Por qué tener un gato te hará más feliz si teletrabajas

Julio 28, 2022

El teletrabajo ha hecho que pasemos más tiempo en casa. Esto ni es bueno ni es malo necesariamente. Como todo en la vida, tiene sus pros y sus contras. Hay quienes, quizás, no acaben de acostumbrarse a trabajar entre cuatro paredes en soledad, si bien valorarán positivamente el hecho de ahorrar un tiempo precioso en los desplazamientos, por ejemplo. Trabajar desde casa, por otro lado, te permitirá pasar más tiempo con los tuyos, lo que incluye a las mascotas. Es más, si no tienes una, quizás es el momento de plantearte tener un gato en casa.

El próximo 8 de agosto se celebra el Día Internacional del Gato, una efeméride que queremos aprovechar para hablarte de las bondades de tener uno de estos animales por casa. Ser papá o mamá de una mascota se traduce en una enorme satisfacción y felicidad. Son seres a los que es muy fácil coger cariño y no tardarán mucho en convertirse en uno más de la familia. Pero, además, son muchos los beneficios de tener un gato si trabajas en remoto.

Beneficios de trabajar con mascotas en casa

Los gatitos son muy graciosos y curiosos. Ellos nos transmiten amor a su forma y resulta una delicia tenerlos por casa. Tener un gato en casa te va a hacer muy feliz. Te lo podemos decir más alto, pero no más claro. He aquí los principales beneficios de teletrabajar con un gatito en casa.

1. Ayudan a reducir el estrés

Incluso trabajando desde casa, hay jornadas laborales que pueden ser extenuantes. Pero, entonces, aparece de la nada tu gato, te roza la pierna levemente, se sube en la silla para que lo acaricies o realiza alguna gracia que te provoca una sonrisa. Estos instantes de desconexión son vitales para que el trabajo no se haga tan cuesta arriba. Poder acariciarles la cabeza tiene efectos positivos también en nosotros, pues, aunque no seamos conscientes, esta acción nos está ayudando a liberarnos del estrés.

2. Nos hacen más felices

Trabajes en remoto o no, tener un gato o cualquier mascota en casa se traduce en felicidad. ¡Es imposible no quererlos! Seguro que te ha ocurrido que has tenido un mal día, pero, entonces, ves a tu minino contoneándose delante de ti y reclamándote un poco de atención y se te quitan las penas. No en vano, según un estudio de hace algunos años publicado por la revista Science, simplemente mirar a nuestro gato o perro hace que aumenten los niveles de oxitocina, conocida como la hormona del amor.

3. Somos más productivos

¿Un gato nos hace ser más productivos? La respuesta es sí. Y es que cuando estás más relajado, eres más feliz, estás menos estresado, etc., se produce el caldo de cultivo perfecto que incide directamente en nuestra productividad. Al final todo tiene que ver con la calidad del clima laboral y si este es óptimo va a traducirse en un mayor rendimiento sin ninguna duda.

4. Aumentan nuestra autoestima y empatía

Tener gatos alrededor hace que nuestro sentido de responsabilidad se dispare. No en vano, son pequeños seres que dependen de nosotros. Ser dueño de un lindo gatito favorecerá, así, nuestra empatía, pues hará que estemos pendientes de su bienestar. Por último, una mascota eleva nuestra autoestima, dado que consigue hacernos sentir muy bien incluso en los días más duros.

5. Alejan el riesgo de enfermedades

Tener una mascota en casa es sinónimo de vivir más. Cuando tu mente está en paz, te sientes bien y eres feliz, el estrés no tiene cabida en tu día a día y, por tanto, este estilo de vida se traduce en un menor riesgo de sufrir enfermedades. Esto, por supuesto, es algo positivo desde el punto de vista laboral, dado que no tendrás que las bajas por enfermedad serán menos frecuentes y estarás siempre al pie del cañón.

Consejos para compaginar el teletrabajo con el cuidado del gato

Si no tienes todavía gato, es posible que después de leer este artículo estés considerando seriamente adoptar uno. Por si los necesitas, te dejamos algunos consejos para que tu jornada laboral marche a la perfección con un minino alrededor.

1. Mantén la concentración

Los gatos son adorables. Nos quedaríamos mirándolos todo el día, pero lamentablemente hay que trabajar. Trata de no sucumbir a sus encantos, concéntrate en la pantalla y dejará de ronronear.

2. Juega un poco antes de trabajar

Dedica unos minutos de tu tiempo a jugar con tu gatito antes de encender el ordenador. Es importante darle un poco de amor cada día. En tu descanso, agradécele que no te haya molestado demasiado con un pequeño premio.

3. Crea entretenimientos

Para que te deje trabajar, puedes aprovechar las cajas de cartón que no necesitas y esparcirlas por el suelo. Los gatos son muy curiosos, así que estarán muy entretenidos examinándolas detenidamente.