Sal a correr

Julio 26, 2022

¿Te has planteado alguna vez empezar a correr? Apostamos a que sí y, por eso, en el blog de hoy te hablamos sobre este interesante tema y te damos algunos consejos para que puedas incorporar este hábito tan saludable a tu vida. Vamos allá.

Correr es saludable, sí. No hay nadie que se atreva a decir lo contrario. Además, es gratis y más sencillo de lo que a algunos les pueda parecer, de verdad. Para empezar, no necesitas un gran equipamiento. En realidad, las prendas básicas de todo corredor son, en general, asequibles para la mayoría de los bolsillos... así que no te quedan muchas excusas para seguir retrasando el día. Sencillamente, sal a la calle. Da igual que comiences por dedicarle poco tiempo (aunque sean unos minutos) o si el día en que decides dar el paso estás cansado y no tienes el nivel de energía óptimo para dar lanzarte a la aventura. No, tener estrés tampoco es excusa. Ni tener muchas cosas que hacer. Tienes que tener muy presente que tu salud es una prioridad, la salud es el aceite que hace girar la rueda. Así que, si tienes que prescindir de algo, que no sea del ejercicio. Además, paradójicamente, aunque estés estresado y sientas que no tienes tiempo para correr, el correr hace que tu estrés desaparezca. Cuando se trata de correr, te servirá hacerte un horario en el que protejas las sesiones que le vas a dedicar. Si está en tu horario, tienes que cumplir.

Si no sabes cómo empezar a correr, solo empieza despacio. Muchos principiantes creen que cuando empiezan a correr tienen que hacer unos kilómetros mínimos al día y se marcan unos objetivos poco realistas, sin haber experimentado con su cuerpo antes. Para empezar, es mejor hacerlo con un ritmo relajado, y pausando si es necesario, sin forzar. Además, te interesará saber que la postura que toma tu cuerpo al correr es importante. De hecho, algunos especialistas recomiendan correr con la espalda erguida y no dejar que los hombros caigan hacia delante. Tampoco la columna debe ir ni hacia delante, ni hacia atrás. En cuanto a la vista, seguramente te será más cómodo si la centras unos tres metros delante de ti.

No olvides la importancia de un buen calentamiento antes de empezar a correr, tómate tu tiempo al hacerlo, si quieres evitar lesiones potenciales. Calentar no solo sirve para que tu flujo sanguíneo aumente, también hace que tu cuerpo comience a producir encimas que queman la grasa y facilita que el sistema aeróbico funcione mejor. De esta manera, además, se procede a calentar el líquido sinovial (que lubrica nuestras articulaciones) y facilita el movimiento de nuestro cuerpo. Importante, ¿no te parece?. Pero, ¿qué es lo que hay que hacer para calentar correctamente? Es importante que dediques a ello entre 5 y 10 minutos antes de cada sesión. Hay muchos ejercicios diferentes que puedes hacer para calentar como, por ejemplo, caminar un rato a un ritmo relajado y, luego, dar pasos estirando un poco los músculos de las piernas.

Para finalizar el blog de correr básico de hoy y, especialmente, si eres mujer, te queremos dar algunos consejos para tu seguridad personal. En primer lugar, recomendamos que avises a alguien cada vez que vayas a salir a correr y le confirmes tu hora de regreso. Además, durante tu entrenamiento, deberías disponer de alguna forma de poder hacer una llamada si lo necesitaras (puedes usar una bolsillera de brazo en la que introducir tu teléfono, por ejemplo). Unas cuantas monedas también son necesarias por si quieres comprar algo para beber a la vuelta, así no tendrás que ir cargando con una botella mientras vuelves. Otra idea que te puede aportar seguridad es la de cambiar tu recorrido cada vez que corras. Esto, además de hacer tus entrenamientos menos aburridos, te dará la seguridad de saber que nadie puede estar haciendo un seguimiento de los trayectos que haces. Así mismo, si sales a correr por las noches, puedes llevar puesta ropa brillante y hacerte más visible para los vehículos, aunque es mejor no hacerlo en zonas silenciosas y aisladas si ha oscurecido. En cuanto a la música, sabemos que es muy agradable llevar puestos los auriculares e ir escuchando nuestras canciones preferidas, pero tienes que saber que te hacen más vulnerable. En primer lugar, porque no escucharás los que sucede a tu alrededor y, a veces, los sonidos te previenen de algo que sucede segundos después. Si decides usarlos, elige un volumen que no te impida oír los ruidos de la calle por completo.

Hasta aquí nuestros consejos para personas que se quieren iniciar en el mundo del “running”, esperamos que te hayan servido y que ya te sientas listo o lista, al menos, para empecer. Si necesitas más contenido para ampliar sobre este tema, no te preocupes, prometemos más entregas sobre este apasionante mundo del correr.