La inflamación, ladrona de energía

Julio 05, 2022

¿Te has sentido alguna vez inflamado? ¡Estamos seguros de que sí! La inflamación se manifiesta en formas muy distintas y puede tener causas muy variadas también. Desde la comida que consumimos, los productos de higiene que utilizamos en todo nuestro cuerpo hasta los pensamientos que tenemos, todo tiene efectos potenciales en nosotros. Sí, lo has leído bien: lo que pensamos también nos puede inflamar. Además, la inflamación no solo se restringe a un área: se puede dar en las articulaciones, pero también en el sistema digestivo. En el artículo de hoy, te hablamos de este tema que afecta a tantos de nosotros.

Como ya sabes, inflamación no solamente nos hace sentirnos incómodos y poco ágiles, ¡también nos roba energía! Efectivamente, una inflamación es una respuesta de nuestro organismo a algo que se siente como una amenaza a la que se debe hacer frente. Esta puesta en marcha del proceso de inflamación requiere consumo de energía. Por eso, la inflamación también nos hace sentirnos más fatigados. ¿No sería ideal recuperar nuestra vitalidad? Vamos a ver cómo podemos luchar contra este interesante ladrón de energía.

En primer lugar, tienes que saber qué la inflamación puede impactar en el equilibrio de las hormonas o, incluso, en la agudización de un síndrome del intestino irritable. Cada persona tiene que analizar de qué forma le está afectando específicamente, pues todos somos distintos. De todos modos, hay una serie de cambios básicos que puedes hacer que te servirán como punto de partida y que, probablemente, te ayuden a mejorar en algún nivel. Uno de los primeros cambios que se suele recomendar es el de simplificar. ¿Qué significa exactamente simplificar? Simplificar se puede entender en su sentido más amplio: simplificar desde las actividades que realizamos en nuestro día a día  (¡hacemos tantas cosas a la vez y tan rápido hoy en día!), hasta los alimentos que ingerimos. En relación con esto último, se suele recomendar consumir menos productos procesados y utilizar menos ingredientes en cada plato, por ejemplo. Una dieta basada en comida real es un buen punto de partida.

Además de llevar una dieta lo más saludable posible, hay que recordar la importancia de los pensamientos que tenemos. Como hemos comentado más arriba, también afectan a nuestra inflamación. La negatividad, el estrés y los miedos son algo que debemos mantener a raya, no solo porque repercuten en nuestra felicidad, sino porque, según algunos expertos, facilitan la inflamación. Equilibrar nuestras emociones y nuestra mente, requiere de algo de fuerza de voluntad por nuestra parte. En este sentido, también cabe recordar que, muchas veces, nuestros bajos estados de ánimo también se pueden deber a una falta de descanso o de ejercicio, estas dos son también piezas clave en la pirámide de básicos para nuestro bienestar, ¡no lo olvides!

¿Y qué hay de los espacios que habitamos? ¿Nos afectan de alguna manera? Así es,  incluso, algunos de los expertos sobre el tema afirman que vivir en un ambiente sobrecargado con tóxicos o muy desordenado, nos podrían estar afectando. ¿No te parece que nuestra paz mental siempre será más fácil de conseguir en espacios ordenados y libres de tóxicos? A nosotros nos parece muy lógico. Así que, por muy ocupado que te encuentres, este es un tema al que debes dar prioridad.

¿Qué hay de los productos cosméticos? Lo ideal para nuestra piel y organismo es prescindir del maquillaje. De todos modos, no te desesperes, si eres una de esas personas que no pueden pasar sin él, te ayudará informarte para encontrar una línea de productos libre de tóxicos que puedas utilizar y que tenga un menor impacto. El mismo consejo te  sirve para los champús, suavizantes, geles, desodorantes y otros productos de higiene que utilices. Y no olvides tampoco elegir una buena crema de protección solar. Aplica este mismo principio cuando elijas los líquidos que servirán para la limpieza de tu hogar o, mejor aún, puedes crear tus productos de limpieza caseros con ingredientes naturales. En definitiva, prescinde de todo lo que pueda causar toxicidad en cualquier aspecto de tu vida.

Por último, conviene que recuerdes que, dependiendo del nivel de inflamación que haya en tu cuerpo, tu sistema inmunológico responderá de una u otra manera. Tener un sistema inmunológico equilibrado es esencial para convertir de forma eficiente algunas de las enfermedades que más nos amenazan en la actualidad. Vale la pena que dediques un tiempo para reflexionar en sobre cómo mejorar tu vida en este sentido.

Estos  han sido nuestros consejos con  relación a la inflamación de hoy. Esperamos que te haya resultado un contenido interesante e inspirador y que te hayamos animado a seguir investigando para mejorar tu calidad de vida y la de tus seres queridos. Por nuestra parte, seguiremos indagando para ofrecerte más artículos que te ayuden en esa dirección.

¡Gracias por leernos y hasta el próximo blog!