez es algo muy común y que te puede aportar numerosos beneficios en tu trabajo diario.

 

Aunque se crea que solo se necesitan para tareas más complejas, lo cierto es que tener dos monitores te puede ayudar (y mucho) en tareas cotidianas. Pero, ¿por qué es aconsejable trabajar con dos monitores al mismo tiempo? A continuación te enumeramos algunas de las ventajas que presenta esta forma de trabajo:

1. Mejor visualización de elementos en pantalla: esto significa que mientras ves un documento en una de las pantallas, podrás tener abiertos otros archivos y carpetas en el otro monitor. Esto hará que la desconcentración sea mínima y tu productividad no se vea disminuida.

2. Mayor agilidad para finalizar tareas: seguro que en tu día a día en el trabajo utilizas un sinfín de pestañas y aplicaciones. Se ha demostrado que la productividad aumenta al utilizar dos pantallas y es que si solo tienes un monitor, perderás un valioso tiempo cerrando y abriendo todo el contenido con el que tienes que trabajar.

3. Ampliar tu área de trabajo: otra de las razones por las que emplear dos monitores a la hora de trabajar es porque si solo empleas una pantalla, al abrir varias pestañas en el mismo, tendrás que dividir la pantalla en dos y esto pondrá en riesgo tu salud visual a largo plazo.

4. Comparación de documentos: en numerosos trabajos, comparar documentos es una tarea cotidiana. Con una sola pantalla, lo que se suele hacer es uno de los documentos y se compara con el otro en la pantalla pero esto es algo que se puede evitar (lo que supone también ahorro de papel y tinta) al instalar dos monitores en tu mesa de trabajo.

5. Mayor facilidad para organizar tareas: cuando trabajas con dos pantallas, una la podrás utilizar como pantalla principal y la otra podrás tenerla para realizar búsquedas o tener aplicaciones de menor importancia abiertas.

 ¿Qué tener en cuenta para elegir dos pantallas con las que trabajar?

Una vez que ya sabes las ventajas que presenta el trabajar con dos monitores, si quieres instaurar esta configuración en tu escritorio, a continuación te damos algunas claves para que puedas elegir los mejores monitores, ya que los tipos de pantalla que puedes encontrar en el mercado actualmente son muy variados. ¡Toma nota de todos los aspectos que debes tener en cuenta para elegir la mejor opción!

1. Tamaño: debes considerar el espacio que tienes en tu mesa de trabajo para que elijas el tamaño adecuado y así no te sientas agobiado porque las pantallas ocupen demasiado espacio en tu escritorio.

2. Resolución: otro factor a tener en cuenta al elegir los monitores para tu escritorio es este. ¿Buscas un mayor espacio de trabajo? Decántate entonces por un monitor UHD mejor que un Full HD, porque el primero ofrece resolución de 3840x2160 píxeles frente a los 3840x1080 píxeles del segundo.

3. Tipo de configuración: algunas de las configuraciones de varios monitores que puedes usar son portátil + monitor externo; doble pantalla; tres pantallas e incluso hay quienes llegan a trabajar con seis pantallas.

 

Tras esto, puede que te haya entrado la duda de si una configuración de tu ordenador con varios monitores, tendrás que tener en cuenta para que utilizas el ordenador en tu día a día. Imagina que empleas tu PC solo para mail, navegar un poco y redes sociales, entonces la respuesta es que no y si vas a jugar en el ordenador, básicamente, lo ideal sería que lo conectaras directamente a una tele. En el resto de caso, sí que es recomendable una configuración multimonitor. Sobre todo, vas a notar una mejora considerable en lo que a productividad y comodidad a la hora de trabajar se refiere. Estas dos ventajas las notarás, fundamentalmente, después de un período de adaptación.

 

Elegir cuáles son los monitores con los que vas a trabajar, puede ser la más ardua tarea a la que enfrentarte. Si buscas el mejor precio, decántate por dos monitores Full HD, no renunciando a la calidad pero sin que tu bolsillo se vea resentido. Hoy en día, son muchas las marcas que ofrecen monitores a buen precio y con características muy llamativas que te harán trabajar de la forma más cómoda posible, algo que te permitirá aumentar tu productividad y puedas invertir el tiempo libre en otras tareas.

 

Y tú, ¿has probado ya trabajar con dos pantallas? ¿Cuáles son los beneficios que has notado