Los 5 mejores consejos para mejorar la calidad de tu sueño

Junio 17, 2022

El sueño puede ser, literalmente, un salvavidas. Muchas investigaciones han reiterado su importancia para mantener alejadas muchas enfermedades y reducir el riesgo de muerte prematura. No solo eso, sino que la falta de un sueño de calidad puede provocar descuidos y más accidentes en la vida en general.

Este tema no es particularmente agradable de discutir, pero es crucial y debe abordarse. En su informe más reciente, los CDC informaron que más de uno de cada tres estadounidenses tienen falta de sueño. Si eso no prueba la relevancia de este artículo, ¡entonces nada lo hará!

Profundicemos en los cinco mejores y más prácticos consejos para mejorar la calidad de tu sueño.

Relájate por las tardes

Respirar profundamente y comenzar el "proceso de relajación" antes de irte a la cama puede ser una excelente manera de mejorar la calidad de tu sueño.

Este proceso puede ser sencillo. Una hora antes de irte a dormir, apaga el teléfono, desconecta todos tus dispositivos electrónicos y prepárate para quedarte dormido.

Hay muchas técnicas que puedes seguir para relajarte. A continuación destacamos algunas de las más básicas continuación:

● Meditar: ¿quién iba a decir que inhalar y exhalar unas cuantas veces podría ayudarte a dormir? Bromas aparte, la meditación puede ser una excelente manera de tranquilizar y relajar la mente. Si tienes dificultades para saber por dónde empezar, existen algunas aplicaciones útiles para guiarte a través del proceso. Consulta las aplicaciones Headspace, Calm o Healthy Mind para una introducción sencilla.

● Escucha música relajante: la música clásica funciona mejor, pero elige lo que te guste (siempre que sea relativamente suave y relajante).

●  Date un baño caliente: este punto se explica por sí solo. Usa bombas de baño si te apetece.

Haz ejercicio por las mañanas

Sudar puede ser una excelente manera de mejorar la calidad del sueño.

Ya sea dando un largo paseo cuando sale el sol o haciendo un intenso entrenamiento en el gimnasio durante el almuerzo, hacer ejercicio es una forma comprobada de dormir mejor.

Sin embargo, es esencial recordar no hacer ejercicio más tarde en la noche, cerca de la hora de acostarse. Esta es una forma segura de empeorar la calidad del sueño, ya que el cuerpo se vuelve más alerta y despierto debido al estrés físico.

La combinación de hormonas liberadas, como la adrenalina, te despierta y puede tener el efecto contrario para mejorar la calidad de tu sueño.

Levántate temprano, haz ejercicio: tu cerebro y tu cuerpo te lo agradecerán.

Mejora la calidad de tu cama

¿Cuántos de nosotros damos vueltas y vueltas en la cama, sintiéndonos incómodos con dolor de espalda?

Dormir en una cama de mala calidad que no es adecuada para ti puede llevar a un mal sueño constante. Sigues incómodo y es una situación difícil de arreglar.

Algunos necesitamos un colchón más duro; algunos sufrimos de dolor de espalda al acostarnos, por lo que necesitamos que nuestras cabezas estén ligeramente elevadas. Apilamos almohada sobre almohada en nuestros colchones para aliviar nuestro dolor, pero esto es solo una comodidad temporal.

Si tienes problemas con el dolor de espalda cuando duermes, considera usar una base de cama ajustable para aliviar el dolor. La base de cama ajustable EB01 de FlexiSport es una excelente opción para los que necesitan una elevación adicional.

Esta base de cama premium se puede controlar de forma remota, lo que permite ajustar la parte de la cabeza del colchón hacia arriba y hacia abajo, desde 0 hasta 60 grados bastante notables.

Como una pieza versátil del equipo, esta base de cama de alta calidad puede encajar en las estructuras de cama existentes, puede acomodar preferencias de sueño separadas y tiene una base de acero resistente que puede durar más de 10 años.

Sin duda, es algo a tener en cuenta si tienes dificultades para dormir debido al dolor de espalda o simplemente porque te sientes incómodo en tu cama actual.

Establece una temperatura óptima para el dormitorio

Tener demasiado frío o demasiado calor puede hacer que sea muy difícil dormir profundamente. Todos hemos experimentado despertarnos a mitad de la noche, helados o demasiado calientes.

Asegúrate de establecer la temperatura de tu dormitorio a un nivel adecuado. La temperatura perfecta tiende a ser de alrededor de 22 °C (72 °F); sin embargo, esto puede diferir según las preferencias personales.

Si 22 °C no te funciona, intenta ajustar la temperatura unos grados hacia arriba o hacia abajo para ajustarla a tus preferencias personales. Si tu sueño mejora, quédate con esa temperatura alternativa.

Evita la cafeína

Para todos los amantes del té, el café y los refrescos, puede parecer que aquí hemos cometido un pecado capital, pero que no cunda el pánico.

Siéntete libre de darte ese placer durante la primera mitad del día. Sáltate la cafeína en la segunda mitad.

Limitar el consumo de cafeína, o preferiblemente evitarla, durante aproximadamente seis horas antes de acostarte puede hacer maravillas en tu sueño. La cafeína es un estimulante natural y sus efectos pueden durar un tiempo antes de que desaparezcan lo suficiente.

Incluso si duermes después de tomar cafeína, es poco probable que la calidad de tu sueño sea adecuada, por lo que es mejor evitar la cafeína por completo cuando el reloj marca las 16h (suponiendo que te acuestes a las 22h).

Si puedes evitar la cafeína por completo o no tomarla antes de las 16h, aún mejor.

¡La parte crucial es mantenerlo sostenible y hacer lo que mejor se adapte a ti!

Pensamientos finales

El sueño es un componente crucial de un estilo de vida saludable. Considera los siguientes consejos para mejorar tu sueño y estar más fresco y saludable que nunca.

Evita la cafeína, ve al gimnasio y consigue una base de cama de calidad. Por tu sueño, todo vale la pena.