¿Qué necesitas para teletrabajar desde tu hogar?

Abril 07, 2022

¿Qué es el teletrabajo?

La pandemia derivada de la aparición del virus del Covid-19 ha propiciado una gran transformación en el mundo laboral.

Uno de los grandes cambios, necesario por obligación en el período de confinamiento, pero que se ha implantado y se va a mantener en muchas empresas debido a su éxito, es el teletrabajo.

El trabajo remoto es un modelo laboral que consiste en que el trabajador puede desempeñar sus tareas fuera de la oficina, normalmente desde su hogar, aunque incluso podría trabajar desde una cafetería o cualquier otra parte, siempre que disponga de un dispositivo con conexión a internet.

Trabajar a distancia es posible gracias a la utilización de las tecnologías como sistemas de trabajo y al uso de diferentes comunicaciones, cómo teléfono o correo electrónico, que permiten una comunicación constante y fluida entre jefe y empleado.

Además, este modo de trabajar conlleva una serie de ahorros, como los posibles plus por transporte o desplazamiento, y la posibilidad de reducción de horarios, además de una mayor facilidad para la conciliación con la vida familiar.

Hay empresas que han optado por el teletrabajo total o, por el contrario, por turnos alternos entre días de trabajo presenciales y días de teletrabajo.

Requisitos básicos para teletrabajar

Dependiendo de la empresa en la que trabajes, tendrás unos requisitos diferentes, pero siempre se tiene que cumplir una máxima común: que puedas trabajar  y cumplir con tus obligaciones del mismo modo que lo harías si te encontrarás en la empresa u oficina de forma presencial y que sean tus empleadores los que te faciliten las herramientas y las indicaciones necesarias para ello.

Algunos de los elementos básicos que puedes necesitar para ello son:

Ordenador

Es indispensable contar con un ordenador con un procesador y sistema operativos con la potencia suficiente para poder conectarse vía remoto con tu empresa y trabajar con los programas que habitualmente utilices en tu puesto de trabajo físico. Además, tendrás que tener contratada una buena conexión a internet.

Teléfono

Si en tus tareas laborales se incluye la recepción y envío de llamadas, lo más cómodo es instalar un teléfono centralita en el que se puedan conectar o derivar las llamadas provenientes de la oficina.

Si en tu trabajo no se incluye este cometido, será suficiente contar con cualquier teléfono sencillo en el que recibir llamadas, pudiendo, si se acuerda con la empresa, utilizar el personal.

Otros accesorios informáticos

Si vas a realizar videollamadas o reuniones, necesitarás disponer de algunos accesorios como auriculares, micrófono y cámara web. Todos estos aparatos deben de contar con una calidad mínima que facilite la comunicación de forma clara y nítida.

También es posible que necesites imprimir o escanear documentos, para lo que necesitarás contar con una impresora o escáner. Sin embargo, en algunas empresas optan por realizar este tipo de tareas exclusivamente en la oficina, acudiendo algún día concreto a la semana para ello, evitando así tener que proveer a sus trabajadores de dispositivos de mayor tamaño y precio, como puede ser una impresora multifuncional.

Mobiliario para teletrabajo

En cuanto al mobiliario para trabajar, bastará con tener una mesa donde poder instalar el ordenador, o, preferiblemente, un escritorio con varios cajones en el que además del ordenador tengas los documentos y materiales necesarios para trabajar.

Asimismo, necesitarás una silla confortable para trabajar en buenas condiciones.

Es importante asignar un espacio en nuestro hogar como zona de trabajo y utilizar siempre ese sitio, para mantener el orden y mentalizarnos de que ese lugar está destinado únicamente a trabajar.

¿Qué necesito saber a nivel informático? 

Si teletrabajas desde tu hogar, utilizarás herramientas y métodos de comunicación que ya utilizabas en la oficina, como el correo electrónico y el envío de documentos. Cómo estas herramientas ya formaban con anterioridad parte de tu rutina, no necesitarás formación previa ni tendrás grandes complicaciones.

Sin embargo, es posible que necesites utilizar herramientas adicionales para facilitar la relación laboral y la ejecución correcta de tu trabajo.

Algunos de estos tipos de herramienta pueden ser:

  • Aplicaciones para videoconferencias, como Skype, Zoom o Google Meet.
  • Sistemas de almacenamiento de documentación. Es posible que necesites utilizar alguna carpeta compartida para que tus compañeros de trabajo puedan acceder a algunos de tus archivos. Esto se puede hacer por Dropbox o Google Drive.

Otras herramientas que podrías utilizar son Wetransfer, que sirve para realizar transferencias de archivos de grandes dimensiones o  Canva, si necesitas compartir diseños o presentaciones.

Es importante que la empresa te facilite todos estos servicios mediante sus propios técnicos informáticos, con la instalación de todo aquello que sea necesario en tu equipo para rendir de forma adecuada. Además de contar con su ayuda y asistencia en caso de averías o dificultades. Si es necesario, sería conveniente hacer un pequeño curso o sesión informativa para los trabajadores que no dominen estas aplicaciones o programas.

En definitiva, teletrabajar es una opción viable y que se está expandiendo en la actualidad, pero necesita de disposición por ambas partes para que funcione.