¿Qué son los seguros y cuáles son obligatorios en España?

Mayo 30, 2022

Un seguro es un contrato firmado entre una compañía y una persona que, a cambio de pagar una determinada cantidad de dinero que se denomina “prima”, puede obtener una compensación, una indemnización o la prestación de un servicio, dependiendo del tipo de seguro, y en relación a cuando suceda una circunstancia concreta. Por tanto, un seguro es un sistema de protección ante un riesgo futuro, tanto de una persona como de su patrimonio, frente a acontecimientos o a hechos negativos que le puedan suceder.

Tanto la cuantía del mismo como el beneficio que se obtiene en caso de que suceda alguna de las situaciones pactadas en el mismo, deben ir bien especificados en las condiciones de la póliza que se firma.

En España existen una serie de seguros que son de contratación obligatoria, no para todos los ciudadanos, pero sí para aquellos que encajen dentro de sus requisitos. Además, existen otro tipo de seguros que, aunque no sean de carácter obligatorio, merece la pena contratarlos por sus prestaciones. 

Vamos a realizar en este artículo un recorrido sobre los principales seguros de España, en qué consisten y quién está obligado a contratarlos.

Seguro de hogar

En España, el seguro de vivienda únicamente es obligatorio mientras se tenga la vivienda hipotecada y se esté abonando al banco el préstamo hipotecario, teniendo, por lo general, libertad para escoger la compañía aseguradora. Este seguro suele tener un precio alto en los primeros años de adquisición de la vivienda, aunque luego, cuando el préstamo es menor y ya se ha abonado parte de la hipoteca, se puede reducir su precio.

Sin embargo, merece la pena y es muy recomendable tenerlo, ya que de lo contrario, en caso de ocurrir un accidente casero o siniestro ajeno a nuestro control, el propietario asumiría todos los costes de reparación de la vivienda, así como de otras viviendas en caso de que hubieran sido afectadas. Por ejemplo, si ocurre un incendio y no tenemos seguro, deberíamos cubrir tanto los daños de nuestra vivienda como de las de los vecinos afectados.

Seguro de decesos

Los seguros de decesos cubren los gastos ocasionados tras el fallecimiento de una persona. Aunque no sea obligatorio, en España son bastante elevados los precios a pagar ante un funeral, un entierro y demás gastos derivados ante el fallecimiento de una persona. Por tanto, estos seguros permiten, de forma fraccionada y normalmente con una cuota reducida, asegurar este futuro gasto que es inevitable, y así evitar pagos y gestiones complicadas a los familiares. 

Mucha gente lo contrata y termina dejando de pagarlo, ya que es un seguro que tienes que abonar siempre. Sin embargo, tal y como decimos, aunque no sea obligatorio, todo el mundo debería tenerlo para cubrir esos gastos y proporcionar seguridad económica para nuestros familiares en esos momentos complicados.

Seguro para vehículos

Este seguro sí que es obligatorio para todos los propietarios de vehículos a motor y es necesario un seguro diferente para cada uno de los vehículos de su propiedad. Su objetivo principal es reparar los daños producidos en un accidente tanto al vehículo asegurado como a terceros implicados, tanto vehículos como personas.

Aunque la cobertura principal de este tipo de seguros es la responsabilidad de los daños causados a terceros, existen otro tipo de coberturas que se pueden pactar libremente, ya que son de carácter complementario, como los daños por incendio, el robo del vehículo, la asistencia en viajes y la sustitución del vehículo asegurado.

El no disponer de este seguro, puede tener graves consecuencias, especialmente si nos vemos implicados en un accidente de tráfico.

Seguro de salud

Un seguro médico privado consiste en acordar con la compañía de seguros el beneficio de asistencia sanitaria en determinados supuestos, a cambio de una prima. Su importe dependerá de los datos del asegurado, especialmente su edad y enfermedades previas, siendo más caro cuántas más posibilidades tengamos de tener que recurrir a la medicina, por ejemplo, por enfermedades crónicas.

Algunas de sus ventajas son contar con un amplio cuadro de diferentes especialistas dentro de la red sanitaria, la rapidez en la atención, el diagnóstico, así como en las listas de espera para un tratamiento u operación y que suelen contar con servicios de gestiones médicas digitales.

Sin embargo, dado que en España existe la Seguridad Social y la asistencia sanitaria gratuita, a pesar de que el tiempo de espera es mayor, no es indispensable tener un seguro de salud privado, sobre todo si no acudes al médico con regularidad.

Seguro de mascotas

El seguro de mascotas solo es obligatorio en caso de perros potencialmente peligrosos, ya que, al ser considerados como razas peligrosas, en España es imprescindible, además de la licencia para estar a su cuidado, disponer de un seguro de responsabilidad civil por daños a terceros por valor de 120.000 euros.

Para el resto de mascotas, se puede contratar si creemos que no vamos a poder hacer frente a los posibles gastos veterinarios que éstas necesiten durante su vida. De todas formas, en algunas pólizas de seguros de hogar, se puede incluir el servicio de aseguramiento para mascotas, evitando así tener que abonar una cuota más.