Multitasking: descubre los efectos psicológicos que tiene esta práctica

Julio 29, 2022

En los últimos tiempos, el teletrabajo se ha impuesto y esto ha derivado en lo que se conoce como multitasking. Esta es una práctica que ha sido propiciada por la tecnología y la hiperconectividad en la que vivimos. Aunque, no hay que olvidar que no somos máquinas y que puede que estar pendientes de tantas cosas puede llegar a agobiarnos.

El teletrabajo tiene muchas ventajas y es que ha permitido que la conciliación laboral y familiar sea posible. Aunque esto es algo que favorece el multitasking. Es decir, mientras se está trabajando en casa, se cuida de los hijos o se cuida de los hijos o se realiza alguna tarea del hogar.

Puede ser un arma de doble filo

El multitasking permite hacer muchas tareas al mismo tiempo, lo que hace que se aprovechen más los minutos. Aunque habría que determinar cuál es la calidad real de lo que se está haciendo. Esta práctica puede ser un arma de doble filo, ya que los resultados no son tan satisfactorios como si te centraras al 100%.

Numerosos estudios han determinado que el multitasking incrementa los niveles de estrés. Esto es provocado por el constante cambio de tareas y el hecho de no lograr terminarlas. Es decir, la multitarea provoca saltos entre proyectos y sin que ninguno de ellos sea culminado.

La consecuencia más notoria, por tanto, de la multitarea es que la productividad disminuye. Por ejemplo, si estás trabajando y te llega un correo electrónico, dejando lo que estás haciendo para revisarlo. Esto provocará una falta de concentración en la primera tarea y cuyos resultados podrían llegar a ser peores de los resultados.

Ventajas de la multitarea

Aunque, como hemos dicho, el multitasking puede ser un arma de doble filo, lo cierto es que, para algunas personas, puede ser una forma muy eficaz de trabajar, ya que tiene algunas ventajas, como son las siguientes que te enumeramos:

  • Permite ahorrar tiempo: ser multitasking te permite ser más rápido y eficiente al realizar tu trabajo.
  • Aumentar la productividad: bien ejecutada, la multitarea te permite asumir grandes cantidades de trabajo.
  • Facilita asumir más responsabilidades: esto lo que permitirá es conseguir un mayor eficiencia.
  • Podrás realizar un trabajo de calidad en un entorno caótico: esto es debido a que el multitasking te ayudará a no sucumbir ante constantes distracciones
  • Puede convertirse en una necesidad en situaciones difíciles, como, por ejemplo, cuando inicias un proyecto empresarial o en contextos de crisis.

¿Se puede evitar el multitasking?

Aunque puede parecer imposible, evitar la multitarea es posible si se incorporan nuevos hábitos y siendo conscientes de que es necesario cambiar. Además, al principio puede aparecer frustración cuando percibes la incapacidad para centrarte no solo en una tarea. 

Aunque todo es cuestión de paciencia y perseverancia. Para ello, a la hora de trabajar, puedes utilizar la técnica Pomodoro o la matriz de Eisenhower, dos técnicas con las que tu productividad se verá aumentada.

La técnica Pomodoro tiene el objetivo de concentrarse en una tarea durante 25 minutos y descansar 5 minutos. Después, se empieza de nuevo. Cuando se completan 4 ciclos pomodoros, el descanso puede aumentarse a 15 minutos. Para que funcione, hay que elegir una sola tarea y centrase en ella durante ese período. 

Respecto a la matriz de Eisenhower, consiste en cuatro cuadros, en los que se sitúan las tareas importantes, que se deben diferenciar entre urgentes y no urgentes. La forma de proceder ante cada una de ellas dependerá del cuadro en el que esté. Esta es la clasificación que se debe llevar a cabo:

  1. Importante y urgente: realizar tareas de inmediato.
  2. Importante pero no urgente: programar con plazos que se puedan cumplir.
  3. No importante, pero urgente: intentar delegar las tareas.
  4. No importante y no urgente: eliminar.

Si aplicas estas técnicas podrás gestionar mejor las tareas que vayas realizar, sin tener que aplicar el multitasking. Con ello evitarás ansiedad, estrés y todas las consecuencias que hemos citado anteriormente.

Y tú, ¿eres de los que lleva a cabo la multitarea? ¿Cómo conllevas el tener que convivir con varios proyectos a la vez o intercalando trabajo con conciliación familiar y otras tareas del hogar?