Formas de combatir las alergias de verano

Julio 06, 2022

El verano por fin ha llegado. El regreso del buen clima y la vida silvestre debería ser una bendición, pero para las personas con alergia, a menudo puede parecer más una maldición que otra cosa. Mientras todos los demás disfrutan de la temporada soleada y salen al aire libre, luchar contra las alergias puede llevarte a no salir tanto como te gustaría. Pero no hay necesidad de sufrir. Además de los ciclos regulares de antihistamínicos que se recetan a la mayoría de las personas alérgicas, hay una serie de medidas no médicas que puedes tomar para mejorar tu estado.

No te permitas sufrir durante los mejores meses. Sigue los siguientes pasos para minimizar los efectos molestos de la alergia en verano.

1. Identifica tus factores desencadenantes 

Aunque los principales factores que contribuyen a las alergias estacionales siguen siendo aproximadamente los mismos para la mayoría de las personas, los desencadenantes individuales varían de una persona a otra. Tal vez puedas identificar por ti mismo ciertos desencadenantes, como tipos particulares de hierbas o flores, pero puede valer la pena ir a un médico y hacerte una prueba profesional de alérgenos. Conocer tus desencadenantes personales te permite hacer planes y organizar tu situación de vida para minimizar específicamente tu exposición a las principales causas de tus reacciones alérgicas.

2. Mantén puertas y ventanas cerradas

Los desencadenantes de alergias tienen una habilidad desagradable para meterse dentro de tu casa. Reduce el riesgo de traer desencadenantes a la casa manteniendo las puertas y ventanas cerradas siempre que puedas. Especialmente si hay brisa, una ventana abierta puede significar que una sola ráfaga de viento podría dejar tu hogar lleno de esos molestos irritantes. Asegúrate de vigilar la cantidad de polen día a día, ya que esto hará que mantener las puertas y ventanas cerradas sea especialmente importante.

3. Evita las siguientes plantas

No todas las plantas son igualmente responsables de la irritación que sufren las personas alérgicas. Hay algunas plantas que tienen muchas más probabilidades de ser la causa de tus problemas que otras. Aprender a identificar los desencadenantes más comunes te ayudará a mantenerte alejado la próxima vez que estés en un parque o busques hacer algo de jardinería. Estas son las plantas con las que debes tener más cuidado:

Flores:

● manzanilla

● crisantemo

● margaritas

● girasoles

● dalias

● ambrosía

Árboles:

● fresno

● haya

● cedro

● olmo

● sicómoro

● sauce

● álamo

● nogal americano

Hierbas:

● grama

● junio

● redtop

● centeno perenne

● huerta

Malas hierbas:

● ambrosía

● cardo ruso

● artemisa

● mala hierba

● plátano inglés

4. Invierte en un filtro de aire

Un filtro de aire es una excelente solución práctica para eliminar los contaminantes de tu hogar, ya que solo sirven para agravar la potencia del polen de verano y los irritantes en el aire.

5. Lava regularmente el cabello y la ropa

Irritantes como el polen pueden adherirse fácilmente a la ropa y el cabello. Asegúrate de ducharte regularmente y lavar la ropa con la mayor frecuencia posible para minimizar las posibilidades de exposición a tus desencadenantes. Asegúrate de limpiar regularmente los textiles del hogar, como alfombras, mantas y cortinas, ya que el polen oculto se acumula y crea un polvo que puede desencadenar alergias.

6. Reduce la humedad en el interior del hogar

La humedad en el interior aumenta considerablemente las posibilidades de que los irritantes desencadenen una reacción incómoda. Los investigadores de alergias sugieren usar un deshumidificador para mantener la humedad interior entre un 30% y un 50% para evitar que el polen se desplace por la habitación y provoque una reacción desagradable.

7. Consigue unas gotas para los ojos y aerosol nasal

Si sufres los síntomas típicos de las alergias de verano, que generalmente incluyen secreción nasal, molestias nasales, congestión, dolores de cabeza y ojos doloridos, hinchados o secos, tu farmacia local puede ofrecerte un alivio fácil y efectivo de venta sin receta. Los aerosoles nasales que eliminan la congestión ayudan a aliviar la secreción nasal y la congestión, mientras que las gotas para los ojos diseñadas específicamente para las personas alérgicas son una solución para aliviar la sequedad y la picazón en los ojos.

8. Esfuérzate por reducir el contacto con los ojos

Si pasas tiempo al aire libre, es más que probable que termines entrando en contacto con el mismo polen que te causa molestias y desencadena reacciones alérgicas. Asegúrate de lavarte las manos regularmente y ten mucho cuidado de no tocarte la cara, especialmente los ojos. El polen puede transferirse con demasiada facilidad de las manos a los ojos y causar molestias adicionales que podrían haberse evitado fácilmente.

9. Seca tu ropa en el interior

Si secas tu ropa al aire libre, es probable que entre en contacto con contaminantes en el aire, lo que causará irritación cuando la metas en casa. Evita esta exposición adicional y seca la ropa en un tendedero en el interior.

10. Mantente fresco

Si aún así sufres los efectos de las alergias veraniegas, puedes aliviar la incomodidad colocándote una toalla fría sobre la cara. 10 minutos deberían ser suficientes para aliviar los dolores de cabeza y la congestión, y reducir la picazón en los ojos y los senos paranasales.

Aunque ciertamente son muy molestas, las alergias de verano no tienen por qué impedirte disfrutar de un verano al aire libre. Solo tienes que conocer los desencadenantes específicos que tienes y practicar estas estrategias para aliviar los síntomas y te sentirás mucho más cómodo bajo el sol del verano.