Taburetes oscilantes: pros y contras

Abril 20, 2022

Los asientos activos están de moda. Ahora sabemos que las sillas tradicionales son absolutamente terribles para el cuerpo y cualquier alternativa que nos dé la oportunidad de realizar esos estiramientos tan necesarios mientras estamos sentados siempre es bienvenida.

En la última década, han aparecido en el mercado numerosas opciones de asientos activos; algunas han tenido un gran éxito y otras no.

Los taburetes oscilantes solo surgieron realmente en los últimos años, pero ya se han vuelto muy populares para los que buscan una alternativa a los asientos tradicionales. Si estás pensando en invertir en un taburete oscilante, es posible que seas un poco aprensivo y sin duda tengas muchas preguntas.

Aquí hay un resumen rápido de todo lo que necesitas saber sobre los taburetes oscilantes, los pros, los contras y todo lo demás.

¿Qué son los taburetes oscilantes?

Flexispot ofrece una serie de opciones de taburetes oscilantes que hacen exactamente lo que su nombre indica. Vienen con una zona para sentarse bien acolchada, pero en vez de cuatro patas como las sillas convencionales y aburridas que hemos tenido durante tanto tiempo, los taburetes oscilantes vienen con una base estable que puede inclinarse y tambalearse en todas las direcciones.

Esto proporciona una base que permanece en su lugar pero que puede balancearse hacia adelante y hacia atrás según te apetezca. Por lo general, las personas se posan en el borde del taburete y luego se inclinan ligeramente hacia adelante, lo que proporciona al cuerpo una postura mucho mejor que en una silla tradicional.

Los pros

Hay muchos aspectos positivos sobre los taburetes oscilantes. Puede que no sean convencionales, pero su efecto en el cuerpo puede ser enorme, especialmente cuando se compara con sillas estacionarias de cuatro patas.

En vez de encorvarte en una silla, usar un taburete oscilante significa que normalmente te sentarás hacia el borde del taburete, lo que a su vez mejora la postura, algo que muchos de nosotros sufrimos mucho. El hecho de que puedas girar en todas las direcciones reduce la tensión en el cuello y la espalda, mientras que la posición en la que te encuentras tiende a ejercitar bien los músculos del core.

La verdadera belleza del taburete oscilante es que te permite girar o mecerte constantemente, lo que significa que tus músculos siempre reciben un ligero estiramiento. Esto significa que cuando llega el final del día y apagas el ordenador para irte a casa, tu cuerpo no tiene el mismo dolor profundo que provoca estar sentado en una silla mala con una mala postura durante 8 horas al día.

La mayoría de las personas reportan una mayor sensación de energía al usar un taburete oscilante, lo que, de nuevo, sin duda se debe al hecho de que sus músculos se usan constantemente en vez de encorvarse en una silla y más energía a menudo conduce a una mejor productividad.

Por último, usar un taburete oscilante se considera una mejor opción para los ojos al no estar constantemente inclinado y entrecerrando los ojos para concentrarte en diferentes cosas.

Los contras   

Aunque puede ser difícil resaltar algunos aspectos negativos reales sobre los taburetes oscilantes, eso no quiere decir que no haya algunos puntos a considerar antes de realizar una compra.

En primer lugar, suele llevar un tiempo acostumbrarse a los taburetes oscilantes, especialmente si has estado usando sillas tradicionales durante años. Su movimiento constante puede no ser del gusto de todos y requiere algo de tiempo para que el cuerpo se ajuste a una postura diferente.

Puede que no sea ideal para quienes sufren de problemas de espalda preexistentes y, de hecho, podría empeorar la situación en vez de mejorarla. Los taburetes oscilantes generalmente se consideran una excelente opción para prevenir problemas de espalda, en vez del remedio después de que hayan llegado.

También puede llevar algo de tiempo acostumbrarse a la falta de respaldo y reposabrazos, pero a menudo esto se debe simplemente a un hábito que se ha arraigado profundamente. Te sorprendería lo rápido que puedes adquirir nuevos (y mejores) hábitos.

Otro punto que la gente a menudo pregunta sobre los taburetes oscilantes es si la base se deslizará debajo de ti, dejándote tirado en el suelo. Mirando una foto de una persona sentada en un taburete que se tambalea, puede parecer que está a punto de caerse, pero el taburete es mucho más estable de lo que piensas.

Las bases de nuestros taburetes oscilantes vienen con un peso de 5 kg, que es más que suficiente para mantener la estabilidad mientras te inclinas en la dirección que desees.

Conclusión

Entendemos que puede ser necesario convencer a muchos para que acepten la idea de los taburetes oscilantes. A primera vista, no parecen precisamente cómodos ni productivos, pero nunca juzgues un libro por su portada.

Al igual que otras formas de asientos activos, los taburetes oscilantes seguramente serán una gran parte de nuestro futuro a medida que continuamos buscando las mejores formas de trabajar ergonómicamente.

Si estás experimentando con estar de pie en el trabajo, pero sientes que necesitas algo para sentarte de vez en cuando, entonces un taburete oscilante podría ser exactamente lo que estás buscando.