Incluye más ejercicio en tu jornada laboral con estos sencillos consejos

Abril 08, 2022

Los horarios agitados, principalmente debido al trabajo, pueden hacer que sea imposible incluir entrenamientos en tu rutina diaria. Hacer ejercicio de forma regular durante la semana puede ser un desafío cuando surgen compromisos y fechas límite de trabajo.

Sin embargo, no te estás haciendo un favor al descuidar el ejercicio durante los días laborales. A largo plazo, la falta de ejercicio y movimiento puede afectar negativamente tu bienestar mental y físico en general. Por lo tanto, no importa lo lleno que esté tu horario, es imperativo que priorices el estado físico.

Es por eso que hemos elaborado esta guía completa sobre los mejores consejos de acondicionamiento físico que te ayudarán a encontrar formas únicas de hacer ejercicio durante el trabajo.

¿Por qué es importante hacer ejercicio?

Si trabajas ocho horas al día, es probable que pases la mayor parte del tiempo sentado frente a un ordenador. Estar sentado durante períodos prolongados en un trabajo sedentario puede afectar gravemente tu salud general a largo plazo. De hecho, ese estilo de vida se ha relacionado con malos resultados de salud y, a veces, incluso con la aparición temprana de enfermedades y muerte.

Además, aunque vayas al gimnasio algunos días a la semana, necesitas hacer más con un trabajo tan sedentario. En tales casos, es posible que no te muevas lo suficiente para mantenerte saludable. Por lo tanto, priorizar la buena forma física es esencial independientemente de lo ocupado que estés. Al hacer ejercicio de manera efectiva durante la semana, puedes combatir múltiples enfermedades graves y riesgos para la salud.

Sin embargo, lo bueno es que no necesitas descuidar nada en la vida cuando haces ejercicio físico. Se ha demostrado científicamente que en realidad puedes ser más productivo en el trabajo si haces más ejercicio durante la semana. Por lo tanto, es una especie de situación de ganar-ganar.

Si puedes hacer aunque sea media hora de ejercicio al día, puedes ser más productivo en el trabajo, completar tareas y cumplir con los plazos de manera más eficiente. Te hace estar más alerta en el trabajo y mejora tu concentración. Sin mencionar que el ejercicio también puede ayudar a controlar el estrés. Considerándolo todo, el ejercicio en muchos sentidos es esencial para el éxito profesional.

Consejos para incluir más ejercicio en tu jornada laboral

Sin embargo, el problema surge cuando tienes que descubrir cómo incluir el ejercicio en tu apretada agenda. Pero no te preocupes, tenemos los mejores consejos para ayudarte a incorporar el ejercicio en tu rutina diaria, sin importar cuánto tiempo te consuma tu trabajo. Añadir más movimiento a tu rutina diaria no tiene por qué ser tan desafiante o llevar mucho tiempo.

Echa un vistazo a los siguientes consejos de acondicionamiento físico a seguir si te preguntas cómo incluir más ejercicio en tu jornada laboral:

 Conseguir un escritorio de pie

En primer lugar, lo mejor que puedes hacer para incorporar el ejercicio a tu rutina diaria es conseguir un escritorio para trabajar de pie. La investigación científica muestra que los trabajadores con escritorios de pie tienden a disfrutar de una gran cantidad de beneficios. Por ejemplo, son mucho más productivos durante la jornada laboral en comparación con los empleados que usan un escritorio normal.

Además, con un escritorio de pie, tu condición física durante todo el día está en un nivel más alto que la mayoría de las personas. No solo mejora tu salud, sino también tu productividad general, ya que te ayuda a concentrarte y mantenerte alerta.

Si decides comprar un escritorio de pie, definitivamente debes optar por un escritorio de pie de altura ajustable, como el de FlexiSpot. Se puede ajustar para permitir posiciones tanto estando sentado como de pie. Por lo tanto, puedes pasar fácilmente de estar de pie a sentado durante todo el día para disfrutar de los máximos beneficios.

Usa las escaleras

Uno de los mejores consejos de acondicionamiento físico a seguir es incorporar fragmentos de ejercicio a lo largo del día. Esto no es demasiado difícil ni requiere mucho tiempo, y puedes incluir fácilmente ese movimiento. La mejor manera de hacerlo es usar las escaleras en vez del ascensor siempre que sea posible.

Además de esto, también puedes hacer diez minutos de descanso durante el día para subir varios tramos de escaleras. Subir y bajar escaleras corriendo durante unos minutos puede ayudar a bombear la sangre, tonificar la parte inferior de las pantorrillas y quemar calorías.

Salir a caminar durante la hora del almuerzo

Si no puedes salir a caminar antes o después del trabajo, lo mejor que puedes hacer es hacer ejercicio durante la hora del almuerzo. Si tu oficina tiene un gimnasio o hay un gimnasio cerca, entonces sería fácil hacer un entrenamiento rápido y estimulante. Esto puede ayudarte a concentrarte más en el trabajo y rendir mejor después.

Si no tienes estas opciones, la forma más fácil de incorporar el ejercicio es con una caminata rápida. Puede ser en un parque cercano, pero si no lo hay, puedes dar un paseo por tu edificio. Esto no solo mejorará la concentración y la salud, sino que también elevará tu estado de ánimo y reducirá el estrés.

Haz ejercicio en tu escritorio

Supongamos que incluso dar un paseo o usar las escaleras no son opciones que puedas tomar. No es necesario que pierdas la esperanza. En este caso, puedes realizar eficientemente algunos ejercicios en tu escritorio. Apenas te llevará unos minutos.

'Deskercise' ha sido un término popular para hacer ejercicio en el escritorio que muchas personas ya han elegido. Una de las formas de hacerlo es estirándote mientras estás sentado o colocando una banda de resistencia en la silla. Esto puede ayudarte a ejercitar los grupos musculares de tu cuerpo. Puedes realizar estos ejercicios de manera eficiente mientras trabajas en tu escritorio sin molestar a tus compañeros.

Haz descansos activos a lo largo del día

Hacer descansos activos a lo largo del día, ya sea caminando o subiendo tramos de escaleras, puede proporcionar múltiples beneficios. Puede ayudarte a combatir el cansancio, quemar calorías y ayudarte a rendir mejor en el trabajo. Considera tomar estos descansos activos en vez de sentarte en tu escritorio todo el día y responder correos electrónicos.

Configura un temporizador en tu teléfono que suene cada hora más o menos, que es cuando debes levantarte y moverte.

Andar y hablar

A menos que tengas que quedarte sentado mientras realizas reuniones por teléfono o llamadas, considera caminar y hablar. Cuando caminas durante esas llamadas, estás quemando más calorías, y también proporcionar a tus músculos y espalda un ejercicio y estiramiento muy necesarios. Cada paso cuenta, así que considera hacer esto cuando recibas llamadas.

Aparca lejos

Como decíamos, cada paso cuenta. Por lo tanto, da este pequeño paso y aparca lejos de tu edificio de oficinas. Esta caminata extra de unos minutos puede quemar una cantidad considerable de calorías. Al hacer todo esto en conjunto, como una rutina que incluye subir las escaleras, aparcar lejos y hacer descansos activos, todo puede convertirse en una rutina de ejercicios en sí misma.

Todas estas cosas pueden mejorar tu nivel de actividad y hacer que estés más alerta, sin interrumpir tu trabajo de oficina.

Ir en bicicleta al trabajo

Otro consejo útil para hacer ejercicio es hacer que tu viaje diario al trabajo sea un ejercicio. De esta manera, no necesariamente tienes que ir al gimnasio si no tienes tiempo. Cambia tu viaje diario al trabajo y opta por correr, caminar o ir en bicicleta.

Todo esto puede ser un cambio de estilo de vida considerable, pero definitivamente valdrá la pena. No solo mejorará tu bienestar mental y físico, sino que también será rentable y respetuoso con el medio ambiente. Alternativamente, también puedes considerar ir en bicicleta o andando al trabajo algunas veces a la semana y usar el coche el resto de las veces.

Sentarse en una pelota de ejercicio

Mantener una buena postura en el trabajo es un ejercicio en sí mismo. También es algo que rara vez hacemos. Sin embargo, con un ejercicio o una pelota de estabilidad, podemos hacer ejercicio mientras trabajamos. La pelota de ejercicios te ayuda a mantener una buena postura mientras ejercitas los músculos abdominales.

Hacer esto durante unos minutos u horas durante el día puede mejorar tu core, hacerte más activo, mejorar tu flujo sanguíneo y evitar problemas de postura. También puede tener un impacto positivo en tu salud general, estado de ánimo y niveles de estrés.

Caminar rápido al hacer recados

Una forma fácil de moverse más y quemar más calorías es caminar rápido al hacer recados. Si estás haciendo copias o almorzando, camina lo más rápido que puedas. Cuando haces de esto una parte natural de tu rutina, esencialmente lo estás alternando con tu rutina de ejercicios.

Últimas palabras

Como puedes ver a través de estos consejos de acondicionamiento físico, hacer ejercicio durante tu jornada laboral es bastante fácil y directo. Con estos simples consejos, puedes quemar calorías mientras trabajas.

Comienza tu viaje de acondicionamiento físico en el trabajo consiguiendo un escritorio de pie de FlexiSpot hoy. ¡Visita nuestro sitio web para más información!