En búsqueda de la inspiración

Junio 06, 2022

¿Qué puedes hacer cuando estás bloqueado y falto de ideas? Si eres una de esas personas que viven de su creatividad o de solucionar problemas, seguro que has pasado alguna vez por un estado de “mente en blanco”. Hoy, te damos tres consejos que te pueden ayudar a encontrar la inspiración.

Nuestro primer consejo es que utilices la estimulación sensorial. En este sentido, te irá bien darle “trabajo” a tu vista. La estimulación visual puede activar ideas muy interesantes en tu mente. Puedes hacer, en este sentido, cosas tan distintas como mirar una película, un show o, simplemente, ponerte a caminar y dejarte llevar por los paisajes del campo, la playa o la ciudad. No hay límites. También te puede funcionar utilizar el oído, a través de la música puedes conseguir producir interesantes reacciones dentro de ti.

En segundo lugar, si eres una persona con un empleo creativo, te irá bien un “moodboard”. Nuestro consejo, para salir de un atasco mental en tu trabajo, es que te crees uno. ¿Qué es moodboard en diseño? Bueno, se trata de un collage físico o digital hecho a partir de imágenes, materiales, paletas de colores, texto y otros elementos que asociamos al tema sobre el que queremos trabajar... sobre el que estamos atascados. Por ejemplo, el tema sobre el que te tienes que inspirar podría tener que ver con los vehículos, los viajes o las artes marciales. Los moodboards se pueden utilizar para crear diseños de marca, diseños de productos o páginas web, y cualquier otro tipo de diseño. ¿Quién usa un moodboard? La verdad es que lo usan una gran variedad de profesionales, incluyendo diseñadores gráficos, decoradores de interior, diseñadores de moda, fotógrafos e, incluso, planificadores de eventos. Básicamente, cualquiera que está desarrollando un objeto o ambiente que necesita tener un look particular comienza normalmente utilizando esta técnica para empezar a decidir elementos y colores de diseño.

Lo siguiente que hay que plantearse es: ¿conviene más un moodboard físico o uno digital? Los primeros son la opción tradicional. Normalmente, se selecciona un soporte, como un tablón. Después se recortan las imágenes que se colocarán en él, en la disposición que se prefiera (pueden estar solapadas). Además, se puede utilizar un spray adherente si se quiere un resultado más fino. Si no dispones de estos recursos, siempre podrás utilizar el clásico corcho con chinchetas, hoy en día es muy fácil encontrarlos. En cuento a los moodboards digitales, estos son una solución más contemporánea. Te permiten incoporar imágenes que has hecho o que has encontrado en internet fácilmente. ¿Cómo hacer moodboard online? Hoy en día, además, encontrarás plataformas digitales que te crean automáticamente el moodboard.  Una de las más comunes es Pinterest. Esta plataforma social te permite unir sencillamente todas las imágenes que desees en un collage. Es una opción interesante si, además, quieres descubrir nuevas imágenes ya que lo puedes utilizar también para realizar tu búsqueda. Tiene la ventaja de que, al ser muy conocido, te permite colaborar con otras personas online, si es que lo necesitaras. Otra plataforma que te puede ayudar es Canva. Puedes hacer un moodboard con Canva, esta plataforma te proporciona herramientas de diseño gráfico que son una alternativa a la cara industria del diseño digital. El resultado luce bastante profesional y podrás presentarlo a otros compañeros de trabajo o a tus jefes. No está mal, ¿no crees?

 

Te hemos hablado de la estimulación sensorial y del moodboard, pero no podemos terminar este artículo sin darte el consejo más obvio, pero también más fundamental: no le temas al papel o al documento de texto en blanco. No te quedes paralizado y haz lo que sea en él. Escribe lo que sea dibuja lo que sea, garabatea o añade imágenes. Lo más importante es que no te permitas quedarte paralizado.  Simplemente, acaba con el terrorífico papel en blanco. Por muy soso, estúpido o feo que sea lo que hagas en él es el primer paso que te hará engrasar la rueda de la creatividad. Te darás cuenta de que, como no te gusta lo que has hecho, lo irás corrigiendo y, poco a poco, todo ira tomando la dirección correcta. Los errores o sinsentidos iniciales se habrán esfumado. ¡No tengas miedo a la imperfección! De lo imperfecto, muchas veces, llegamos a lo perfecto.

Esperamos que te hayan servido estos pequeños y sencillos consejos y que le pongas inspiración a tu vida. Y ¿quién sabe? Tal vez, también los puedas utilizar para diseñar los espacios de tu hogar o de tu oficina. En ese, sentido... no es una mala idea echarle un vistazo a la web de Flexispot. Te estimulará visualmente y seguro que encontrarás alguna imagen que puedas utilizar en tu próximo collage creativo. En Flexispot, sin duda, te podemos ayudar proporcionándote objetos ergonómicos que te harán la vida más fácil. ¿Qué te parece la idea?

¡Nos vemos en el próximo blog con más ideas!