¿Cómo mantener una postura correcta trabajando desde casa?

Marzo 18, 2022

La pandemia provocada por la COVID-19 ha traído consigo numerosos cambios en algunos ámbitos de nuestra vida. Uno de ellos ha sido el trabajo y es que la modalidad de trabajar desde casa, también llamada teletrabajo, se ha instaurado y son ya muchas las empresas que ofrecen esta modalidad de trabajo a sus empleados para facilitar la conciliación entre la vida familiar y laboral.

Trabajar desde casa tiene numerosas ventajas, como ahorrarte dinero y tiempo en desplazamientos, así como poder cuidar de los hijos mientras se está trabajando (aunque esto puede convertirse en una desventaja claramente para la productividad) y evitar la propagación del virus.

Aunque también es cierto que el teletrabajo tiene algunas desventajas, sobre todo para tu cuerpo. Una de ellas es el adquirir malas posturas mientras trabajas desde el hogar, algo que será totalmente desfavorable para tu espalda.

 

Es decir, igual de importante que tener una buena mesa y una buena silla, es el uso que se hace de estos elementos. Ten en cuenta que si te sientas de forma inadecuada durante un largo período de tiempo en tu mesa de trabajo, utilizando el ordenador, esto va a repercutir, de forma muy negativa, en tu salud corporal, apareciendo dolores de espalda, cansancio o fatiga visual.

Si pasas muchas horas trabajando desde casa y quieres evitar dolores de espalda, lo ideal es que tengas en cuenta algunos consejos clave para mejorar tu postura corporal, algo que será muy beneficioso para ti. ¡A continuación te mostramos cómo deberías sentarse!

  • Elegir una postura erguida: esto consiste en apoyar tu espalda completamente en el respaldo de la silla. Será perfecto si utilizas un cojín pequeño para conseguir sostener la parte inferior de tu espalda y mantener la postura.
  • Alineación de hombros y cabeza: además tus muslos tendrán que estar alineados con las caderas y los pies debes mantenerlos en el suelo.
  • Altura del teclado: el teclado deberá estar a la altura del codo una vez que te hayas sentado. Con esto ayudarás a que tus hombros estén totalmente relajados.
  • Atención a los hombros: presta atención a esta parte de tu cuerpo, evita levantarlos o que se mantengan encorvados. Al contrario, esta zona de tu cuerpo debe estar totalmente relajada.
  • Hacer descansos cada 30 minutos: esto te ayudará a no sobrecargarte. En estos descansos puedes hacer algunos estiramientos o andar un poco.
  • Cuidado al teclear: mientras estás teletrabajando utilizando tu ordenador, al teclear, lo ideal es que mantengas siempre rectas las muñecas, en posición paralela al suelo. Si no utilizas un ordenador de sobremesa sino un portátil, lo mejor es que emplees un ratón inalámbrico, para conseguir una mayor movilidad.

Postura ideal en tu silla de trabajo

Lo que está claro es que el teletrabajo puede influir en tu postura. Sobre todo, al principio de adoptar esta modalidad de trabajo, ya que el período de adaptación a la nueva situación, puede provocar la aparición de estrés y consiguientes molestias musculares.

Por tanto, la postura ideal que deberías adoptar en tu silla de trabajo es aquella en la que cuentes con tres puntos de apoyo. La silla tiene tres partes (asiento, patas y respaldo). Tú tienes que colocar la espalda en el respaldo, el trasero en el asiento y los pies en el suelo, ya que esto te permitirá tener contacto con la tierra, así como un punto de referencia para tu equilibrio y el reparto de cargas.

 

Otros consejos clave para mejorar tu postura corporal 

Aunque sentarse de forma correcta es la acción que debes llevar a cabo para mantener tu postura corporal, también deberías tener en cuenta otras cosas para mejorar tu salud corporal si trabajas desde casa.

La iluminación también es clave, así que evita colocarte de cara o de espalda a una ventana, ya que, de esta forma, evitarás deslumbramientos y reflejos.

Tendrás que evitar también el trabajar desde el sofá o el ordenador, acciones muy comunes en muchas personas que teletrabajan. Si trabajas en estos lugares, tarde o temprano, tendrás que acudir al doctor con dolores de cuelo, espaldas y adormecimiento de manos.

Por último, el tamaño de la silla y la mesa también es otro factor a tener en cuenta. Por ejemplo, si tu mesa es muy alta y la silla baja, tendrás que subir los hombros hasta las orejas, lo que provocará dificultad para girar la cabeza y dolores de hombros y cuello. En el caso contrario, una silla muy alta y una mesa muy baja, hacen que formes un arco con tu espalda y cuello, provocando dolores en tu zona lumbar.

Trabajar desde casa, sentado de forma adecuada, es primordial para que tu salud corporal no se vea resentida y tu productividad disminuya debido a los dolores que puede provocar en tu espalda el no sentarte de forma correcta. Y tú, ¿sueles sentarse de forma correcta mientras trabajas desde casa? ¿Has sufrido alguna vez dolores de espalda por una mala postura mientras teletrabajabas?