¿Merece la pena tener un escritorio de pie?

Agosto 04, 2022

Afortunadamente, cada vez se tiene más en cuenta la salud de los trabajadores en sus puestos de trabajo, y se estudian diversas formas de optimizar el rendimiento, gracias a la confortabilidad y seguridad laboral.

Ya existen diversos informes y estudios que concluyen que los escritorios de pie contribuyen a mejorar los lugares de trabajo.

Un escritorio de pie es un mueble que se puede disponer en el espacio de trabajo de tal manera que permite trabajar en dicha postura, es decir, estando de pie. 

Una de las principales razones de la popularidad de este tipo de escritorios es que dichas investigaciones también han demostrado que estar sentado durante largos períodos de tiempo perjudica la salud, además de la inactividad que implica la falta de ejercicio y movimiento.

En FlexiSpot puedes encontrar disponibles diferentes escritorios de pie elevables y ajustables en altura.

Para poder valorar la necesidad de tener un escritorio de pie y sí este merece la pena, vamos a analizar sus principales beneficios y cómo puede ayudar a mejorar nuestra salud y nuestro espacio de trabajo.

Sin duda, si hablamos de los beneficios de usar un escritorio de pie, debemos centrarnos en el tema de la salud.

Lo primero que podemos afirmar es que tener un escritorio de pie ayuda a reducir los dolores de espalda y de cuello. 

Cuando pasas sentado largos períodos de tiempo, es fácil que adoptes posturas perjudiciales, como encorvar los hombros, estirar demasiado el cuello o tener los músculos abdominales inactivos.

Al estar sentado, la columna vertebral está en una posición forzada, porque exige más esfuerzo a los músculos de la espalda y del cuello, de ahí que sufras dolores en esa zona corporal.

Además, estar sentado mucho tiempo también perjudica a la circulación sanguínea de las piernas.

En cambio, cuando estás de pie en vez de sentado, la columna se mantiene en una posición más favorecedora y normalizada, por lo que los músculos realizan mucho menos esfuerzo. Así, estar más tiempo de pie tiene como resultado el tener la columna vertebral correctamente alineada y permite un uso óptimo de los músculos de espalda y cuello.

No obstante, a pesar de estos beneficios, también hay que tener en cuenta que permanecer de pie durante largos periodos de tiempo puede ser contraproducente. Así que, si bien es muy beneficioso utilizar un escritorio de pie, se debe comenzar con su uso de una forma gradual, aumentando poco a poco esta posición, y realizando diversos descansos para caminar o estirar las piernas.

Por término medio, los adultos activos ganan una hora diaria de productividad debido a la mejora de la circulación y la fuerza cardiovascular que experimentan gracias a la actividad física regular. Los beneficios generales pueden llegar a ser de hasta 13 horas al día. Los estudios han demostrado que los escritorios de pie pueden mejorar la productividad hasta en 20%. Una de las razones es que la bipedestación aumenta la colaboración entre los compañeros de trabajo, lo que puede hacer que las cosas se hagan más rápido. Esto indica que los escritorios de pie son especialmente eficaces en las oficinas de planta abierta. Otra explicación es que estos escritorios permiten a sus usuarios ser más activos físicamente, lo que aumenta el flujo sanguíneo y los niveles de oxígeno en la sangre.

Otras ventajas de utilizar un escritorio de pie son beneficios para la salud mental, disminución del azúcar en sangre, reducción en el colesterol y una mayor expectativa de vida.

También se indica como un beneficio de los escritorios de pie el que ayuda a perder peso. Sin embargo, esta afirmación no es del todo cierta. En parte es real que, si estás de pie en tu escritorio, realizas un gasto de calorías adicional que si permanecieras sentado.

La realidad, no obstante, es que, aunque sí que es cierto que se gastan más calorías estando de pie que sentado, la diferencia no es tan significativa como para alcanzar un objetivo de pérdida o mantenimiento de peso. Si de verdad tenemos dicho objetivo, tenemos que combinar esta acción con una dieta sana y la práctica regular de ejercicio y actividad física.

Por otro lado, según recientes estudios utilizar escritorios de pie puede aumentar la esperanza de vida, al tener una mejor salud, y ayuda a la prevención de la obesidad.

En definitiva, podemos concluir que sí que merece la pena tener un escritorio de pie, puesto que tiene más beneficios que utilizar un escritorio tradicional.

Cómo hemos dicho, la clave para concluir que este escritorio es mejor, es que pasar demasiadas horas sentado no es recomendable para la salud. Así, los escritorios de pie son una buena alternativa al sedentarismo prolongado y, si bien no son una solución definitiva, sí que son una gran ayuda para mejorar el rendimiento laboral.