¿Eres un ‘job jumper’?: cambiar de trabajo no siempre es por un mejor salario

Junio 13, 2022

Es posible que no hayas escuchado antes el concepto de job jumper. Este término anglosajón puede traducirse en español como “saltador de trabajo”, por lo que te estarás imaginando a qué se refiere esta expresión. Los job jumpers son aquellos que cambian mucho de trabajo, incluso más de lo que está considerado normal. Por supuesto, su motivación es encontrar mejores condiciones de empleo. En esta ocasión, vamos a profundizar en esta figura y veremos cuáles son las principales razones que podrían mover a un empleado a saltar de trabajo en trabajo.

En el siglo XXI, hay mucha más consciencia y menos conformismo en el ámbito laboral. Las personas buscamos cada vez más mejores condiciones, sabiendo que siempre es posible mejorar. Además, en una época marcada por el teletrabajo, son muchos los que no quieren renunciar a la comodidad que ofrece su hogar y, en su lugar, volver a la oficina. Por eso, los cambios constantes de trabajo están a la orden del día.

Al hilo de esto, aparece un interesante concepto, el de job jumper, que ya hemos introducido brevemente al inicio de este artículo.

Qué es un ‘job jumper’: definición y motivaciones

Los job jumpers son aquellos trabajadores que saltan continuamente de empleo en empleo en busca de unas condiciones laborales que les favorezcan más. Son profesionales en constante búsqueda de trabajo y siempre se mantienen alerta para identificar potenciales ofertas en las que encajen como candidato.

Atrás se quedaron aquellos tiempos en los que las personas permanecían 20 o 30 años en un mismo puesto de trabajo hasta jubilarse. Hoy en día, las inquietudes son otras y es normal que los candidatos estén frecuentemente buscando mejorar sus vidas. Mantenerse en el mismo empleo durante tanto tiempo es incompatible con la filosofía de las nuevas generaciones. Estas demandan más flexibilidad y una mayor conciliación laboral y familiar que sobre todo pueden ofrecer los trabajos en remoto.

¿Estás siempre al acecho de nuevas ofertas de trabajo y, de hecho, has cambiado en los últimos años varias veces de empleo? Entonces, efectivamente, eres un job jumper.

En cuanto a las motivaciones, cada profesional tiene las suyas. Contrariamente a lo que se suele pensar, no siempre el dinero está detrás de todo cambio de trabajo. Está claro que influye, pero lo habitual es que los trabajadores hagan un balance con todos los beneficios que van a obtener con el nuevo cambio. ¿Cuáles son las principales motivaciones que mueven a un cambio de empleo?

1. Ganar experiencia

 

Muchas veces sucede que estamos cómodos en un puesto de trabajo, pero no estamos aprendiendo cosas nuevas y nos sentimos estancados. Puedes acomodarte en él y que pasen los años o puedes aspirar a otro trabajo en el que ganes experiencia y adquieras nuevas habilidades. La clave está en avanzar y estar en permanente movimiento, no en quedarse parado.

2. Subir de nivel

Especialmente al principio de la carrera profesional puede ser complicado encontrar un puesto que se adecue con exactitud a nuestro perfil. ¿Esto qué quiere decir? Que si asumes tareas y responsabilidades que están por debajo de tus capacidades podrías acabar aburriéndote. Una vez que encuentres un puesto más adecuado a tu formación, es normal que dejes el empleo anterior.

3. Mejor salario

Cómo no, debemos referirnos también a otra de las motivaciones de los job jumpers y es ganar en condiciones salariales. Mentiríamos si dijéramos que el dinero no es importante al cambiar de trabajo. Lo es, pero no es lo único.

4. Mejores condiciones laborales

Son muchos los trabajadores que, con la llegada de la pandemia, comenzaron a trabajar en remoto. Aunque al principio les costó, acabaron acostumbrándose. Sin embargo, para ciertas empresas esta situación ha sido temporal y, en cuanto han acabado las restricciones, han vuelto al trabajo presencial de antes. A muchos empleados esto no les ha sentado demasiado bien, de ahí que su motivación sea encontrar un trabajo en remoto que brinde flexibilidad.

El perfil de ‘job jumper’

¿Cuál es el perfil del job jumper? Aunque cualquiera puede ser un “saltador de trabajo”, la realidad es que es una tendencia que está más ligada a ciertos perfiles profesionales. Por ejemplo, es más habitual encontrar job jumpers en el ámbito de las nuevas tecnologías y también en las startups. No en vano, parece que son sectores más proclives a los cambios.

Los job jumpers suelen ser profesionales con poco apego a sus puestos de empleo, pero además es común que estén altamente cualificados, de ahí esa facilidad para saltar de un puesto a otro.

Desde FlexiSpot te brindamos las mejores soluciones de mobiliario de oficina y también los consejos más prácticos para llevar un estilo de vida saludable.