¿Cuáles son algunos de los signos de un equilibrio deficiente entre el trabajo y la vida?

Junio 22, 2022

Encontrar un equilibrio saludable entre el trabajo y la vida puede resultar un desafío, pero si no lo hacemos bien, los efectos pueden ser de gran alcance. Problemas de salud mental, problemas con la vida familiar y las relaciones y un mayor riesgo de accidente cerebrovascular y enfermedad cardíaca. Estas son solo algunas de las consecuencias de no conseguir el equilibrio adecuado. Con tanto en juego, debemos priorizar el equilibrio entre nuestros horarios de trabajo y de vida. En este artículo, exploramos los signos y efectos de un equilibrio deficiente entre el trabajo y la vida personal y consideramos cómo lograr un equilibrio saludable.

Señales de un equilibrio poco saludable entre el trabajo y la vida personal

Si notas alguno de estos signos, considéralo como una advertencia para controlar tu equilibrio entre el trabajo y la vida personal:

● Siempre te sientes cansado

El estrés laboral puede hacernos sentir cansados y agotados. Los síntomas relacionados con el estrés pueden incluir dolores de cabeza crónicos por tensión, fatiga muscular, mal humor, confusión mental, mala memoria, cansancio y falta de motivación. Asegúrate de dormir alrededor de 8 horas para mantener la mente y el cuerpo frescos después de un largo día en la oficina.

● Tu nivel de condición fisica disminuye

Si no reservas tiempo para ir al gimnasio o hacer ejercicio en casa, tu estado físico y tu salud física se verán afectados. Es posible que hayas comenzado a aumentar de peso o que te sientas un poco sin aliento al subir las escaleras. Así es cómo tu cuerpo te dice que programes algo de ejercicio en tu rutina diaria.

● Siempre trabajas hasta tarde

Ser el último en salir de la oficina todos los días es un mal hábito. Planifica tu día de manera efectiva para asegurarte de completar las tareas diarias asignadas, pero cuando hayas terminado, ¡vete a casa! No te sientas tentado a quedarte media hora más para ponerte al día con los correos electrónicos, ¡seguirán allí por la mañana!

● Te llevas el trabajo a casa

Del mismo modo, no te sientas tentado a abrir tu portátil en cuanto llegues a casa. Mantén tu vida hogareña distinta y separada de tu vida laboral. Esto puede resultar más difícil para los que trabajamos de forma remota, pero trata de trabajar solo en el área de oficina designada; no permitas que se extienda a las zonas familiares.

● Tus relaciones se están resintiendo

Pasar menos tiempo con tu familia y amigos pondrá a prueba tus relaciones. El tiempo de calidad con tus seres queridos siempre debe seguir siendo una prioridad y ayudará a mejorar tu estado de ánimo y motivación.

● No tienes tiempo para actividades sociales

¿Últimamente dices "no" muy a menudo? No, no puedes ir al cine. No, no puedes llegar al pub. Saca tiempo para pasarlo con tus amigos, haciendo actividades sociales que disfrutes cada semana.

● El trabajo siempre está en tu mente

Aunque el trabajo es importante, no debe consumir todos tus pensamientos. Cuando pases tiempo con tus seres queridos, debes concentrarte completamente en el momento.

● Nunca te coges vacaciones

Las vacaciones están ahí por una razón: darte tiempo para descansar y recuperarte. Si no lo estás utilizando, estás perdiendo un tiempo precioso para crear recuerdos con tu familia y amigos.

Efectos de un equilibrio deficiente entre el trabajo y la vida

Efectos en la salud física

Las largas horas de trabajo se han asociado con un mayor riesgo de enfermedad de las arterias coronarias, síntomas relacionados con el estrés, accidente cerebrovascular, debilitamiento del sistema inmunológico y exacerbación de las condiciones existentes. La investigación sugiere que esta asociación puede ser ligeramente mayor entre las mujeres que entre los hombres.

Efectos en la salud mental

Un mal equilibrio entre el trabajo y la vida también puede tener un efecto significativo en nuestro bienestar mental, lo que lleva a síntomas de ansiedad y depresión. Algunos trabajadores pueden incluso experimentar agotamiento físico y mental como resultado del agotamiento laboral. Las largas horas también pueden empeorar los síntomas de problemas de salud mental existentes.

Efectos sociales y de relaciones

A pesar de tus mejores intenciones, si pasas demasiado tiempo en la oficina, tus seres queridos se sentirán abandonados. Esto puede tener un efecto negativo en tus relaciones más importantes. Después de todo, no querrás que tu familia sienta que tu trabajo es más importante que ellos, ¿verdad?

Pensamientos finales: recuperar el control

Designa límites claros entre la vida de la oficina y la vida del hogar. No caigas en la tentación de revisar los correos electrónicos del trabajo por la noche; déjales en claro a tus compañeros que responderás a cualquier mensaje por la mañana. Usa tu tiempo de viaje para relajarte y desconectar y no atiendas ninguna llamada de trabajo durante ese tiempo. Podrías intentar leer un libro si estás en el autobús o el tren o escuchar un podcast relajante si estás conduciendo a casa.

Si estás trabajando de forma remota, crea un espacio que sea específicamente para el trabajo. Mantén tu trabajo alejado de la familia y las zonas de vivienda. Asegúrate de que tu familia sepa cuándo no deben  molestarte, para que puedas concentrarte en hacer tu trabajo a tiempo. Luego, cuando termines, puedes dedicarles el 100% de tu atención.