¿Cómo debe ser la iluminación en tu espacio de trabajo en casa?

Marzo 24, 2022

La pandemia provocada por la COVID19 ha hecho que el teletrabajo se haya impuesto en numerosos sectores. Es por eso por lo que no es de extrañar que, al principio como medida de contención del virus y más tarde como ventaja para el trabajador, el home office o teletrabajo va ganando, cada vez más adeptos.

 

Eso sí, no es algo sencillo de poner en práctica y son muchas las cosas que deben tener en cuenta los trabajadores que se decanten por esta modalidad de trabajo que tanto triunfa desde hace unos meses.

 

Entre estos aspectos, adaptar el espacio de trabajo en tu hogar puede ser una ardua tarea para ti, ya que son muchas las cosas que deben considerarse, porque no solo hay que buscar una mesa de trabajo y una silla en condiciones, sino que también un factor importante que te evitará fatiga visual y que tu productividad no descienda es la iluminación.

 

Si te encuentras trabajando desde casa, queremos que cuentes con la mejor iluminación posible en tu espacio de trabajo. Puede que no conozcas las claves para que la luz de tu zona de trabajo desde casa sea perfecta y afecte positivamente en tu desempeño laboral. A continuación te ofrecemos algunos tips esenciales para tener la mejor iluminación en tu espacio de trabajo si desempeñas tus tareas laborales desde tu hogar.

 

Lo mejor es la luz natural

 

Esto es algo evidente pero que siempre hay que recordar. Debes colocar tu espacio de trabajo en una estancia que cuente con la mejor luz natural o que, al menos, le llegue la mayor cantidad de esta. Esto reducirá el estrés y aumentará considerablemente tu productividad. Eso sí, debes controlar la cantidad de luz natural que entra en tu espacio de trabajo. Si es demasiada, puedes tener deslumbramientos o reflejos en la pantalla, lo que provocará deslumbramiento visual. La luz natural, por tanto, debe llegarte por uno de los costados y nunca de forma directa.

Tener en cuenta la decoración

Para que la luz se refleje con más facilidad y generar sensación de amplitud en tu espacio de trabajo, a la hora de decorar este, debes decantarte por colores neutros y blancos, fundamentalmente.

Iluminación uniforme

Siempre debes evitar las sombras en tu espacio de trabajo, puesto que esto reducirá considerablemente el cansancio visual. Así que es recomendable que consigas una buena uniformidad gracias a la adecuada ubicación de las luminarias. Emplea lámparas en los techos con ángulos de apertura amplios y evita las luminarias puntuales. También deberías evitar la acumulación de iluminación en ciertas áreas del espacio, dejando oscura el resto de la estancia.

Las lámparas de escritorio son recomendables

Las lámparas de escritorio son el complemento perfecto en cualquier mesa de trabajo. Esto es debido a que se recomienda siempre que exista un punto de luz directo y fijo sobre la superficie en la que trabajas. Este tipo de lámparas se deben colocar entre 40 y 60 cm de alto respecto a la superficie de trabajo y debería ser un punto de luz preferiblemente graduable.

La luz neutra es la mejor

Como sabrás existe la luz fría y la luz cálida. La primera genera una sensación de alerta (algo que incrementa el estrés y la fatiga visual) mientras que la cálida genera descanso, relajación y comodidad. Lo mejor, por tanto, es que te decantes por la temperatura de color neutra, ya que es el tono que estimula las facultades mentales, facilita la concentración y también mejora la productividad.

Importancia de la iluminación indirecta

Cada vez toma más fuerza este tipo de luz y es que su principal beneficio es el dispersar la luz a través de un difusor, lo que genera confort visual, uniformidad al espacio de trabajo y también ofrece sensación de amplitud, lo que te vendrá muy bien si trabajas en un espacio no tan grande como te gustaría.

 

Tecnología LED

El consumo energético es uno de los factores que más preocupa a cualquier persona que trabaja en casa. Es por eso por lo que ahorrar en tu factura de la luz es posible si te decantas por las lámparas LED, ya que consumen eficientemente energía. Se recomiendan bombillas con un consumo de entre 10 y 30 W.

Con estos sencillos consejos de iluminación, seguro que logras que tu espacio de trabajo posea la mejor luz posible para que trabajes con el mejor rendimiento, algo que favorecerá, positivamente, tu productividad. Tan solo tienes que ponerlos en práctica y verás que una vez instaurada la mejor iluminación en tu espacio de trabajo en casa, seguro que logras trabajar mejor y concentrarte mejor en tus tareas, evitando también la fatiga y cansancio visual, que es uno de los grandes males que sufren los trabajadores que desempeñan su trabajo durante horas y horas delante de la pantalla del ordenador.