¿Sin planes para este verano?: di sí a las ‘workcations’

Julio 28, 2022

Si trabajas en remoto o eres freelancer a tiempo completo, es posible que para ti las vacaciones tradicionales hayan pasado a un segundo plano. Ya no te interesa tanto buscar un hotel de playa para una semana, sino más bien un espacio exótico y diferente desde donde trabajar a distancia este verano. En el artículo de hoy, te hablamos de las workcations, una evolución natural de los espacios de trabajo en un contexto en el que cada vez la flexibilidad de los trabajos es mayor. ¡Conoce todo sobre esta fórmula!

Qué es una ‘workcation’

Una ‘workcation’ es un destino de vacaciones, como puede ser una casa en la playa o un apartamento en un entorno de ensueño, cuyo propósito no es dedicarlo por entero al ocio, sino como base para trabajar. En otras palabras, es un espacio alternativo al que usas habitualmente para trabajar, pero esta vez en un escenario completamente diferente.

Y es que piénsalo bien. Una ‘workcation’ permite continuar con tus obligaciones laborales, pero desde otro lugar, uno que puedes, asimismo, explorar en tu tiempo de ocio y descanso. Puede asemejarse a unas vacaciones, aunque, por supuesto, no dispones de 24 h libres al día.

Son muchas las ventajas que propone esta fórmula. La primera y más obvia, supone descubrir nuevos rincones del mundo, convirtiéndote en un habitante más, pero con la comodidad de trabajar desde un cómodo espacio. En segunda instancia, no interfiere con tus vacaciones reales. Dado que la ‘workcation’ simplemente es una alternativa a tu oficina en casa, la realidad es que tus días de vacaciones seguirán estando ahí para que los utilices cuando creas conveniente.

Cómo saber si lo que necesitas es una ‘workcation’

Las ‘workcations’ están especialmente diseñadas para los entusiastas de los viajes largos. Sin embargo, si sumas los días de vacaciones que te quedan para este año, parece que son insuficientes para viajar al otro lado del mundo. La solución sería apostar por la fórmula de ‘workcation’ para que desplazarte al otro extremo del mundo tenga más sentido. Ahora sí ese viaje largo valdrá la pena, pues podrás estar mucho más que los 10 días que podías dedicarle en un principio. ¿El motivo? Porque continuarás trabajando del mismo modo que si estuvieras en casa.

¿Es el ‘workcation’ apto para todos aquellos que trabajen en remoto? En principio no. El primer requisito que tienes que cumplir es que tu trabajo disponga de condiciones muy flexibles, sobre todo en términos de ubicación, pero también de horarios. Asimismo, si trabajas por cuenta ajena para una empresa, es fundamental que esta te permita optar por esta vía. No en vano, muchas compañías cuentan con cláusulas que impiden a los empleados realizar su trabajo fuera de las fronteras.

Cómo prepararse para una ‘workcation’

Si lo piensas, tomar una ‘workcation’ es irte al apartamento de la playa a trabajar en lugar de quedarte en tu casa de Madrid o Barcelona. Tú eres el que decide el destino, en función de si prefieres una localización diferente o más exótica. Una vez que has concluido que esta fórmula es para ti, que sí te apetece cambiar de escenario de trabajo, lo siguiente es prepararte para dar el salto.

1. Elegir el destino

El destino, como acabamos de señalar, dependerá de tus preferencias. Al no ser vacaciones reales, está claro que los criterios de selección serán un poco diferentes. Como recomendación general, deberías evitar aquellos destinos en los que hay mucho por hacer o demasiado ambiente festivo, si no quieres caer en la tentación. La idea es seleccionar un lugar en el que puedas enfocarte, por lo que puede ser una ciudad en la que vivías antes o bien algún rincón que tampoco te importa tanto no explorar en profundidad.

2. Preguntar a tus jefes

Lamentablemente no todas las compañías admitirán esta modalidad de trabajo por incumplir el contrato y otras cláusulas. Por este motivo, antes de mover ficha, es imprescindible que te cerciores de que es una fórmula factible y compatible con tu trabajo.

3. Comenzar con los preparativos

Poco a poco ese deseo irá tomando forma, así que toca empezar con los preparativos. Es el momento de informar a tu equipo de trabajo acerca de cómo será tu horario a partir de ahora o cuál va a ser la mejor forma de comunicación contigo. Asimismo, deberás valorar si vas a precisar alguna tarde libre más y también si podrás asistir a todas las reuniones semanales programadas. Ni que decir tiene que debes iniciar una búsqueda de alojamiento dotado de conexión WiFi y la infraestructura necesaria para abordar tus obligaciones con éxito.

¡Ya está aquí el verano! Los escenarios de trabajo cada vez más flexibles dan lugar a opciones como esta de la que nos hacemos eco en FlexiSpot.