Silla de asiento activo vs silla de oficina estándar: ¿cuál es la mejor opción?

Mayo 27, 2022

El cuerpo humano no está diseñado para un estilo de vida sedentario. Estar sentado por mucho tiempo puede causar repercusiones negativas en el cuerpo. Pasar largos períodos de tiempo en una silla mal diseñada puede provocar dolor severo en la espalda y el cuello y una postura rígida y poco saludable. Esta postura incorrecta ejerce mucha presión sobre los discos de la columna, provocando muchos problemas a largo plazo.

Las pausas de movimiento pueden ayudar a aliviar algo de esto, pero estar de pie durante demasiado tiempo también puede causar problemas de salud negativos. Estar de pie durante un período prolongado de tiempo puede provocar hinchazón de los pies y problemas vasculares.

Elegir una silla para tu oficina es una decisión importante porque pasas mucho tiempo allí. Existen soluciones para elegir una silla que beneficie tu salud en vez de afectarla negativamente.

Por lo tanto, en este artículo, analizaremos las sillas de asiento activo y las sillas de oficina estándar para ayudarte a decidir cuál es la mejor opción para ti.

Silla de oficina estándar

La silla de oficina tradicional no es una gran opción para elegir para tu oficina. Promueve malas posturas, provocando dolores de espalda y cuello. La mala postura también puede provocar problemas en la columna, lo que puede afectar gravemente tu productividad en el trabajo y tu calidad de vida en general.

Permanecer sedentario puede disminuir la calidad de tu estado de ánimo y, de hecho, está relacionado con la depresión. Tu cuerpo y tu cerebro quieren estar activos y negarles eso afecta negativamente tu estado de ánimo.

En general, un estilo de vida sedentario es malo para la salud, mental y físicamente. Estar sentado por mucho tiempo hace que los órganos entren en un estado de cámara lenta, a excepción del páncreas, que deposita insulina en tu torrente sanguíneo a un ritmo mayor.

Demasiado tiempo sentado lleva a una pérdida de fuerza central, pérdida muscular general y degeneración del disco espinal con el tiempo. Afortunadamente, hay otras opciones de sillas además de la silla de oficina estándar.

Silla de asiento activo

Las sillas de asiento activo permiten a tu cuerpo emular los movimientos que haces al estar de pie y caminar mientras estás sentado. Las personas ajustan naturalmente su postura alrededor de dos o tres veces por minuto mientras están de pie.

Este estilo de asiento basado en el movimiento es muy popular en Europa. Las sillas de asiento activo ayudan a disminuir los efectos negativos para la salud que conlleva un trabajo sedentario porque permiten que tu cuerpo permanezca activo incluso mientras estás sentado.

También puedes obtener todos los beneficios de moverte sin tener que preocuparte por los efectos adversos para la salud de estar de pie durante demasiado tiempo. Las sillas de asiento activo promueven una alineación saludable de la columna a la vez que fomentan la necesidad natural de movimiento del cuerpo. Esto aumenta la circulación y la energía dentro del cuerpo.

Tipos de sillas de asiento activo

Hay muchos tipos diferentes de sillas de asiento activo para elegir. Puedes encontrar el diseño que sea más adecuado para tu oficina y tus necesidades en la página web de FlexiSpot..

Actualmente, las sillas de rodillas son bastante comunes y colocan al cuerpo en una posición sentada que imita ligeramente el arrodillamiento. La silla te permitirá inclinarte ligeramente hacia adelante, y no hay soporte para la espalda, permitiendo que los músculos del core se activen. El ángulo de la rodilla y la cadera proporcionado por una silla de rodillas aumenta la circulación sanguínea del cuerpo.

Las sillas ergonómicas son muy conocidas y también pueden ser extremadamente cómodas. Por lo general, vienen con soporte lumbar ajustable para mantener la columna vertebral sana. Las sillas ergonómicas también suelen tener apoyabrazos y un reposacabezas para proporcionar la estabilidad que tanto necesita todo el cuerpo.

Los taburetes inclinados son una buena opción de asiento activo que te permiten inclinarte hacia tu escritorio de forma segura. Los taburetes ofrecen estabilidad y apoyo mientras trabajan los músculos centrales y mejoran la postura. Sin embargo, debes ser proactivo para obtener beneficios de la silla.

Las bolas de equilibrio son muy comunes y han sido utilizadas durante un tiempo por personas que querían alejarse de la silla de oficina estándar. Promueven una postura erguida y fortalecen el core. Las bolas de equilibrio también mejoran el flujo de circulación.

Los taburetes colgantes te permiten permanecer en una posición a medio camino entre estar sentado y de pie. Esto permite que el cuerpo trabaje los músculos de la cadera, las piernas, el core y la espalda.

Las sillas de montar ofrecen asientos similares a montar a caballo. La mayoría de ellos vienen con altura ajustable. Estas sillas promueven una circulación saludable debido a los ángulos en los que descansan las caderas y las rodillas.

Conclusión

Una silla de oficina estándar no es la mejor opción a la hora de elegir un asiento para tu oficina. La posición sedentaria es mala para la salud y la postura. Aumenta el riesgo de enfermedades cardíacas, diabetes y otros problemas de salud.

Estar de pie durante mucho tiempo también tiene efectos adversos para la salud y debe evitarse. Aunque puedes cambiar entre estar de pie y sentado en una silla de oficina, sentarse en una silla de asiento activo ofrece los mejores resultados.

Los asientos activos son excelentes para tu salud física y mental. Mantiene tu cuerpo en movimiento, involucra varios grupos musculares y te permite mantener los niveles de energía para mantener tu estado de ánimo. Hay muchas sillas de asientos activos diferentes para elegir, por lo que puedes elegir fácilmente la que sea perfecta para ti.